El Gobierno saca adelante la reforma laboral gracias al error de un diputado del PP

La ley fue aprobada por un solo voto después de que los dos diputados de UPN se saltaran la disciplina de partido ►Los populares tildan la votación de "cacicada" y "vergüenza nacional"
Celebración tras la aprobación de la reforma laboral. KIKO HUESCA (EFE)
photo_camera Celebración tras la aprobación de la reforma laboral. KIKO HUESCA (EFE)

El Gobierno ha sacado adelante este jueves en el Congreso la reforma laboral por un solo voto y gracias a un error técnico en el voto telemático de un diputado del PP.

La votación ha sido muy ajustada, con 175 votos a favor y 174 en contra, y con resultado no esperado, ya que finalmente los dos diputados de UPNSergio Sayas y Carlos García Adanero, han decidido no acatar la disciplina de voto y votar en contra de la reforma laboral.

Esto habría dado un vuelco a la votación, ya que de esta forma el bloque del no a la reforma habría alcanzado 175 votos, por los 174 de los partidarios de convalidarla. Sin embargo, un diputado del bloque de la derogación ha acabado votando a favor de la reforma.

Ver más | Ola de memes tras la votación: de las Tanxugueiras a Los Simpson

Según ha informado tras la votación la portavoz del PP, Cuca Gamarra, se trata del diputado extremeño Alberto Casero, que había pedido el voto telemáticamente. Según ha asegurado a los medios, ha votado a favor por un problema técnico y ha acudido al Pleno a votar presencialmente, pero ya no le han dejado.

En un primer momento la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, ha llegado a decir que la reforma había sido derogada, al estallar los aplausos en la bancada popular, que junto con los diputados de Vox se han levantado a aplaudir.

Segundos más tarde, los servicios jurídicos de la Cámara le han aclarado que, realmente, los votos a favor eran más que los votos en contra, anunciando la convalidación de la reforma, provocando una reacción similar en las bancadas del PSOE y Unidas Podemos, que han acabado coreando "¡Sí, se puede!".

Para la convalidación del decreto ley con la reforma acordada por los sindicatos CCOO y UGT y la patronal CEOE, el Gobierno ha sumado los votos de PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, el PDeCAT, UPN, Más País-Equo, Compromís, Nueva Canarias, el Partido Regionalista Cántabro (PRC), Nueva Canarias y Coalición Canaria. En contra han votado el PP, Vox, Esquerra Republicana, el PNV, EH-Bildu, la CUP, el BNG y Foro Asturias.

Asimismo, tal y como pretendía el Gobierno, el Congreso ha rechazado la tramitación de la reforma como proyecto de ley, impidiendo así que los grupos puedan proponer cambios a través de enmiendas.

Este rechazo, exigido por la patronal, que ya había avisado de que no aceptaría que se tocara "ni una coma" del acuerdo, ha impedido la negociación de cambios, tal y como han exigido socios del Gobierno, como ERC y Bildu, que le pedían llevar más lejos la reforma.

Ver más | Feijóo dice que usar un error para aprobar la reforma laboral "es un error democrático"

EL PP HABLA DE "CACICADA". El Partido Popular calificó de "cacicada" y "manipulación" lo ocurrido este jueves en la votación de la reforma laboral, ya que, según ha dicho, el diputado Alberto Casero informó del problema informático al emitir su voto y lo puso en conocimiento de la Cámara, pidiendo que le dejasen votar presencialmente para rectificarlo.

Varios cargos del PP han denunciado a través de las redes sociales lo ocurrido en el Pleno del Congreso. Así, el portavoz de Presupuestos del Grupo Popular en el Congreso, Víctor Píriz, ha recalcado que Casero "ha votado bien".

"El sistema le ha mandado un justificante con el voto cambiado. Ha avisado de inmediato a la Cámara. Se ha avisado a la Mesa, e incluso enfermo se ha presentado en la cámara para votar presencial y no le han dejado", ha señalado.

Según Píriz, "si tenían que sacar la reforma por lo civil o por lo criminal, hoy se han cubierto de gloria". Y ha resaltado que "es una cacicada sin precedentes en España". "El reglamento no se ha cumplido y nos asiste la razón y esto no acabará hoy. Es una vergüenza", ha aseverado.

Por su parte, la secretaria de Agricultura y Despoblación del PP, Milagros Marcos, ha señalado que lo ocurrido es una "vergüenza nacional". "El PSOE manipula votación", ha sentenciado en un mensaje en su red social, que ha recogido Europa Press.

