Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Duro golpe a una trama india que defraudó decenas de millones en importación y blanqueo

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria han asestado un duro golpe a una trama integrada fundamentalmente por ciudadanos indios que defraudó decenas de millones de euros con productos importados y blanqueo de capitales, en una operación en la que ya se ha detenido a 60 personas- de los 78 a los que la Fiscalía habría ordenado arrestar.

Se trata de una organización con ramificaciones en Italia, Portugal, Holanda y Alemania, liderada por el indio nacionalizado español y sin antecedentes policiales en nuestro país Harischadra Taranchand Varma, ya detenido y que residía en una vivienda ubicada en una zona exclusiva de Madrid.

Varma dirigía al parecer una compleja estructura con sociedades creadas directamente para defraudar a Hacienda.

Aunque todavía no ha sido cuantificado el importe total del fraude, fuentes de la investigación han indicado a Efe que se trata de cifras "muy elevadas", ya que la trama diversificaba su actividad delictiva llegando incluso a blanquear cantidades importantes procedentes del tráfico de drogas.

La operación Prima, que desde primera hora lleva a cabo la Policía Nacional y la Agencia Tributaria, ha supuesto por el momento la detención de unas 60 personas -hay 78 órdenes de arresto- y está previsto practicar 150 registros, que no concluirán en esta jornada.

Ochenta de estos registros se llevan a cabo en la Comunidad de Madrid, aunque la trama desmantelada operaba también en Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña y, en menor medida, en Extremadura y Canarias.

A estas diligencias, que dirige el Juzgado de Instrucción número 5 de Fuenlabrada, Madrid, se ha sumado el bloqueo de centenares de cuentas bancarias y la intervención de numerosos inmuebles y vehículos.

La trama se dedicaba fundamentalmente a introducir en el mercado español productos textiles y de confección, fármacos y material informático, electrónico y de fotografía procedentes de China y de la Unión Europea.

Una vez en la aduana declaraban cantidades inferiores a las reales, de forma que minusvaloraban la mercancía y pagaban menos en concepto de aranceles por ella, con lo que incurrían en un primer fraude aduanero.

No era el único. La organización, según explican las mismas fuentes, contaban con un entramado complejo de empresas trucha, pantalla y finalmente las distribuidoras con las que incurrían en el fraude del IVA.

A través de las empresas pantalla, radicadas en otros países de la UE para dificultar su rastreo, las sociedades trucha importaban la mercancía que entregaban a España. Un entramado con el que simulaban la compraventa de productos para el impago del IVA al tratarse de transacciones intracomunitarias.

Otra de las actividades delictivas de la organización era la compra de productos de marca auténticos a bajo precio por liquidación que mezclaban con otros falsificados que vendían como verdaderos, por lo que se les imputa también un delito contra la propiedad intelectual e industrial.

Además, la red se dedicó a importar desde India píldoras similares a la Viagra despachándolas como chucherías en aduanas, donde presuntamente tenía un contacto que le ayudaba a pasar las pastillas.

También se atribuye a la organización un delito de falsedad de documentos oficiales y mercantiles, ya que, según las fuentes, vendía facturas falsas a otras empresas para ocultar actividades ilícitas.

Algunos de los lugares en los que los investigadores han practicado detenciones y registros son los polígono industriales de Cobo Calleja y de Los Gallegos, en la localidad madrileña de Fuenlabrada y donde existen numerosas naves de productos al por mayor.

Precisamente, la presencia de numerosos agentes en el polígono de Cobo Calleja ha generado sorpresa entre los trabajadores y los clientes que han acudido al recinto industrial, que ya en 2012 fue objeto de una gran redada con motivo de la Operación Emperador.

La operación se inició hace más de dos años por parte de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria, cuya delegación en Madrid ha destinado 40 agentes para los registros en esta región.

Por parte de la Policía Nacional están participando agentes adscritos a la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) y la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV).

Duro golpe a una trama india que defraudó decenas de millones en...
Comentarios