Sábado. 23.03.2019 |
El tiempo
Sábado. 23.03.2019
El tiempo

La hija de la apuñalada en Girona reconoce el crimen

Un vehículo de los Mossos d'Esquadra. AEP
Un vehículo de los Mossos d'Esquadra. AEP

El suceso tuvo lugar en la localidad de Banyoles ► La menor desapareció tras dejar una nota manuscrita de despedida

La hija de diecisiete años de la mujer degollada el en Banyoles ha confesado la autoría del crimen durante la reconstrucción de los hechos llevada a cabo por la comitiva judicial tras la detención de la menor en Castell-Platja d'Aro, según fuentes de la investigación.

La presunta matricida, de 17 años, ha admitido que mató a la víctima, de 53 años, con un cuchillo, aunque ha explicado que no recordaba las veces que la apuñaló, ya que el cadáver presentaba diversas heridas de arma blanca.

Respecto al móvil del crimen, la menor ha detallado que actuó así por problemas que tenía con su madre y ha recordado una discusión que habían mantenido recientemente.

La reconstrucción del asesinato se ha llevado a cabo en el domicilio familiar en el que convivía con la víctima y donde el hijo mayor halló el miércoles el cuerpo en medio de un charco de sangre.

La joven se encontraba desaparecida hasta que los Mossos d'Esquadra la han detenido este jueves en una residencia que la familia tiene en la localidad de Castell-Platja d'Aro. 

UNA NOTA JUNTO AL CADÁVER

La joven, de origen ruso y que había sido adoptada hace dos años, había dejado una nota junto al cadáver, en el que admitía implícitamente que había cometido el crimen y proporcionaba dos ubicaciones en las que pretendía suicidarse.

La investigación se centró inicialmente en buscar a la presunta asesina, de la que algunas fuentes señalan que padece algún tipo de trastorno psicológico, en esos lugares, desde que otro hijo de la víctima encontró el cuerpo de su madre este miércoles sobre las 21:00 horas en el piso de Banyoles.

Al conocer este jueves de la existencia de ese otro domicilio familiar en Castell-Platja d'Aro, los Mossos d'Esquadra se han desplazado hasta allí, donde han encontrado a la joven sana y salva, que ha sido detenida.

Los vecinos del piso de Banyoles donde vivía la familia han informado a la policía de que, frecuentemente, escuchaban discusiones en la vivienda, donde la víctima residía junto a su hija, y han asegurado que este miércoles por la mañana habían oído gritos.

Los investigadores, al reconstruir este miércoles, han podido determinar que la menor acudió a su instituto e intentan averiguar ahora si el crimen se produjo a primera hora o por la tarde, una vez regresó del centro escolar. El caso ha sido asumido por el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Girona.

La fallecida regentó un albergue deportivo
Carmen, la mujer asesinada, regentó durante años con su exmarido el Albergue Deportivo Sprint, situado en Banyoles, al que acudían de forma asidua deportistas de toda España que practicaban remo en el lago de la localidad.

Sara, una joven sevillana que fue miembro de la selección española de esta disciplina, se alojó varios años y durante largas estancias en este establecimiento junto a sus compañeras de equipo y rememora a Carmen con cariño. "La recuerdo con mucha devoción. Era una mujer muy activa, que lo llevaba todo para adelante, y muy hecha a los adolescentes, acostumbrada a tratar con ellos", explica a Efe Sara, para quien el albergue era como su "casa", ya que pasaba en él largos períodos de tiempo alejada de su familia.

Carmen, que se encargaba del alojamiento y también de hacer cada día la comida a los jóvenes, era "bastante estricta", tanto con los deportistas como con su hija pequeña, que por aquel entonces pasaba muchas horas en el albergue junto a sus padres, recuerda Sara.

La hija de la apuñalada en Girona reconoce el crimen