Ver más | La dirección de UPN pide a sus dos diputados en el Congreso que entreguen sus actas

DIPUTADOS 'REBELDES'. Sergio Sayas y Carlos García Adanero, los dos diputados de UPN que votaron en contra del decreto de la reforma laboral, saltándose la disciplina de la dirección de su partido, afirman que lo han hecho porque no querían dar respaldo al Gobierno de coalición apoyado por EH Bildu en el Congreso y porque representan a un partido "al que se deben".

"He votado NO a la reforma laboral porque lo contrario hubiera supuesto un claro refuerzo a Sánchez, presidente de España con el apoyo de Bildu", ha puntualizado García Adanero en su cuenta de Twitter tras añadir: "Lo hago en coherencia con la oposición que estamos realizando desde el primer día, con el respaldo de miles de votantes".

Sergio Sayas, por su parte, ha afirmado en la misma red social: "Votamos No a la reforma laboral. En política lo único que no puedes hacer es algo que no puedas explicar a tus votantes".

"Somos sus representantes y a ellos nos debemos. Por eso nunca tuve un voto tan difícil como hoy pero tampoco nunca lo tuve más claro", ha incidido el diputado navarro.

Yolanda Díaz lamenta que el debate de la reforma laboral se base en "rivalidades partidistas"

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, tras la aprobación de la reforma laboral. KIKO HUESCA (EFE)

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha lamentado que el debate de la reforma laboral se haya sustanciado en debates "de rivalidades partidistas" y ha criticado con dureza a los que con su rechazo quieren obligar a volver al "juego funesto de la precariedad".

"Darle la espalda a esta reforma, rechazarla, dejarla caer, es devolvernos a la casilla de salida en el juego funesto de la precariedad. Nadie que haya vivido en ese lugar quiere volver a él. Nadie, con su voto, debería obligarnos a hacerlo", ha criticado Díaz en el debate en el Congreso de los Diputados para la convalidación del real decreto de la reforma laboral.

Díaz, que ha afrontado esta convalidación tras una compleja negociación parlamentaria en la que el Gobierno no ha logrado el apoyo de algunos de sus principales socios como ERC, ha defendido que se trata de una legislación "histórica" que supondrá dejar atrás o no el "modelo fracasado" del PP.

"Lo que hoy se vota aquí es decir sí o no al modelo fracasado del PP. Sí o no a un trabajo decente", ha incidido Díaz, que ha añadido que a ella le "han enseñado que si una norma contiene avances hay que votar a favor".

"Porque frente a la ultraactividad, prioridad de convenios o lucha contra la precariedad yo he oído: proyectos personales, humo, maquillaje, esto no cambia nada…", ha lamentado Díaz.

"Tengo la sensación de que, en un debate político que dura ya semanas, no hemos abordado con rigor y con seriedad lo que esta reforma laboral supone", ha insistido la vicepresidenta, que ha puesto como ejemplo para la política el pacto de los agentes sociales.

"Un pacto laborioso, esforzado, muy complejo, pero en el que cada uno ha dado lo mejor de sí mismo. Una lección para la política, señorías. Porque eso es justamente la política: el diálogo, la negociación permanente, tejer acuerdos", ha subrayado.

NO HAY "ARGUMENTOS SÓLIDOS PARA EL NO". "No encuentro, por mucho que lo busque un argumento sólido para votar en contra de esta reforma", ha añadido, "para enrocarse ante un real decreto ley que ya ha dejado sentir sus efectos positivos en nuestro mercado laboral y en la vida de tantas familias".

La ministra ha defendido que este decreto es "el resultado claro del acuerdo, del consenso y de la generosidad, de la ética de la responsabilidad, de muchos meses y mesas de negociación".

"Nueve meses de reuniones. Horas, horas y horas de discusiones y horas, horas y horas de entendimiento", ha dejado claro Díaz, que ha comenzado su intervención saludando a los secretarios generales de UGT y CC OO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, que han seguido el debate desde la tribuna. También ha agradecido el trabajo de los presidentes de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva.

Díaz ha agradecido el apoyo del PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PDeCAT, Más País, Compromís, Nueva Canarias, Teruel Existe, Partido Regionalista de Cantabria, Unión del Pueblo Navarro (UPN) y Coalición Canaria.

Y también al PNV, que pese al rechazo, "ha discutido de contenidos y ha sido serio en el debate".