Gobierno y oposición celebran los 44 años de la Constitución entre acusaciones

Rueda se acuerda de Fraga y el BNG rechaza cualquier celebración sobre el acuerdo del 1978 ► Miembros de los CDR queman ejemplares de la Carta Magna
Acto del Día de la Constitución. ALBERTO ORTEGA
photo_camera Acto del Día de la Constitución. ALBERTO ORTEGA

El líder de los populares, Alberto Núñez Feijóo, lo ha responsabilizado de la "amenaza" que en su opinión vive ahora la carta magna por las alianzas con el independentismo.

Los reproches cruzados entre Sánchez y Feijóo han marcado la celebración del 44 aniversario de la Constitución, en la que la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha hecho un nuevo llamamiento a la concordia y al respeto entre políticos en su discurso pronunciado a las puertas de la Cámara Baja.

"La ciudadanía espera de sus representantes que la palabra se utilice para argumentar, no para herir; para proponer, no para ofender; para construir, no para zaherir. En nuestras manos está no defraudar esa confianza", ha dicho en presencia de Sánchez, varios ministros, líderes de partidos, diputados, senadores, presidentes autonómicos y altas autoridades del Estado.

Pero pese a estas palabras, tanto Sánchez como Feijóo han aprovechado la ocasión para remarcar sus diferencias y criticarse mutuamente en el acto, celebrado en un contexto preelectoral y donde no se les ha visto charlar ni saludarse en público.

Acto en el Congreso

Las instituciones del Estado se han congregado este martes en la Carrera de San Jerónimo para asistir, como cada 6 de diciembre, al acto oficial que organizan las Cortes Generales para celebrar el aniversario de la Constitución de 1978, de cuyo referéndum se cumplen 44 años. 

Los anfitriones del evento fueron los presidentes del Congreso, Meritxell Batet, y del Senado, Ander Gil, que reúnen a representantes de los distintos poderes del Estado, incluyendo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el grueso de sus ministros, así como distintas autoridades del ámbito judicial. 

Este martes han acudido a la cita ocho presidentes autonómicos, cinco del PP –Juanma Moreno Bonilla (Andalucía), Isabel Díaz Ayuso (Madrid), Alfonso Rueda (Galicia), Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) y Fernando López Miras (Murcia)–, y tres del PSOE Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Concha Andreu (La Rioja) y Ángel Víctor Torres (Canarias)–. Alberto Núñez Feijóo, que otros años acudía como presidente de la Xunta, se ha estrenado como líder de la oposición sentado al lado de Díaz Ayuso. 

Se pudo ver también al presidente del Tribunal Constitucional, Pedro González Trevijano, y al presidente provisional del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Rafael Mozo, junto con otras autoridades como el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo; la presidenta del Tribunal de Cuentas, Enriqueta Chicano; el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz; y la presidenta del Consejo de Estado, Magdalena Valerio. 

En el auditorio instalado en la carrera de San Jerónimo se mezclaban además representantes del cuerpo diplomático, autoridades militares, parlamentarios actuales y de anteriores legislaturas, exministros, e incluso uno de los padres de la Constitución, el nacionalista catalán Miquel Roca. 

Mientras Batet pronunciaba su discurso en el centro de la escalinata de la Puerta de los Leones tenía a su derecha a los representantes del Poder Legislativo (miembros de las Mesas del Congreso y del Senado y los portavoces de ambas Cámaras), y a su izquierda a los del Poder Ejecutivo, con el Gobierno en pleno salvo la vicepresidenta Nadia Calviño y los ministros José Manuel Albares (Exteriores), Diana Morant (Ciencia) y Alberto Garzón (Consumo). Llamó la atención la presencia en primera fila, junto a las vicepresidentas, de la titular de Industria, Reyes Maroto, designada candidata socialista a la Alcaldía de Madrid..

Gritos lejanos contra el PSOE y Sánchez

A la espera de que todos los invitados se colocaran en los puesto que se les había asignado, algunos de los ciudadanos congregados en el lugar han lanzado gritos de "Sánchez dimisión" y "PSOE, partido terrorista". Eso sí, dado el amplio cordón policial, las voces llegaban desde la lejanía. 

Batet ha pronunciado su discurso ante la escalinata de la Puerta de los Leones, acompañada por Gil –que ha participado por primera vez como presidente del Senado en este acto ya que el año pasado no pudo acudir por ser positivo en covid–, y flanqueada por Pedro Sánchez, y por los presidentes del TC y el CGPJ. 

Una vez que Batet ha leído su discurso –en el que ha aprovechado para volver a pedir a sus señorías que no utilicen la tribuna del hemiciclo para "zaherir" porque al hacerlo "defraudan la confianza" de la ciudadanía–, todos los invitados se han dirigido al interior del Palacio, donde ha tenido lugar la recepción y los tradicionales corrillos con la prensa. 

Ausencias

Vox sólo ha acudido al acto previo de izado de la bandera nacional y al desfile militar que ha tenido lugar ante un ejemplar de la Constitución. Su portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, ha acusado al Gobierno de coalición de "pisotear" diariamente la Ley de leyes y de "canjear presupuestos" por "sediciosos" y "terroristas". Después, se ha marchado sin entrar a la recepción. 

