El coste de la luz bajó un 7% en la subasta de hoy

El coste de la energía que se suministrará a los clientes acogidos a la tarifa eléctrica regulada en el próximo trimestre ha bajado alrededor del 7 % en la subasta Cesur celebrada hoy, y que determina en torno a la mitad del recibo, según dijeron a Efe fuentes del sector.

El Gobierno, que ya había avanzado que la tarifa eléctrica subirá en abril, tiene con esta bajada algo más de margen para determinar en qué porcentaje incrementa los peajes, componente regulado de la tarifa y que supone la otra mitad del recibo, para cumplir con lo dictado por el Tribunal Supremo.

El auto del Alto Tribunal fuerza al Gobierno a subir la luz para compensar el desajuste de unos 1.000 millones de euros generado porque en enero no se incrementaron de forma suficiente los peajes.

Será la decisión final del Gobierno sobre los peajes la que determine exactamente la evolución del recibo de la luz para el próximo trimestre.

La tarifa eléctrica de último recurso (TUR), que se revisa cada trimestre y a la que están acogidos unos 20 millones de consumidores, está formada por dos componentes: los peajes que retribuyen las costes regulados del sector y que fija el Gobierno, y el precio de la energía que resulta de estas subastas denominadas Cesur.

Según los datos de la subasta, el producto de carga base fue adjudicado a un precio de cierre de 51,00 euros el megavatio-hora (MWh), un 3,7 % menos que en la anterior (52,99 euros), y el producto punta a 56,27 euros el MWh, un 2,89 % menos que la de diciembre (57,95 euros).

No incrementar en la cuantía suficiente la parte regulada de la tarifa ha contribuido a elevar el déficit del sector, generado al ser los ingresos vía recibo de la luz insuficientes para cubrir los costes del sistema, y que debe ajustarse a unos límites fijados por ley: 3.000 millones en 2011 y 1.500 millones este año.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha reiterado esta mañana en Onda Cero que aunque el Gobierno debe subir la tarifa eléctrica para cumplir con el auto del Supremo, en la resolución de este déficit no todo va a caer "en la espalda del consumidor" porque no sería "justo ni adecuado".

La semana pasada, el presidente de la patronal de las eléctricas, Eduardo Montes, apuntó que los peajes, o parte regulada del recibo, deberían subir en el entorno del 30 % en abril, lo que supondría un incremento de alrededor del 15 % en el recibo de los consumidores.

El mismo día de estas declaraciones, desde Industria recordaron a Unesa en un comunicado que la "política energética corresponde al Gobierno".

Comentarios