lunes. 24.01.2022 |
El tiempo
lunes. 24.01.2022
El tiempo

La infanta se desvincula ante el juez Castro de la gestión de Aizoon

La infanta Cristina ha abandonado a las 18:11 horas los Juzgados de Palma tras haber finalizado su declaración como imputada por supuestos delitos de fraude fiscal y blanqueo, tras una comparecencia que ha durado más de seis horas.

Antes de montar en el vehículo con el que ha abandonado los juzgados, la infanta ha dicho sonriente a los periodistas: "Hasta luego, gracias".

La infanta Cristina ha asegurado hoy al juez instructor del caso Nóos, José Castro, que no participó en la gestión de Aizoon, la empresa que compartía con su marido, Iñaki Urdangarin.

Según el único abogado presente en la sala que durante el receso de diez minutos ha hecho declaraciones a los medios, el letrado del Frente Cívico "Somos Mayoría", Manuel Delgado, la infanta ha explicado que montó una empresa con Urdangarin "porque tenía mucha confianza en su marido".

Doña Cristina lleva declarando cuatro horas, desde las 09:58 horas, como imputada ante el juez Castro y está respondiendo a todas las preguntas del magistrado con una actitud tranquila, según las fuentes consultadas.

Se prevé que la declaración se alargue, al menos, hasta media tarde ante las numerosas preguntas que ha formulado el juez José Castro.

La infanta ha señalado que no tomaba parte en la administración de la empresa familiar y también ha negado que participara en la contratación del personal doméstico que trabajaba en su casa y que cobraba a través de Aizoon.

El abogado del Frente Cívico "Somos Mayoría", asociación liderada por Julio Anguita, que ejerce de acusación popular, ha asegurado que la declaración está siendo tranquila, que doña Cristina "no está contestando prácticamente a nada" y que responde al juez con evasivas "en un 95 %".

La infanta, ha dicho, "está ejerciendo su derecho a no decir una verdad que la comprometa, ese derecho lo está ejerciendo plenamente".

La hija del Rey, que comparece como imputada por supuestos delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales, ha llegado a la sede judicial de Vía Alemania a las 09:46 horas acompañada de su abogado, Miquel Roca.

Doña Cristina ha descendido la rampa de los juzgados en un coche y ha recorrido a pie, sonriendo, unos metros hasta la puerta trasera del edificio judicial, donde la esperaba un numeroso grupo de informadores que han podido captar su imagen.

En el exterior, unas 300 personas, incluyendo partidarios de la República y empleados de la empresa Cola-Cola, han protestado a las puertas de los juzgados de la capital balear con ocasión de la declaración de la infanta.

Desde que comenzaran a concentrarse a partir de las 08.30 horas, no se han registrado incidentes significativos y las personas allí presentes, que se han ido reduciendo hasta quedar en medio centenar, gritan consignas bajo una atenta vigilancia policial.

La concentración, a la que se han sumado numerosos curiosos, ha sido convocada por la Asamblea Republicana de Mallorca con ocasión de la presencia de la infanta para declarar en relación con el caso Nóos.

Numerosos efectivos de las policías nacional y local se han desplegado esta madrugada en los alrededores de los juzgados de Palma para asegurar que no se produjeran incidentes.

La infanta se desvincula ante el juez Castro de la gestión de Aizoon
Comentarios