lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

El juez pide el móvil de Carcaño y "datos telefónicos crudos", tras descartar la implicación de terceros

Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo. EFE
Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo. EFE
El objetivo es analizar los mismos para establecer el recorrido que realizó la noche de autos 

El juez, en el marco de la pieza correspondiente a la búsqueda del cadáver de la joven Marta del Castillo, ha ordenado merced a la petición de la familia de la víctima librar toda una serie de oficios en demanda del teléfono móvil de Miguel Carcaño y de los "datos crudos" de dicho teléfono y de los terminales telefónicos de la víctima, del joven condenado por encubrimiento del crimen y de otras personas incluidas en la investigación, al objeto de elaborar un "informe". 

Así figura en un auto fechado el pasado 15 de abril y difundido por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), merced a lo avanzado por Diario de Sevilla. En dicho auto, el juez Álvaro Martín ordena librar oficios urgentes a la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, para que remita al juzgado las piezas de las actuaciones relativas a "terminales de teléfonos móviles (...) a fin de llevar a cabo el análisis de los mismos y posterior informe sobre el recorrido que realizó Miguel Carcaño la noche del crimen", así como las piezas correspondientes a los "datos 'crudos' de las empresas de telefonía, sin análisis ni conclusiones", también para el mencionado informe. 

Igualmente, ordena solicitar a las operadoras de telefonía móvil "que informen si conservan datos telefónicos crudos" de los terminales telefónicos de Miguel Carcaño, de su hermano Francisco Javier Delgado; de María García Mendaro, novia de este último, del amigo de Miguel Carcaño Samuel Benítez; de Francisco Javier García, conocido como el Cuco y condenado por encubrimiento del crimen; y del teléfono de la propia víctima del crimen. Además, el juez ordena librar un oficio más a la cárcel de Sevilla II, en demanda de que remita "el terminal telefónico de Miguel Carcaño", que según la representación judicial de la familia de la víctima, "fue retenido en dicho centro, habiendo autorizado Miguel Carcaño la revisión del citado móvil". 

En otro auto paralelo, el juez que investiga el asesinato de Marta del Castillo y "la posible participación de terceras personas" ha archivado las actuaciones abiertas contra el hermano de Miguel Carcaño, Francisco Javier Delgado, al ratificar que su disputa económica con el asesino confeso no tuvo relación con el crimen. En un auto fechado el 15 de abril al que ha tenido acceso Efe, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla desestima la solicitud de la familia de Marta y acuerda el sobreseimiento de las actuaciones, como había pedido la Fiscalía después de que la Policía Nacional confirmase que Carcaño y Delgado pudieron cometer un delito de falsedad relacionado con la hipoteca del piso donde fue asesinada la joven el 24 de enero de 2009.

Así lo denunció el propio Carcaño, que atribuyó el asesinato a su hermano en el marco de una pelea por motivos económicos. El instructor, sin embargo, recalca que su credibilidad "está totalmente destruida por los diversos cambios que ha venido dando en sus versiones", en las que "ha hecho gala del mayor desprecio hacia el sufrimiento de la familia y hacia la verdad", por lo que esa acusación contra su hermano "no puede mantener por sí misma las actuaciones".

En la resolución, facilitada por la oficina de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el juez recuerda que la Policía, en un informe del 3 de febrero, expuso que los dos hermanos suscribieron el 2 de junio de 2008 un préstamo hipotecario que "les era imposible afrontar", por lo que contrataron otro para cancelar el anterior y presentaron "una documentación falsa".

El inmueble quedó a nombre de Miguel, que "carecía de capacidad" para pagar el crédito. El juez admite que la "trascendencia penal" de esa falsedad documental "es evidente", aunque "también lo es" que estos hechos "estarían prescritos", como en su día informó la Fiscalía.

En todo caso, la relevancia penal "no alcanza a ir más allá" porque los hechos no permiten asegurar que "de todo ello se siguiese un ulterior enfrentamiento entre los hermanos, ni menos aún que se hubiese materializado el día de la muerte de Marta", aunque sí "permitan comprender el modo de vida de los dos hermanos previo a los hechos". El magistrado no halla ningún dato que "sea capaz de rebatir" lo expuesto por el juzgado que instruyó el caso y excluyó a Delgado de la investigación el 26 de junio de 2013, una decisión confirmada por la Audiencia Provincial de Sevilla el 26 de mayo de 2014.

Ese auto ya abordaba la "hipotética pelea" entre los hermanos, que no fue negada por Delgado, pero "cuestión distinta es que precisamente fuera aquel día, y no otro, y que esas diferencias fueran el detonante de la brutal reacción que le atribuye Miguel". En otro auto del 3 de mayo de 2013 que el magistrado cita ahora "por lo contundente de su razonamiento", el instructor también relató que Carcaño describió "una verdadera paliza capaz de provocar que Marta cogiera del cuello a su hermano para separarlo", pero cuando varias personas se presentaron en el domicilio "a las pocas horas", no advirtieron en él "signo alguno exterior de haber recibido esa paliza".

"No es lógico ni creíble que, ante la intervención de Marta, el agresor utilizara contra ella una violencia brutal mucho mayor que la que estaba empleando contra el verdadero destinatario de su ira", razonó aquel juez. Estos razonamientos ya fueron considerados por el titular del Juzgado número 4 cuando reabrió el caso el 14 de febrero de 2020 y "conservan su plena validez". Las últimas indagaciones, dice, "no han aportado elemento alguno que lleve a comprobar el lugar de ubicación del cuerpo de la víctima ni a establecer la posible participación de terceros".

El juez pide el móvil de Carcaño y "datos telefónicos crudos", tras...
Comentarios
ç