La marcha laica termina con una carga policial y el desalojo de Sol

La manifestación de la tarde del miércoles en Madrid, convocada contra el gasto público en la visita del Papa en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), ha concluido en la Puerta del Sol con escaramuzas y enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, según ha constatado EFE.

Los enfrentamientos han ocasionado que los agentes hayan procedido al desalojo de la mitad de la plaza inicialmente y posteriormente de toda la Puerta del Sol, expulsando a los manifestantes hacia la calle Carretas cuyo acceso a Sol está protegido por un cordón policial.

Algunos manifestantes han recibido golpes de la Policía que ha respondido con una carga al lanzamientos de botes y botellas. Para evitar que el enfrentamiento se agravara los manifestantes han levantado las manos gritando: "estas son nuestras armas. No a la violencia". Una vez expulsados hacia la calle Carretas los manifestantes han gritado a la Policía que "sin armas no sois nada".