Casa Real abre la puerta a que Juan Carlos I vuelva a residir en España en el futuro

La visita del emérito en Zarzuela se prolongó durante 11 horas ► El padre de Felipe VI regresa a Abu Dabi ignorando las presiones para que dé explicaciones ►Doña Sofía no pudo compartir el almuerzo familiar al haber dado positivo en covid 
Don Juan Carlos a su salida de Madrid. EUROPA PRESS
photo_camera Don Juan Carlos a su salida de Madrid. EUROPA PRESS

El rey emérito ha puesto rumbo de regreso a Abú Dabi, donde por ahora tiene fijada su residencia permanente, tras una primera visita a España de poco más de cuatro días en la que ha habido reencuentro familiar, incluido con Felipe VI, en Zarzuela y que ha reabierto el debate político en torno a la monarquía. 

Don Juan Carlos, a quien en todos estos días se ha visto con claros problemas de movilidad que le han obligado a usar bastón y apoyarse en ayudantes y amigos, ya tiene fecha para su siguiente visita a España, entre el 10 y el 18 de junio, de nuevo a Sanxenxo, donde confía en que su barco, el Bribón, pueda revalidar el título en el Campeonato Mundial de vela clase 6mR. 

El emérito abandonaba el Palacio de la Zarzuela pasadas las 21.00 horas, después del encuentro mantenido con Felipe V y otros familiares, que se prolongó durante once horas. Don Juan Carlos no hizo declaraciones a los numerosos periodistas que aguardaban su salida en el acceso principal del palacio, desde donde se trasladó al aeropuerto de Barajas para viajar a las 22.00 horas rumbo a Abu Dabi en el avión privado en el que llegó a España el pasado jueves.

Felipe VI y su padre, Juan Carlos I, mantuvieron "un tiempo amplio de conversación" sobre "cuestiones familiares" y sobre "distintos acontecimientos y sus consecuencias en la sociedad española" desde que el emérito decidió trasladarse a Abu Dabi.

La Casa del Rey ha emitido un comunicado tras concluir la visita, que incluyó un almuerzo familiar en el que no ha podido participar la reina Sofía debido a que se ha contagiado de covid-19 tras su regreso de Miami, si bien ha estado en el salón donde ha tenido lugar la comida con la mascarilla puesta.

Al encuentro familiar han acudido la reina Letizia, la infanta Sofía, la infanta Elena y sus dos hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, así como Margarita de Borbón, hermana menor de don Juan Carlos, y su esposo, Carlos Zurita.

La Zarzuela ha considerado este acto "un encuentro familiar en el ámbito privado", lo que ha motivado que no haya habido cobertura informativa en el interior del palacio.

Victoria Federica y Froilán salen de Zarzuela tras visitar a su abuelo. EUROPA PRESS
Victoria Federica y Froilán salen de Zarzuela tras visitar a su abuelo. EUROPA PRESS

La princesa Leonor no ha estado porque sigue sus estudios de primero de bachillerato en el internado de Gales.

Felipe VI no veía a su padre desde que se marchó a Abu Dabi el 3 de agosto de 2020, lo que provocó un mayor distanciamiento entre ambos después de que el actual monarca renunciara a su herencia y le retirara la asignación del Estado cinco meses antes debido a las informaciones sobre el dinero que ocultó en el extranjero de espaldas a Hacienda.

Don Felipe estuvo en el emirato el pasado 15 de mayo por la muerte del mandatario del país árabe, pero no vio al emérito y se citaron en Madrid.

Además de con su hijo, Juan Carlos I se ha reencontrado con doña Sofía, quien no ha ido a visitarle en el tiempo que ha estado en Abu Dabi. Los reyes eméritos conmemoraron su 60 aniversario de bodas hace unos días. 

Ante la negativa del Gobierno y la Casa del Rey a que duerma en la Zarzuela, don Juan Carlos, de 84 años, regresa a Abu Dabi, donde ha decidido mantener su residencia de manera estable y permanente con la idea de viajar con frecuencia a España.

El vuelo rumbo al emirato está previsto que salga desde Barajas en torno a las 22.00 horas.

En el comunicado de Casa Real se recuerda que el emérito, por voluntad propia, mantiene su lugar de residencia de "forma permanente y estable en Abu Dabi por razones personales", como trasladó a Felipe VI en la carta del pasado 5 de marzo, tres días después de que la Fiscalía del Tribunal Supremo archivara las investigaciones por sus negocios en el extranjero. También se remarca "su decisión de organizar su vida personal y su lugar de residencia en ámbitos de carácter privado, tanto en sus visitas como si en el futuro volviera a residir en España, para continuar disfrutando de la mayor privacidad posible".

"Todo ello, junto con los demás extremos que figuran en dicha carta, constituye el marco de referencia de las actividades de su Majestad el Rey don Juan Carlos", remata la nota. En el texto, no se hace ninguna alusión a la exigencia del Gobierno de que el emérito rinda cuentas por sus escándalos fiscales. 

Así, Don Juan Carlos concluye su estancia en Madrid sin dar las explicaciones que el Ejecutivo le ha exigido por su conducta. Al ser preguntado este domingo en Sanxenxo si pensaba rendir cuentas, el rey emérito respondió: "¿Explicaciones de qué?".

El Gobierno ha reprochado este lunes al rey Juan Carlos que culmine su primer viaje a España después de dos años sin haber dado explicaciones sobre sus actos "nada éticos, ni ejemplares", y por no haber sido "más cuidadoso" durante los cinco días que ha durado su estancia en su país.