sábado. 22.01.2022 |
El tiempo
sábado. 22.01.2022
El tiempo

Jiménez reprocha a Rubalcaba su veto a la moción de censura contra Barcina

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el del PSN, Roberto Jiménez, se han visto las caras hoy en Madrid en una tensa reunión en la que el navarro le ha reprochado su actitud de vetar la moción de censura contra Yolanda Barcina y colocar al partido en una "posición muy delicada".

Jiménez se comprometió anoche en el Comité Regional del PSN a viajar hoy mismo a Madrid para trasladar personalmente a Rubalcaba el malestar de los socialistas navarros por prohibir la moción de censura, que la dirección federal argumentó en la necesidad de contar con el voto de Bildu para que prosperase.

Tanto la Ejecutiva como el Comité Regional acataron el veto de Ferraz, pese a discrepar con el mismo, y Jiménez se negó a dimitir, como le habían pedido algunos de sus compañeros.

Fuentes de los socialistas navarros han explicado a Efe que Jiménez ha reprochado la "actitud" de Rubalcaba, que desde el primer momento, junto con la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, dejó claro que su partido no iría con Bildu "ni a la vuelta de la esquina", aunque también dijo que no consentiría que la izquierda abertzale les impidiera "hacer política".

Jiménez, según esas fuentes, le ha recordado esas palabras y ha reiterado que el PSN no tenía intención de pactar nada con Bildu, que no hay manera de no aceptar sus votos en el Parlamento porque es un partido legal con representación institucional y que la idea era convocar elecciones el 25 de mayo.

Ha insistido en que la situación no se ve igual en Navarra que fuera y ha defendido la moción de censura como el instrumento necesario para devolver la normalidad a la política autonómica, ante el "desgobierno" en el que se encuentra después de que el PSN abandonara la coalición con UPN y dejara al partido de Barcina en minoría, con sólo 19 de los 50 diputados forales.

En un comunicado, el PSOE asegura que Rubalcaba y Jiménez han coincidido en la situación de "ingobernabilidad" de Navarra y en culpar a Barcina de esa "agonía", que "sólo perjudica a los ciudadanos navarros".

También han hecho un nuevo llamamiento a la responsabilidad de la presidenta para que dimita y convoque elecciones porque su situación es "insostenible", no tiene mayoría para gobernar y sólo sigue en el cargo amparada por los escaños de Bildu en la Cámara foral.

Así, el PSOE y el PSN inciden en que Barcina se está escudando en que los socialistas no quieren hacer política con Bildu para mantenerse en el cargo, aún sabiendo el "daño" que está haciendo a la comunidad.

La fecha tope para convocar elecciones el 25 de mayo, coincidiendo con las europeas, acaba el 31 de marzo.

De no haber acatado la orden de Ferraz, el PSN se arriesgaba a una sanción que podía llevar incluso a la disolución de la Ejecutiva regional y la creación de una gestora, con la expulsión del partido de aquellos que respaldasen la moción.

Fuentes de la Ejecutiva Federal del PSOE consultadas por Efe admiten que las relaciones con el PSN se han enfriado bastante tras esta crisis, hasta el punto de que el pasado miércoles, cuando Ferraz decidió hacer público su mandato expreso, hubo varias conversaciones telefónicas elevadas de tono.

Incluso la dirección federal transmitió sus instrucciones por escrito para que no quedara lugar a dudas de que una rebelión le iba a costar muy caro al PSN.

Jiménez reprocha a Rubalcaba su veto a la moción de censura contra...
Comentarios