Buscan a 'El Chumbo' tras atrincherarse con una escopeta en su casa de Málaga

El varón se parapetó en su domicilio de Campillos durante la noche de este lunes ► La Guardia Civil accedió a la vivienda al mediodía y descubrió que había desaparecido
Efectivos de la Guardia Civil, en las inmediaciones de la casa de 'El Chumbo'. EFE
photo_camera Efectivos de la Guardia Civil, en las inmediaciones de la casa de 'El Chumbo'. EFE

La Guardia Civil busca en el municipio de Campillos (Málaga) y alrededores al hombre que supuestamente estaba atrincherado con una escopeta en su casa, después de haber accedido a la vivienda y no haber localizado a nadie en ella. 

Según ha informado la Guardia Civil, poco antes de las 12:00 horas los agentes han realizado una entrada y registro en el domicilio donde se suponía que estaba esta persona, pero en ella no había nadie, así que han establecido un operativo de búsqueda para dar con su paradero.

El hombre, español de 37 años, se atrincheró con un arma de fuego en su casa, situada en el número 1 de la calle Campos Moreno, sobre las 23:30 horas de este lunes. 

En un principio lo hizo con su madre dentro, pero la mujer pudo salir de la vivienda sobre las dos de la madrugada, han explicado a Efe los vecinos.

Hasta Campillos se ha desplazado desde Madrid una Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil para negociar con el hombre. Cuando agentes de este cuerpo han accedido a la vivienda se han percatado de que el supuesto atrincherado se habría escapado.

La calle está acordonada desde la noche del lunes, cuando se estableció un amplio dispositivo policial para evitar el paso de peatones, aunque los agentes están procediendo ya a su retirada.

El hombre, llamado José y apodado El Chumbo, vive junto a su madre en este domicilio. Muy conocido en el pueblo, tiene cuatro hijos, dos de ellos con su actual pareja, que esta mañana se ha acercado a la calle Campos Moreno, en el barrio de San Benito, para seguir de cerca el dispositivo junto a la madre del hombre y un hermano.

Durante la noche un primo del atrincherado intentó ejercer de mediador, pero los agentes de la Guardia Civil no le dejaron acceder a la casa por motivos de seguridad. 

Se desconoce por ahora el paradero del hombre y cómo pudo salir de la vivienda sin ser visto por los agentes que formaban parte del amplio dispositivo establecido en la zona.