Precintada una finca de Toledo tras detectarse la bacteria del cólera en un pozo

Los análisis no han hallado, sin embargo, la toxina que provoca la diarrea masiva ► Por ello, Sanidad precisa que no se considera que la menor afectada tuviese cólera
Utensilios de un médico. EP
photo_camera Utensilios de un médico. EP

La Junta de Castilla-La Mancha ha precintado una finca de Toledo tras detectarse en las aguas de un pozo de las que bebió una menor la bacteria Vibro cholerae, causante del cólera, pero sin la toxina que desencadena la diarrea masiva que caracteriza la infección más virulenta. De hecho, el Ministerio de Sanidad ha precisado que no se considera caso de cólera el de la joven, atendida por un problema gastrointestinal —y dada ya de alta— en un centro sanitario de la Comunidad de Madrid que identificó la bacteria.

El departamento de Carolina Darias precisa que "el agente patógeno de este caso es Vibrio cholerae no toxigénico y, por tanto, no se considera un caso de cólera, sino de una gastroenteritis por vibrio". 

Fuentes sanitarias han explicado a Efe este miércoles que, aunque no es frecuente, no es la primera vez que surge un caso así, pues esta bacteria se transmite al consumir agua o alimentos contaminados, como ha sido el caso de esta joven, que recibió su diagnóstico en la Comunidad de Madrid tras acudir a los servicios hospitalarios por una fuerte diarrea.

Los expertos aseguran que el riesgo de un brote de cólera en España es "casi nulo e inexistente" 

El cólera es una enfermedad diarreica aguda causada por la ingestión de alimentos o agua contaminados con este bacilo. Su transmisión está estrechamente ligada a un acceso insuficiente a agua salubre y a instalaciones de saneamiento, por lo que las fuentes consultadas inciden en que el riesgo para la población española es prácticamente inexistente

Tal y como detallan fuentes de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, el Instituto de Salud Carlos III contactó "hace unos días" con ellos para comunicar el caso de esta chica, que afirmaba haber bebido agua en una finca de la provincia de Toledo.

Sanidad acudió a la finca, cogió muestras del agua y la analítica ha dado positivo en esta bacteria, la Vibro cholerae, pero sin la enterotoxina colérica (CT) que le confiere la enorme patogenicidad que genera una diarrea masiva que puede derivar en una deshidratación letal si no se trata. 

En España hubo tres epidemias de cólera en los años 70, que afectaron a Zaragoza, Barcelona, Valencia y Murcia (1971); Galicia (1975); Málaga y Barcelona (1979). En los tres episodios hubo una amplia distribución y una incidencia de 200-300 casos. 

Desde entonces, según se recuerda en el protocolo del cólera de la Red de Vigilancia Epidemiológica, no se ha producido ningún brote y la mayoría de los casos detectados han sido importados. Además, insiste en que, en la actualidad, "debido a la elevada cobertura de los sistemas de agua potable y saneamiento, el cólera no supone una amenaza importante en nuestro medio". 

En la década de los 70 se registraron en España tres epidemias de cólera, una de ellas en Galicia

En esta línea, el profesor titular del Área de Parasitología y Director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias de la Universidad de La Laguna, Jacob Lorenzo-Morales, ha asegurado que el riesgo de que en España se produzca un brote de cólera es "casi nulo para la población en general".

"El caso se ha dado en una finca con agua no potable. Las investigaciones irán ahora dirigidas a ver el origen (la fuente) de contaminación de esta agua. Como ya han dicho varios responsables de salud pública e investigación, con los controles de calidad del agua que hay en nuestro país tendría que ocurrir una catástrofe para que llegara contaminación a las redes de agua de abasto", ha dicho. 

Es de la misma opinión la presidenta de la Asociación de Médicos de Sanidad Exterior (Amse), Mar Faraco, quien ha insistido en que el riesgo de brote más amplio en España, con el control y prevención de las aguas de consumo humano y el saneamiento ambiental, es "casi inexistente". 

"Hablamos de agua no potable, no colorada, sin control higiénico alguno. Igualmente me intriga cuál es la fuente de contaminación inicial, el cómo ha llegado el Vibro cholerae allí. Habrá que esperar a las investigaciones epidemiológicas ya seguro en marcha", ha enfatizado.