jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

La OIT sitúa a España entre los países de la eurozona con más precariedad laboral

España ostenta el dudoso honor de ocupar el quinto puesto en esta lista
España ostenta el dudoso honor de ocupar el quinto puesto en esta lista
Prevé que se necesiten al menos 10 años para volver a un nivel de paro precrisis y receta subir el salario mínimo a 720 euros. El mundo tendrá más de 200 millones de desempleados en 2017

El 12,5% de la mano de obra en España afronta "altos niveles de precariedad". Empleos de pocas horas, que duran solo semanas, personas sin contrato o con trabajos en negro y ocupados "con acceso limitado" a la protección social más básica. Es el panorama que pone de manifiesto el último informe sobre las perspectivas de empleo mundiales publicado ayer por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que sitúa a España entre los países de la eurozona con los mayores niveles de "empleo vulnerable". Ocupa el quinto puesto en un ranking que encabeza el socio más tocado por el desempleo, Grecia (31%), al que le siguen Italia (18,1%), Portugal (16,5%), Chipre (13,8) y Eslovenia (13,6%).

Esas cifras están lejos de una tasa mundial que alcanzará este año el 46%, lo que significa que cerca de la mitad de los ocupados trabajan bajo condiciones pésimas, más de 1.500 millones de personas en todo el globo. Esa ratio se dispara por las elevadas tasas de precariedad laboral en África y Asia, que multiplican hasta por cinco las de territorios latinoamericanos e incluso por diez las de la eurozona.

La calidad del empleo -o mejor dicho su ausencia- es el factor que está empañando la lenta recuperación del mercado de trabajo en España, donde nueve de cada diez nuevos contratos que se firmaron en 2015 fueron eventuales y, de ellos, una tercera parte a tiempo parcial. Las personas en situación de desempleo, en muchos casos de larga duración, aceptan las oportunidades que le surgen sin reparar mucho en sus condiciones en un país que, según la institución con sede en Ginebra, "tardará al menos 10 años en volver a los niveles de paro de antes de la crisis" de seguir la tendencia actual.

La OIT estima, en concreto, que el 19,5% de las personas en edad y disposición de trabajar estarán desocupadas este año, lo que supone 1,7 puntos menos que la tasa actual de desempleo. Para 2017 caerá otros dos puntos. Una "modesta mejora" que no se podrá atribuir exclusivamente a la creación de empleo, sino a un ligero descenso de la población activa. De hecho, el organismo prevé que la ocupación aumente solo un 0,9% este año y su crecimiento se estanque el próximo. "La situación en España es de las peores en el mundo desarrollado", advierte.

SALARIO MÍNIMO E INEM. En materia de remuneración laboral y calidad del empleo, la OIT ve margen para subir el salario mínimo interprofesional (SMI) un 10% hasta situarlo en 720,7 euros mensuales en tres años. Eso supondría aumentarlo algo más del 3% de media en cada uno de esos años, un alza muy superior a la del 1% aprobada por el Gobierno para 2016, que situó el SMI en 655,2 euros. Otra de sus recetas pasa por incrementar el número de orientadores en unos servicios públicos de empleo que considera que "no están capacitados para gestionar el plan de garantía juvenil".

Más allá de la situación en España, la institución dibuja un panorama sombrío para el empleo a nivel mundial: a los 197 millones de desempleados que hay ya se sumarán casi 2,3 millones este año y más de un millón en 2017.

La OIT sitúa a España entre los países de la eurozona con más...
Comentarios
ç