El Congreso pide subir el gasto militar un 2% antes de 2030 con el rechazo de Podemos

Sale adelante una moción del PP de la que se han desmarcado los grupos a la izquierda del PSOE 
Pedro Sánchez, durante la segunda jornada de la cumbre de la Otan. JJ. GUILLÉN
photo_camera Pedro Sánchez, durante la segunda jornada de la cumbre de la Otan. JJ. GUILLÉN

El Congreso de los Diputados ha instado a incrementar la inversión en defensa a un 2% del PIB antes del 2030 a través de una moción del Partido Popular de la que se han desmarcado los grupos a la izquierda del PSOE, incluido su socio de coalición, Unidas Podemos, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón. 

La votación de esta moción del PP, que entre sus 15 puntos, votados por separado, incluye esta propuesta, ha mostrado la suma parlamentaria, compuesta por PP, PSOE, Ciudadanos, Coalición Canaria, Foro y Teruel Existen, que sí han apoyado la petición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para incrementar el gasto militar. Al resultado hay que añadir las abstenciones de Vox, el PdeCat y el PRC. 

En cambio, Unidas Podemos y otros socios parlamentarios del Ejecutivo, como ERC, EH Bildu, Más País y Compromís, han votado en contra de este punto de la moción, que no es vinculante, al igual que JxCat. 

Tras la votación, fuentes del PP han subrayado que el partido de Alberto Núñez Feijóo ha mostrado su sentido de Estado, que, recalcan, no está en cuestión.

La moción del PP, que abarca el apoyo a la cumbre de la Otan, reconocer el papel del presidente ucraniano Volodomir Zelenski o impulsar la defensa común de la Unión Europea ha mostrado la sintonía entre el PSOE y el Partido Popular en materia de seguridad nacional y política exterior.

La petición de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reclamado una reflexión a las formaciones políticas para que aparquen "cuestiones ideológicas" y respalden el compromiso que en materia de gasto de defensa ha contraído en la cumbre de la Otan que se ha celebrado en Madrid: llegar al 2% del PIB en 2029.

Sánchez, en una comparecencia ante los medios al término de esa cumbre, ha mostrado su satisfacción al considerar que en ella se han cumplido todos los objetivos de España, país que ha dicho que ha fortalecido su imagen de seriedad, solvencia y compromiso con los aliados y "ha reforzado su posición en el escenario internacional".

La cita de los jefes de Estado y de Gobierno de la Otan ha permitido aprobar el nuevo Concepto Estratégico, que fija las líneas de actuación de la Alianza en los diez próximos años.

Los acuerdos a los que se ha llegado comportan un aumento del gasto militar, y Sánchez ha trasladado al resto de líderes que España va a caminar en la dirección de conseguir el objetivo de un gasto en defensa correspondiente al 2% del PIB.

Esa era la meta que la cumbre de la Otan de Gales de 2014 había fijado lograr en 2024, pero España está aún lejos de ese porcentaje ya que, según los datos de la Alianza, destina en la actualidad a ese cometido el 1,01 %.

Sánchez ya había avanzado la intención de ir aumentando ese gasto aunque no fuera posible cumplir la fecha de 2024, y este jueves ha fijado la meta del 2% del PIB para 2029, que ha precisado que no es un compromiso sólo con la Otan, sino también con la Unión Europea.

Destructores en Rota

El jefe del Gobierno se ha referido también a la intención que le trasladó el pasado martes el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de aumentar de cuatro a seis los destructores de su país en la base naval de Rota (Cádiz).

Al preguntarle cuándo lo abordará el Consejo de Ministros y si espera contar para ello con el apoyo de sus socios de Unidas Podemos, ha respondido escuetamente: "Pronto" y "sí".