sábado. 25.09.2021 |
El tiempo
sábado. 25.09.2021
El tiempo

VALENCIA DECRETA TRES DÍAS DE LUTO

El PP ensalza la figura de Rita Barberá tras su repentina muerte

La autopsia confirma que la exalcaldesa de Valencia, de 68 años, falleció en un hotel madrileño tras sufrir un infarto ► Su muerte, dos días después de declarar en el caso Imelsa, ha generado un aluvión de reacciones ► Rajoy asistirá a los actos fúnebres

Rita Barberá será despedida este jueves a las 16.00 horas en un acto que la familia pidió que fuese "en la intimidad", sin presencia de instituciones públicas ni partidos políticos. Pese a ello, Mariano Rajoy ya anunció que asistirá a los actos fúnebres, previstos para las 16.00 horas de este jueves.

Tras conocerse su muerte en un céntrico hotel madrileño, el PP se ha deshecho en elogios hacia la exsenadora y ha lamentado el "linchamiento" político que sufrió la exalcaldesa de Valencia, que solo dos días antes había declarado ante el Tribunal Supremo por el caso Imelsa, en el que está investigada por blanqueo de capitales. Su muerte a causa un infarto, como ya ha confirmado la autopsia, ha dejado un aluvión de reacciones.

Durante más de treinta minutos los sanitarios practicaron maniobras de reanimación, si bien finalmente solo pudieron confirmar el fallecimiento


Más allá de pésames y condolencias, el fallecimiento de la controvertida política valenciano no ha estado exento de polémica entre quienes han subrayado la imputación de Barberá en un caso de corrupción y quienes han puesto el acento en el "linchamiento" político y mediático al que creen que ha sido sometida en los últimos tiempos.


Poco después de las siete de la mañana los servicios de emergencias recibían una llamada del Hotel Villa Real, situado a escasos metros del Congreso de los Diputados, adonde acudían para atender a una mujer de 68 años que se encontraba en parada cardiorrespiratoria.


Durante más de treinta minutos los sanitarios practicaron maniobras de reanimación, si bien finalmente solo pudieron confirmar el fallecimiento. Una comisión judicial ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto Anatómico Forense.


La noticia de la muerte de Barberá provocó retrasos en los órdenes del día de las sesiones parlamentarias y que se guardaran en ambas cámaras sendos minutos de silencio que no han estado exentos de polémica.


En el Congreso, los diputados de Unidos Podemos se han ausentado del hemiciclo, ya que, como ha explicado su líder, Pablo Iglesias, no han querido participar en un homenaje político "a una persona cuya trayectoria política ha estado marcada por la corrupción". Esta actitud les ha valido críticas de otros partidos.


Cospedal, Barreiro y Escudero se desplazaron al hotel para acompañar a la familia y trasladarles su pésame

Sí han asistido al minuto de silencio los senadores de Podemos, no sin antes discutir su posición entre quienes apostaban por permanecer en el salón de plenos y quienes optaban por ausentarse, entre ellos el portavoz, Ramón Espinar.


Las condolencias y reacciones de todo tipo no han tardado en llegar y, así, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, visiblemente emocionado, ha lamentado el repentino fallecimiento de Barberá. "Estoy enormemente apenado", ha dicho.


CATALÁ. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha encabezado las filas de quienes, de alguna manera, han relacionado el fallecimiento de la exalcaldesa de Valencia con las críticas recibidas últimamente.

Ha dicho que siente que en los últimos meses haya sufrido tanta "crítica injustificada" y se hayan dicho "tantas barbaridades" sobre ella que, ahora, "cada uno tendrá sobre su conciencia".

En la misma línea, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, aseguraba que Barberá sufrió un "linchamiento" político y mediático, con el que se traspasaron "todas las fronteras".


"No quiero hacer responsable a nadie, pero creo que es bueno que todos hagamos una profunda reflexión sobre todo y, especialmente, sobre las exageraciones a las que llevamos a veces las acusaciones políticas", ha añadido.


Varios dirigentes del PP, como su secretaria general, María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa, el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, o el de Fomento, Íñigo de la Serna, se han desplazado al hotel, donde también han acudido muchos senadores, con su presidente, Pío García Escudero, y el portavoz del grupo, José Manuel Barreiro, al frente.


Cospedal se ha referido a la fallecida como "una magnífica política" y "una mujer honesta". Dirigentes de otros partidos se han sumado a las expresiones de pésame.

El PP ensalza la figura de Rita Barberá tras su repentina muerte
Comentarios
ç