El Congreso aprueba la ley del 'solo sí es sí', que exige el consentimiento

La nueva norma, que fusiona el abuso y la agresión sexual, avanza ahora hacia el Senado con el único voto en contra de PP y Vox
Irene Montero se abraza a Ione Belarra. EUROPA PRESS
photo_camera Irene Montero se abraza a Ione Belarra. EUROPA PRESS

La ley del solo sí es sí avanza hacia el Senado después de que este jueves la mayoría del Pleno del Congreso apoyara la norma, que, en palabras de la ministra de Igualdad, Irene Montero, será de los derechos más importantes "que podamos dejar a nuestras hijas". En el debate parlamentario la mayor parte de los grupos lo defendieron —PP y Vox expresaron su rechazo— aunque también quisieron manifestar que no comparten algunas de las medidas recogidas en el texto final y echan en falta otras no incorporadas.

MEDIDAS. La ley mantiene la modificación del Código Penal para eliminar la distinción entre abuso y agresión sexual, hace del consentimiento expreso la clave para juzgar los delitos sexuales y garantiza una atención integral a las víctimas.

Además, con las enmiendas incorporadas considera ilícita la publicidad que contribuya a promover la prostitución, y reconoce el derecho a la residencia y al trabajo a las víctimas de violencia sexual en situación irregular.

También el derecho a recibir ayudas a las madres de los menores asesinados por sus parejas o exparejas, como víctimas de la violencia vicaria, y blindad la financiación de las medidas incluidas en el Pacto de Estado contra la violencia de género, al establecerse que el Gobierno deberá aprobar las partidas presupuestarias necesarias.

En esta jornada, tras una larga votación de decenas de enmiendas, solo se aprobaron cuatro en el pleno, la principal, consensuada por el PSOE, Podemos, ERC y Bildu para que los menores que cometan delitos sexuales tengan la obligación de realizar programas formativos sobre educación sexual y de igualdad de género.

"Hoy es un día muy importante para las mujeres de nuestro país; el solo sí es sí, el hermana yo sí te creo por fin se convierten en una ley; la libertad sexual, por fin, va a ser un derecho en nuestro país, y vamos a cambiar la violencia por la libertad y el miedo por el deseo", sentenció Irene Montero.

La ministra advirtió que la libertad sexual de las mujeres será una realidad a pesar del "ruido reaccionario" de la extrema derecha, de los agresores y de la "justicia patriarcal": "Hacen mucho ruido, pero les demostramos que las feministas somos más".

Agradeció a los grupos el apoyo y que hayan tenido un debate "honesto y riguroso", pero lamentó que el PSOE en su intervención de este jueves a través de la diputada Laura Berja "no haya reflejado el enorme trabajo" realizado para sacar adelante la norma.