Galicia "acatará" el decreto de ahorro energético a pesar de rechazarlo

Conde: "No parece razonable que en estos momentos estemos abriendo un debate sobre uso o no de corbatas y encendido o no de escaparates" ► Teresa Ribera descarta atender la petición de Madrid, Andalucía, Castilla y León, Galicia y Murcia
Teresa Ribera, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de MInistros extraordinario que aprobó el nuevo acuerdo en la factura del gas.  FERNANDO ALVARADO (Efe)
photo_camera Teresa Ribera. FERNANDO ALVARADO (Efe)

El Gobierno gallego mantiene su oposición al decreto de ahorro energético estatal y, en la línea con el resto de ejecutivos que dirige el PP, ha pedido durante la Conferencia Sectorial de Energía su retirada, al tiempo que ha cuestionado el calado de sus acciones y ha pedido diálogo para articular medidas "de impacto" real. En todo caso, si el decreto no se retira —algo que ya confirmado el Gobierno central que no hará—, la Xunta lo "acatará" y "cumplirá" la ley. La norma entrará en vigor este miércoles.

Así lo ha ratificado en declaraciones a los medios, tras participar por vía telemática en la conferencia sectorial, el vicepresidente primero y responsable del área económica del Gobierno gallego, Francisco Conde, quien ha trasladado en el encuentro la "oposición" de Galicia al real decreto. Frente a ese texto, ha ofrecido "diálogo" y "consenso" para encontrar medidas que puedan tener un "sentido compartido de ahorro y eficiencia energética". 

El vicepresidente ha mostrado que desde Galicia obtendrán la "máxima colaboración" para el cumplimiento de las medidas del decreto si se mantiene, pero ve necesario darle prioridad "a lo que están pidiendo" las familias y el tejido productivo. En esa preocupación de la sociedad gallega ha señalado la importancia de bajar el precio eléctrico, corregir el impacto sobre la inflación e impedir la paralización de la actividad en algunas industrias. 

A preguntas de los periodistas, y después de que Madrid ya haya adelantado que presentará un recurso de inconstitucionalidad, Conde ha admitido que, si bien a la Xunta no le gusta el decreto, si el Ejecutivo sigue adelante con él "acatará" su entrada en funcionamiento y "garantizará" la aplicación de sus medidas. 

Además, ha reivindicado que la Xunta lleva "años" implementando medidas de ahorro en la comunidad, y ha vuelto a cuestionar el calado de las propuestas del Ejecutivo estatal o lo que ha identificado con una estrategia para "desviar la atención". "Con un precio energético descontrolado, una inflación de dos dígitos y un incremento de la tasa de paro en el mes de junio, no parece razonable que en estos momentos estemos abriendo un debate sobre el uso o no de corbatas y el encendido o no de escaparates", ha zanjado. 

Francisco Conde, en la conferencia sectorial celebrada de forma telemática este lunes. EP
Francisco Conde, en la conferencia sectorial celebrada de forma telemática este lunes. DP

El Gobierno rechaza retirar la norma

a vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha asegurado que el Gobierno no retirará el decreto de ahorro energético que entra en vigor este miércoles, una medida solicitada por las autonomías gobernadas por el PP.

La Comunidad de Madrid, Andalucía, Castilla y León, Galicia y Murcia han pedido este lunes la retirada del real decreto-ley de ahorro energético, aprobado hace una semana por el Consejo de Ministros, según ha anunciado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Durante su comparecencia ante los medios tras la reunión telemática mantenida con los máximos responsables autonómicos de Energía, Industria y Comercio, Ribera ha asegurado que esta retirada "no es la intención del Gobierno", por lo que medidas como el limite al termostato entrarán en funcionamiento este miércoles.

El encuentro, que ha durado más de tres horas, ha estado presidido por Ribera, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, y a él también ha asistido la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). 

MADRID PRESENTARÁ RECURSO DE INCONSTITUCIONALIDAD

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente, Paloma Martín, ha anunciado este lunes que la Comunidad de Madrid va a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el plan de ahorro energético, dada la "cerrazón" del Gobierno y su "no rectificación", porque la norma está "poniendo en cuestión" las competencias "propias" de la región.
 
