viernes. 15.01.2021 |
El tiempo
viernes. 15.01.2021
El tiempo

Cuidado con cerraduras, lunas y limpias ante las heladas en los vehículos

Automóviles congelados por una helada. RAFA FARIÑA
Automóviles congelados por una helada. RAFA FARIÑA
Una vez que accedemos al interior, es fundamental, antes de iniciar la marcha, mantener el coche arrancado durante unos minutos

La abundante nieve que todavía queda del temporal Filomena y las fuertes heladas que está dejando a su paso impiden todavía a muchos conductores "recuperar" sus vehículos, los cuales pueden presentar una serie de problemas que hay que tener en cuenta antes de arrancarlos.

Según la cadena de talleres de mantenimiento Euromaster (con más de 300 instalaciones en España), hay que prestar especial atención a las cerraduras.

En algunos casos, los mandos a distancia no podrán desbloquear las puertas, por lo que será necesario hacerlo a través de la cerradura.

Si está congelada, la recomendación de los expertos es echarle alcohol. También hay que comprobar que la puerta no esté "pegada".

Ver más: Alerta amarilla en el interior de Pontevedra por el frío

Una vez que accedemos al interior, es fundamental, antes de iniciar la marcha, mantener el coche arrancado durante unos minutos, en los que aprovecharemos para colocar la calefacción al máximo con el efecto antivaho para recuperar la visibilidad delantera.

También se puede rociar la luna con un poco de alcohol para facilitar el desempañado, pero nunca agua caliente que podría provocar la rotura del cristal por el fuerte contraste de temperatura.

Ese chorro de alcohol también posibilitará que despeguemos los limpiacristales de la luna congelada. Si los activamos antes de que el cristal este limpio los podemos estropear, lo que también puede suceder si no hemos retirado la nieve o escarcha que puede quedar entre el cristal y el capó y que podría romper el motor de los limpias.

Para que esto no nos vuelva a suceder, hay que ser previsores y dejar los limpiaparabrisas (tanto traseros como delanteros) subidos. Además se pueden colocar cartones o una manta sobre el cristal.

Es mejor girar la dirección de un lado a otro hasta que el vehículo recupere la tracción y pueda salir del bloqueo

Si además nuestro coche está atascado en la nieve, la primera recomendación de Euromaster es limpiar la zona de las ruedas.

Como no será suficiente, el siguiente paso será desconectar el control de tracción (que habrá que volver a poner nada más iniciar la marcha). Si el vehículo sigue patinando, lo que nunca hay que hacer es acelerar más fuerte, ya que el efecto que provocaremos será que las ruedas se hundan más en la nieve.

Es mejor girar la dirección de un lado a otro hasta que el vehículo recupere la tracción y pueda salir del bloqueo.

Si sigue patinando, desde el portal Coches.com explican que hay que probar con una marcha superior para disminuir la fuerza aplicada a las ruedas y mantener en todo momento la dirección recta.

Es fundamental incrementar la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede

Con el coche liberado, lo mejor es retirarse la ropa de abrigo -para evitar holguras con el cinturón de seguridad y parar que no nos impida maniobrar-, no llevar calzado de suela gruesa, comprobar que tenemos combustible suficiente -el gasóleo se congela por debajo de los 15 grados bajo cero-, que llevamos cadenas (con neumáticos de invierno no hacen falta), que tenemos suficiente batería en el móvil, una manta en el coche y algo de comida y bebida por si en nuestro trayecto nos encontramos con más nieve.

Si la calzada está resbaladiza hay que conducir suavemente (evitar acelerones y frenazos bruscos) y con marchas largas, adecuando la velocidad al estado del asfalto. Para la Fundación Línea Directa la velocidad recomendada con nieve y hielo debe ser inferior a 40 km/h y habría que intentar seguir las roderas que hayan hecho otros coches

Asimismo, es fundamental incrementar la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede.

Una vez que lleguemos a nuestro destino -con el actual temporal solo hay que conducir si es imprescindible- hay que tomar alguna precaución más de las dichas anteriormente: retirar de la carrocería la sal esparcida en la carretera y no dejar el freno de mano tirado al máximo porque podría congelarse. Es preferible dejar engranada una marcha.

Verificar el nivel anticongelante, usar un aceite adecuado (clave para que el motor funcione correctamente) y proteger la batería (ya sea con productos específicos o calentándola antes de arrancar con paños calientes -que no húmedos) son otros de los consejos de Doppo, la plataforma de seguros del automóvil de Zurich. 

Cuidado con cerraduras, lunas y limpias ante las heladas en los...
Comentarios