Iglesias exige al PSOE un referéndum y Sánchez anuncia su "no" a Rajoy

► El PP, por su parte, insiste en su capacidad para lograr acuerdos, aunque Ciudadanos se ha reafirmado en que se abstendrá para que gobierne la fuerza más votada y le pide al PSOE que haga lo mismo ► El fragmentado escenario que deja el 20-D y las primeras declaraciones de intenciones de los partidos dificultan casi cualquier pacto ► Analizamos cuatro de ellos: PP-PSOE; PP-Ciudadanos con la abstención del PSOE; gran coalición de izquierdas y unión de las tres primeras fuerzas de la oposición

La resaca del 20-D está marcada por las primeras declaraciones de intenciones de unos partidos políticos abocados a negociar tras unas elecciones que dejaron el Parlamento más fragmentado de la historia reciente de España, sin mayorías claras pese a la victoria del PP.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ya ha exigido al PSOE que convoque un referéndum en Cataluña si quiere lograr su apoyo para investir como presidente a Pedro Sánchez. Por su parte, el PP insiste en su capacidad para lograr acuerdos para gobernar y para ello se antoja necesario que recabe el respaldo de Ciudadanos, pero por ahora Albert Rivera sostiene que, como ya dijo, su formación se abstendrá en la investidura, algo que también le pidió al PSOE que haga pues la alternativa sería un pacto de izquierdas "con otros once" partidos, en referencia a las distintas marcas de Podemos y a otras formaciones como Esquerra Republicana. 

LOS CUATRO PACTOS MÁS FACTIBLES. Apenas unas horas después de que concluyese el escrutinio del 20-D, los partidos ya empezaron a colocar sus fichas sobre un laberíntico tablero de ajedrez, en el que ninguna gran coalición parece natural del todo.

No parace fácil ni la gran coalición del PP con el PSOE porque supondría para los socialistas perder la condición de líder de la oposición para entregársela a Pablo Iglesias; ni la de PSOE, Podemos y Ciudadanos por la difícil ecuación para encajar juntas a estas dos últimas formaciones, en las antípodas en relación al debate soberanista de Cataluña; ni la del pacto del PP con Ciudadanos, ya que necesitaría de la abstención del PSOE, algo que los socialistas insisten en que no se producirá. "Rechazamos investir a Rajoy", indicó este lunes su secretario de Organización, César Luena. Y también C's apostó por un gobierno del PP en minoría. 

Tampoco parece claro un pacto PSOE-Podemos y otras fuerzas de izquierdas o nacionalistas, sobre todo por las exigencias que ya han empezado a plantear los de Pablo Iglesias para apoyar la investidura de Pedro Sánchez. 

LOS RESULTADOS. El complejo escenario deriva de unas elecciones que ganó el PP, al lograr 123 diputados y el 28,7 % de los votos, seguido del PSOE con 90 escaños y el 22%, mientras que Podemos se sitúa como tercera fuerza con 69 escaños y el 20,6%. Ciudadanos, en cuarto lugar, obtiene 40 diputados y el 13,9 % de los votos.

Les siguen ERC con 9 escaños y un 2,3 % de los sufragios; Democràcia y Llibertat con 8 y un 2,2 %; EAJ-PNV con 6 diputados y un 1,2 %; IU-Unidad Popular, con 2 y un 3,6 %, y EH Bildu con 2 escaños y un 0,8 % de los votos. Y por último, Coalición Canaria logra un diputado y un 0,3 % de los votos.

En el caso de Podemos, el total de escaños y porcentaje corresponde a esta formación política y a sus candidaturas en tres comunidades: En Comú Podem en Cataluña (12 escaños y un 3,7 % de los votos), Compromís en la Comunidad Valenciana (9 y un 2,6 %) y En Marea en Galicia (6 y un 1,6 %), que adelanta en la comunidad gallega a los socialistas como segunda fuerza, aunque empata con el PSdeG a seis escaños.

Los problemas de gobernabilidad derivan de la falta de mayoría suficiente para posibles pactos entre populares y C's por un lado y socialistas y Podemos por otro. El PP ya anunció que lo intentará: "Quien gana las elecciones es quien debe formar gobierno", dijo Mariano Rajoy tras conocerse los resultados.

Por su parte, Iglesias proclamó que "España ha votado un cambio de sistema", tras la fuerte irrupción de su formación, y Pedro Sánchez, en ese sentido, aseguró que "España quiere izquierda y quiere cambiar". 

Comentarios