sábado. 04.12.2021 |
El tiempo
sábado. 04.12.2021
El tiempo

El caudal del Ebro alcanza más de ocho metros de altura en Zaragoza

Vecinos de la localidad zaragozana de Pradilla observando desde la orilla la impresionante crecida del río.
Vecinos de la localidad zaragozana de Pradilla observando desde la orilla la impresionante crecida del río.

El caudal del Ebro ha alcanzado en Pradilla (Zaragoza) una altura de 8,10 metros, lo que supone que el agua está "a ras" de la mota de contención y desde la madrugada del sábado la Confederación Hidrográfica del Ebro y la empresa pública Sarga, del Gobierno de Aragón, la están recreciendo medio metro. De momento han sido evacuadas 1.600 personas en la mencionada localidad y en Boquiñeni con la idea de que pasen la noche en un polideportivo.

Según han informado a Efe fuentes del Gobierno de Aragón, se prevé que la altura del río aumente 20 centímetros más, por lo que miembros de la CHE y Sarga están desde esta madrugada elevando la mota medio metro para evitar que el Ebro se desborde.

No obstante, la clave es la velocidad con la que llegue la punta de la crecida, ya que si lo hace lentamente dará tiempo a recrecer la mota, pero si llega muy rápido no será posible, el río la sobrepasaría y el agua entraría en el pueblo, según las mismas fuentes.

Por este motivo se ha decretado el desalojo forzoso de los vecinos, de forma que las personas impedidas han sido trasladadas a la residencia de Figueruelas y las mujeres, niños y personas mayores al pabellón de Tauste y a otras viviendas particulares. Mientras, los hombres permanecen en la población ayudando con tractores al personal de la CHE, que está llevando tierra en 29 camiones para intentar recrecer la mota.

Las mismas fuentes han apuntado que actualmente no existe riesgo para el casco urbano de Boquiñeni a pesar de que el río ha desbordado una acequia que ejerce de contención, y sólo existiría si el agua sobrepasa una segunda acequia.

En ese caso, han indicado las mismas fuentes, habría un margen de cuatro o cinco horas para proceder a un desalojo forzoso. Los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias están achicando agua en Novillas y vigilando la situación en Alcalá de Ebro, ya que en una zona del pueblo hay una sima y se podría hundir el terreno, y en Cabañas, porque el Ebro sigue creciendo y se está evaluando romper una mota agraria para inundar campos, rebajar el nivel del río y evitar así que salte la mota de contención que protege el casco urbano.

El caudal del Ebro alcanza más de ocho metros de altura en Zaragoza
Comentarios
ç