El incendio de Bejís siembra el pánico en un tren y deja más de una decena de heridos

Algunos pasajeros heridos rompieron las ventanas y abandonaron momentáneamente el convoy asustados ante la proximidad de las llamas
Profesionales antiincendios trabajan en la extinción del fuego. EFE
photo_camera Profesionales antiincendios trabajan en la extinción del fuego. EFE

Varios viajeros de un tren de Renfe que cubría en la tarde de este martes el trayecto entre Valencia y Zaragoza han resultado heridos al salir de los vagones cuando el convoy ha detenido su marcha entre Masadas Blancas y Barracas para regresar a Caudiel ante la proximidad del incendio de Bejís, en Castellón.  Según han informado a Europa Press fuentes de Renfe, cuando el tren ha detenido la marcha por la proximidad del fuego y con la intención de regresar a Caudiel, entre el momento de la parada y el retroceso, algunos viajeros, asustados, han decidido dejar el convoy y han salido de sus vagones, a los que han vuelto a entrar al ver la proximidad del fuego. Las mismas fuentes aseguran que algunos han roto las ventanas para salir. 

La maquinista pidió a los viajeros que no bajaran del tren y se cambió con rapidez a la cabina trasera para hacer el retroceso a Caudiel, lo que ha evitado que se registraran más daños personales, ya que los pasajeros que permanecieron en el interior no han resultado heridos, han detallado las mismas fuentes. 

Algunos viajeros han sufrido quemaduras y están siendo atendidos por los medios sanitarios desplazados a la estación de Caudiel. Según han informado a Europa Press fuentes de la Conselleria de Sanidad, al lugar se han desplazado dos SAMU, un helicóptero medicalizado y varias TNA. 

El incidente ha afectado a un Media Distancia que cubría el trayecto entre València Nord/Zaragoza Miraflores, con salida a las 16.22 desde la capital del Túria. La circulación ha quedado suspendida la línea y se ha previsto el transporte por carretera para los viajeros. 

Según explica Renfe en sus redes sociales, el Media Distancia 18506 ha retrocedido a la estación de Caudiel, donde ha quedado estacionado a la espera de medios alternativos. La compañía está colaborando con los servicios de Protección Civil para atender a los 
Adif informaba a media tarde de la interrupción de la circulación entre Masadas Blancas y Barracas —en la línea Teruel-Sagunt— por un incendio próximo a la vía. 

BOMBEROS HERIDOS. También dos bomberos han sufrido quemaduras cuando participaban en la extinción del incendio de Bejís, que se suman a los afectados del tren. Entre los viajeros hay cuatro heridos por quemaduras, tres de ellos graves, y entre ocho y diez leves. 

Además, este fuego ha obligado a evacuar en total a algo más de mil personas, que han sido alojadas en albergues, instalaciones deportivas y domicilios de allegados o de familias solidarias, informó esta noche el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, tras asistir a una reunión del Centro de Coordinación Operativa Integral (Cecopi) para analizar la evolución de los incendios forestales.

La evolución del fuego es "extraordinariamente complicada, muy difícil", ha asegurado Puig, por los continuos cambios de dirección del viento, que ha obligado a desalojar a unas mil personas de Bejís, Torás y Teresa, localidades con un población de varios centenares de personas cada una de ellas, pero que en verano duplican sus habitantes.