La Fiscalía solicita más pruebas para determinar si hubo delitos en el recibimento a etarras

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido a la Ertzaintza y a la Delegación del Gobierno en el País Vasco datos concretos sobre cuatro actos de recibimiento a otros tantos etarras excarcelados tras la anulación de la 'doctrina Parot' para determinar si fueron constitutivos de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

En sendos escritos dirigidos al director de la Ertzaintza, Gervasio Gabilondo, y al delegado del Gobierno, Gonzalo Urquijo, el fiscal jefe, Javier Zaragoza, reclama "a la mayor urgencia posible" (48 horas) "informes ampliatorios" sobre los recibimientos a Juan José Legorburu en Amorebieta (Vizcaya), a Javier Martínez Izaguirre en la localidad vizcaína de Galdakao, a Juan Ignacio Delgado Goñi en Legazpi (Guipúzcoa) y a Inmaculada Pacho en Bilbao.

La Fiscalía solicita en concreto información sobre "participantes y organizadores de tales hechos, e identificación de los mismos", "si se profirieron gritos, se corearon consignas, se mostraron pancartas, se exhibieron fotografías de miembros de ETA y demás incidencias de interés".

También quiere saber "si existe alguna grabación" y "si con carácter previo se tuvo conocimiento del citado acto de recibimiento, y se adoptaron medidas de vigilancia policial durante su celebración".

La petición de la Fiscalía se produce tras haber recibido a finales de la semana pasada las comunicaciones sobre esos cuatro actos remitidos por la Delegación del Gobierno en sendos "breves" escritos de "tres líneas", según destacaron ayer fuentes fiscales.

Esas mismas fuentes mostraron ayer su sorpresa por la escasez de datos aportados que consideraron "a todas luces insuficientes", por lo que ya anunciaron que pedirían "informes ampliatorios".

En las comunicaciones remitidas los únicos detalles que se aportan son que "se han ondeado ikurriñas" o que al de Legorburu, en Amorebieta, acudieron "25 asistentes", que en el de Inmaculada Pacho "se formó un pasillo por varias decenas de personas, con aplausos y vítores" o que en el de Delgado Goñi "se lanzaron cohetes y repicaron las campanas de una iglesia próxima".

El primero de estos recibimientos, a Juan José Legorburu, se produjo el 20 de noviembre, y los otros tres sobre los que ha informado la Delegación del Gobierno fueron el día 26.

Martínez Izaguirre fue liberado de la cárcel Jaén II tras cumplir condena por el atentado que costó la vida al niño de 3 años Fabio Moreno, entre otros; Delgado Goñi salió de la cárcel de Topas (Salamanca), donde cumplía una condena de 128 años por tentativa de asesinato y ocho delitos de terrorismo.

De la prisión murciana de Campos del Río fue excarcelada la exintegrante del comando Vizcaya Inmaculada Pacho condenada a 549 años de prisión, entre otros delitos, por la colocación en 1990 de un coche bomba en la comisaría de Burgos, que quedó destruida y 45 personas tuvieron que ser atendidas de diversas lesiones