Éxito de público en la Mesa de A.M.A. en el Congreso Nacional de Derecho Sanitario

Raquel Murillo. DP
photo_camera Raquel Murillo. DP

La directora general adjunta de A.M.A. y responsable del ramo de Responsabilidad Civil Profesional, Raquel Murillo, dirigió una nueva edición de la Mesa que cada año organiza y también patrocina la mutua en el marco del Congreso Nacional del Derecho Sanitario, que celebra su XXIX edición, y que contó con una gran afluencia de público.

En esta ocasión, la jornada, a la que por parte de A.M.A., asistieron su presidente, el doctor Diego Murillo, y miembros del consejo de administración de la mutua, trató sobre los conflictos ético-jurídicos que surgieron tras la entrada en vigor de las nuevas leyes que regulan el aborto, la eutanasia o el cambio de sexo, cuya aplicación está afectando a los profesionales sanitarios y tiene una repercusión directa en la sociedad.

La moderación de la Mesa corrió a cargo de Raquel Murillo, que en su intervención aseguró que el ejercicio de determinados derechos como la eutanasia, el aborto o la aplicación de los tratamientos necesarios para el cambio de sexo "requiere de la activa colaboración de los profesionales sanitarios no sólo para la realización de los tratamientos sino también en el proceso previo de información".

En este punto, afirmó que "la aplicación de los tratamientos necesarios puede dar lugar a conflictos éticos de gran calado en un contexto en el que confluyen y, en ocasiones, también se contraponen el derecho a morir o abortar y el derecho del sanitario a objetar".

Por esta razón, en su opinión, la aplicación de estas normas va a tener inevitablemente repercusiones a medio y largo plazo, "no solo para los pacientes, sino también para los profesionales y para el sistema sanitario en general".

Comentarios