viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

Hacienda asegura que la Infanta Cristina no estaba autorizada en las cuentas de Aizoon

La inspectora de Hacienda que realizó el primer informe relacionado con Aizoon aseguró ante el juez instructor del caso Nóos, José Castro, que la infanta Cristina no constaba como autorizada en las cuentas bancarias de la empresa que compartía al 50 % con su marido, Iñaki Urdangarin.

La funcionaria de la Agencia Tributaria que propuso el inicio de un procedimiento de inspección respecto a Urdangarin, su exsocio Diego Torres, la mujer de éste, Ana María Tejeiro, y las sociedades Instituto Nóos, Nóos Consultoría, Virtual, Shiriaimasu, Intuit y Aizoon, detalló el pasado 25 de enero en su comparecencia ante el magistrado por qué no incluyó a la infanta en dicha propuesta.

Doña Cristina no constaba como autorizada en las cuentas de la empresa que compartía con su marido, ni como administradora, no había participado en el movimiento de 147.000 euros en billetes de 500 que dio lugar a la investigación de Hacienda, no percibía rendimiento de trabajo alguno de Aizoon, ni tampoco dividendos, según detalló la inspectora en su declaración, a la que ha tenido acceso Efe.

La investigación comenzó a raíz de dicho movimiento de extracción e ingreso de 147.000 euros en una cuenta del Instituto Nóos. Un responsable de dicha entidad explicó a Hacienda que ese dinero se sacó con la intención de pagar a la empresa Aizoon una factura pendiente.

Desde un primer momento, la inspectora averiguó que la infanta Cristina era propietaria de Aizoon en un 50 % pero no apreció indicio de que hubiera tenido "alguna contingencia fiscal".

Accedió a la base de datos de la infanta "en reiteradas ocasiones", igual que "a cualquier otro contribuyente" y sin tener ningún control de accesos o consulta sobre por qué había accedido. "En ningún momento, jamás, he recibido una sola orden de que no se continuara procedimiento", aseguró.

La inspectora explicó que sí incluyó en la inspección ("cargó en plan" según sus palabras) a la esposa de Torres, Ana María Tejeiro, porque fue ella quien realizó los movimientos con billetes de 500 euros, extrajo mediante cheques 54.000 y 48.000 euros, era administradora aparte de socia de al menos cuatro sociedades entre 2004 y 2009 y percibió rendimientos de trabajo de empresas vinculadas al Instituto Nóos al mismo nivel que su cónyuge.

La inspectora jefe del Grupo de Delincuencia Económica que analizó los libros de cuentas de Aizoon de 2004 a 2010 explicó que los gastos de la empresa referidos a eventos y celebraciones familiares los encargaron a distintos proveedores o bien Iñaki Urdangarin o su secretaria personal Julita Cuquerella.

Los dos inspectores de Hacienda que elaboraron el último informe de la Agencia Tributaria sobre este caso explicaron al juez que de su investigación concluyeron que el Instituto Nóos y su trama empresarial la crearon Urdangarin y Torres que se repartían los ingresos al 50 %.

Destacaron la existencia de 425 facturas emitidas entre sociedades relacionadas en este entramado entre 2003 y 2008, por un importe superior a 8 millones de euros, la mayoría de ellas por conceptos vagos y poco concretos, que en realidad ocultan un reparto de beneficios entre los dos principales imputados.

Entre esas facturas varias son incongruentes por referirse a la evaluación de sucesos que todavía no se han producido, algunas son falsificadas, otras son "abiertamente duplicadas" y se emiten hacia empresas que carecen de capacidad operativa para llevar a cabo el servicio que se cobra.

Además detallaron que las sociedades que se utilizaron para estas facturaciones eran "invisibles" y desconocidas incluso para sus trabajadores y clientes.

Entre ellas figura Aizoon que consideran que "no existe como sociedad que presta servicios de consultoría" y califican de "sociedad interpuesta, pantalla, inexistente", "puro andamiaje y ropaje jurídico".

Los inspectores concluyeron de su investigación la existencia de dos delitos fiscales por parte de Urdangarin en sus declaraciones de IRPF y uno por parte de Torres. Excluyen a Ana María Tejeiro porque no pueden atribuirle ninguna de las rentas analizadas.

Aseguraron además que no imputaron delito fiscal a la infanta Cristina porque no observaron "ninguna responsabilidad por su parte" ya que "no participaba en el negocio" y que fuera socia al 50 % de Aizoon es irrelevante tributariamente.

El perito propuesto por Manos Limpias, que ejerce la acusación popular, se ratificó en el informe en el que apuntaba que la infanta pudo haber participado en la comisión de los delitos que se atribuyen a su esposo a través de Aizoon porque su concurso era imprescindible para el funcionamiento de la sociedad.

El técnico fue cuestionado severamente por el fiscal Pedro Horrach, y también por la representante de la Abogacía del Estado y la defensa de la infanta.

Pese a apuntar posibles actuaciones delictivas de doña Cristina, el perito dio por buenos los análisis tributarios de los inspectores de Hacienda en el sentido de los presuntos fraudes a través de Aizoon son atribuibles a quien generaba las rentas, Urdangarin, por lo que el juez descartó que los funcionarios debatieran con el experto de Manos Limpias, como había previsto inicialmente.

"Yo no soy quien para oponerme a la administración tributaria", llegó a declarar el técnico, que finalmente admitió que no tenía datos para atribuir delitos fiscales a la infanta Cristina, sino para apuntar que colaboró con la "defraudación cometida por IRPF del señor Urdangarin".

Hacienda asegura que la Infanta Cristina no estaba autorizada en...
Comentarios