Quienes no han hecho acto de presencia en ningún momento han sido los principales socios parlamentarios del Gobierno de coalición –Esquerra Republicana (ERC), el PNV y EH-Bildu– y tampoco Junts, el PDeCaT, la CUP, Compromís o el Bloque Nacionalista Galego (BNG). Tampoco, como es habitual, los presidentes del País Vasco y de Cataluña. 

Miembros de los CDR queman la Carta Magna

Un grupo de los denominados Comités de Defensa de la República (CDR) ha quemado este martes en Barcelona un ejemplar de la Constitución Española en protesta contra los actos de conmemoración de la carta magna y contra la reforma del Código Penal que pretende eliminar el delito de sedición.

Quema de ejemplares de la Constitución en Barcelona. LORENA SOPINA
Quema de ejemplares de la Constitución en Barcelona. LORENA SOPINA

Poco antes del mediodía, varias decenas de personas se han reunido en el Pla de Palau, una plaza situada cerca del mar, y tras lanzar gritos y proclamas en favor de la independencia, han quemado una caja de cartón que imitaba una constitución: revestía forma de libro, tenía como portada el encabezado de la norma suprema y dentro de la caja había unos cuadernos que supuestamente eran el texto constitucional.

Con el fuego ya iniciado, los manifestantes han abocado allí octavillas con mensajes en contra de la Constitución.

Rueda reivindica la Constitución y el BNG rechaza cualquier celebración

El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, ha afirmado este martes en Madrid que en su comunidad hay un "sentir muy mayoritario" en defensa de la Constitución de 1978 y cree que el BNG se desmarca de los ciudadanos al apostar por una república gallega.

En declaraciones en el Congreso, poco antes de participar en el acto institucional del aniversario de la Constitución, el político del PP querido dejar claro que el pueblo gallego se siente "cómodo" en la Constitución y se siente "arte" de la nación española. Además, ha recordado que uno de los padres de la Carta Magna fue Manuel Fraga, que años después fue presidente de la Xunta.

"Somos muy de defender la Constitución, mientras que la primera fuerza de la oposición se desmarca de los gallegos reivindicando una república gallega", ha comentado, en referencia al BNG.

Al ser preguntado por el Gobierno central y sus aliados parlamentarios, Alfonso Rueda ha dicho que "cada uno es responsable de sus decisiones y consecuencias", pero no entiende que se diga que se defiende la Constitución mientras se pacta con quienes no están de con ella.

Por su parte, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, dijo este martes que su formación política no tiene motivo alguno para celebrar el 44 aniversario de la Constitución española, a la que calificó como "un corsé de dependencia y de centralismo", que en nada beneficia a Galicia.

En un acto celebrado en un hotel compostelano, este martes, para conmemorar el 90 aniversario de la proclamación de la Asamblea de ayuntamientos a favor del Estatuto de Autonomía de Galicia, al que asistieron alcaldesas y alcaldes nacionalistas, Pontón dijo que el BNG no celebra "una Constitución que nos niega como pueblo, que limita nuestras capacidades y que pone trabas a nuestro desarrollo y a nuestro bienestar".

"Lo hemos experimentado a lo largo de más de cuatro décadas, donde vimos cómo Galicia perdía. Perdía posiciones, perdía peso económico, perdía cohesión territorial y vitalidad demográfica, con el drama de una emigración juvenil que se repite generación tras generación", indicó.

La líder del BNG señaló que ese "corsé" que a su juicio representa la Carta Magna para el desarrollo de Galicia ha quedado reflejado también "en las limitaciones de un autogobierno pequeño que las fuerzas centralistas no permitieron ni siquiera desarrollar en todas sus posibilidades".

"Ahí está -destacó- el nefasto balance de trece años de gobierno del Partido Popular con cero transferencias logradas, la prueba más evidente de su irrelevancia y de su sumisión a Madrid, una sumisión que a los gallegos nos sale muy cara".

"No queremos ni podemos celebrar hechos que frenan los avances y las ansias de libertad", manifestó Ana Pontón.

En Pontevedra

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, ha reivindicado "más que nunca" este lunes "los valores esenciales de la Constitución" frente a los que "la incumplen o pretenden emplear el insulto como forma de hacer política". 

Así lo ha señalado durante el acto de conmemoración del 44 Aniversario de la Carta Magna celebrado este martes en la sede de la Subdelegación del Gobierno. 

Allí, Larriba ha subrayado que declararse constitucionalista "tiene que ser algo más que un cualificativo y un mero slogan, tiene que ser un compromiso total con la norma y, por supuesto, cumplirla en la totalidad y no solo en aquellos artículos que interesan cuando más convienen". 

Por ello, ha lamentado que en la actualidad "pervivan maneras muy alejadas del espíritu impregnado en la Constitución, que nos permitió a lo largo de estos 44 años ir consolidando derechos y avanzando, convirtiendo a España en una democracia moderna que en muchas ocasiones ya es un ejemplo para otros estados". 

Además, la subdelegada ha reclamado que las voces de las mujeres "tienen que escucharse altas y claras", recordando que el artículo 14 de la Constitución recoge la plena igualdad entre ambos sexos. 

"Esta igualdad debe de ser plena y nunca seremos capaces de alcanzarla mientras una parte de la sociedad, quiero pensar que minoritaria, siga considerando a la otra mitad inferior y con derechos sobre ella", ha sentenciado.