"Acabamos de concluir la reunión con las ministras y no hay rectificación por parte del Gobierno. Mantienen la imposición de las medidas al comercio, al supermercado, al teatro o al cine, por citar algunos de los sectores más afectados", explicó Martín en un audio remitido a la prensa tras la Conferencia sectorial de Energía, Industria y Comercio para abordar el real decreto ley.

Por lo cual, la Comunidad de Madrid ha solicitado "una reunión urgente de la Conferencia de Presidentes, la convocatoria a los sectores afectados y la retirada del real decreto", porque, "a diferencia de lo que propone la Unión Europea, impone obligaciones al sector privado". 

Los otros dos consejeros madrileños presentes en la Conferencia sectorial han sido los responsables de Economía, Hacienda y Empleo (Javier Fernández-Lasquetty) y de Cultura, Turismo y Deporte (Marta Rivera de la Cruz), que han coincidido en censurar que a partir de este martes, Madrid se convertirá "en la única gran capital europea donde los comercios tienen que apagar sus luces a las diez de la noche", y en que no se tienen en cuenta en el real decreto las "particularidades" de cada territorio ni se ha cuantificado el ahorro que supone cada una de estas medidas. 
 

REUNIONES SECTORIALES

La vicepresidenta del Ejecutivo ha añadido que el Ejecutivo ha seleccionado para aplicar las medidas de ahorro en campos en los que puede haber beneficios del ahorro de energía. Asimismo, ha destacado que se mantendrán reuniones sectoriales, como han pedido algunas comunidades, para evaluar las formas de aplicar las medidas de forma que estas se amolden a las necesidades de cada uno de los sectores.

Asimismo, también ha remarcado que algunos consejeros han propuesto circunscribir el plan únicamente a la Administración Pública, otra medida con la que el Gobierno no concuerda.

LA VOCACIÓN NO ES SANCIONAR

Ribera ha asegurado además que la vocación del decreto no es sancionar y ha criticado en varias ocasiones los discursos contra el decreto por parte de distintos cargos del Partido Popular y, en concreto, de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, antes de que se conociera el contenido del real decreto.

"Improvisa quien habla antes de conocer el decreto ley", ha asegurado Ribera, quien ha destacado el trabajo de elaboración de medidas a nivel europeo y las reuniones mantenidas con distintos sectores de la economía.

"He oído alguna expresión altisonante que está fuera de lugar", ha añadido en varias ocasiones la vicepresidenta, que ha afeado la evolución de las críticas y reclamaciones del PP al decreto y ha asegurado con ironía que le alegra que los presidentes autonómicos del PP consideren tan importante la eficiencia energética como para hacerla el centro de una Conferencia de Presidentes.

EL CHANTAJE DE PUTIN

Durante su intervención, Ribera también ha insistido en la importancia de cumplir con la cuota voluntaria del 7% de ahorro a la que el Gobierno se ha comprometido con la Comisión Europea como "mejor forma" de hacer frente al "chantaje de Putin".

La vicepresidenta ha enmarcado el plan de ahorro energético en un esfuerzo común de los países de la Unión Europea para reducir su dependencia energética de Rusia y ayudar a los ucranianos a resistir la invasión del país gobernado por Vladimir Putin.

La reunión se ha producido en un ambiente marcado por las críticas de algunas comunidades por la falta de diálogo previo a la aprobación del real decreto, así como por el cuestionamiento de si los umbrales de temperatura aprobados (27 grados en verano y 19 grados en invierno) se adaptaban a establecimientos como los de restauración.

Desde el Gobierno se ha defendido que el texto legislativo cuenta con suficientes mecanismos de flexibilidad para adaptarse a distintos tipos de locales y ya antes de la reunión adelantaba que no se modificaría el decreto.

El decreto entrará en vigor el próximo miércoles y tendrá que afrontar su siguiente 'test' político con su convalidación en el Congreso de los Diputados, que se espera para finales de agosto.