La DGT utilizará motos camufladas para vigilar la conducción temeraria de motoristas

Pere Navarro advierte de que ese tipo de comportamiento se da sobre todo en fines de semana y en determinadas zonas
Guardia Civil de Tráfico. AEP
photo_camera Guardia Civil de Tráfico. AEP

La Dirección General de Tráfico (DGT) va a reforzar este verano la vigilancia de los motoristas con motos camufladas que patrullarán las carreteras para controlar, sobre todo, la conducción temeraria del colectivo durante los fines de semana.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, no ha querido concretar si finalmente serán 34 las motos camufladas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil cómo se anunció hace dos años en un proyecto piloto. En declaraciones a los periodistas tras intervenir en la presentación de un estudio de la Fundación Mapfre y la Asociación Española de la Carretera, ha dicho que serán "pocas" y ha reconocido que no van a resolver el problema.

La siniestralidad de los motoristas es una de las cuestiones que más preocupa a los responsables de Tráfico. El año 2023 cerró con 1.145 muertos en accidentes de tráfico, de los que 299 eran motoristas, 45 más que un año antes, lo que supone un incremento del 19%. 

"Algo hay que hacer como la posibilidad de poder introducir alguna moto camuflada solo para conducción temeraria", ha señalado Navarro, que ha precisado que ese tipo de comportamiento se da sobre todo en fines de semana, en determinadas zonas y en unos tramos muy característicos.

Más de la mitad de los motoristas fallecen por salidas de vía. La edad media de estas víctimas se sitúa entre los 35 y los 54 años, con más de diez años de antigüedad del permiso de conducir y con motos de alta potencia (más de 500 cm3).

"El perfil está muy concretado y ahí es donde hay que incidir", ha asegurado Pere Navarro, que ha llamado también la atención sobre el consumo de alcohol. "Se tiene la impresión de que en la excursión que se hace para trazar curvas el fin de semana, lo más importante es el desayuno", ha lamentado.

Respecto a cuándo se va a poner en marcha otra medida anunciada por la DGT que permitiría a los motoristas circular por el arcén cuándo haya atascos a una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora, Navarro ha respondido que en esta legislatura. El responsable de la DGT ha precisado que se trataría de dar cobertura legal a lo que es real. "Al final cuando tienes una norma y nadie la cumple, a lo mejor el problema es de la norma", ha zanjado.

Comentarios