Lambán afronta una posible multa de 600 euros por no ir al pleno del Senado sobre amnistía

El secretario general del PSOE de Aragón dijo que no acudió para no ser "desleal" consigo mismo
Javier Lambán, este sábado. JAVIER CEBOLLADA (EFE)
photo_camera Javier Lambán. JAVIER CEBOLLADA (EFE)

La dirección del grupo parlamentario socialista del Senado ha abierto un expediente al secretario general del PSOE de Aragón y senador, Javier Lambán, por ausentarse el martes del pleno que votó sobre la ley de amnistía, lo que le lleva a afrontar una posible multa de hasta 600 euros.

Fuentes socialistas han confirmado a Efe la apertura de este expediente con el objetivo de analizar a fondo los motivos de la ausencia de Lambán, que en una carta remitida al portavoz del PSOE en el Senado, Juan Espadas, explicó que decidió no acudir al pleno de este martes que votó el veto del PP a la proposición de ley de amnistía para no ser "desleal" consigo mismo.

Las mismas fuentes han señalado que en función del resultado de este análisis se determinará si se le aplica o no una sanción económica a Lambán como establece el reglamento interno del grupo parlamentario socialista.

Este reglamento señala que las ausencias de parlamentarios a las reuniones o votaciones de las ponencias o comisiones de las que formen parte o del pleno de la Cámara deberán estar siempre justificadas y autorizadas de forma previa y expresa. 

En el caso concreto de ausencias no autorizadas a votaciones en el pleno, los parlamentarios se enfrentan a una posible multa de hasta 600 euros si las votaciones requieren de mayoría cualificada o tienen singular importancia.

En este caso concreto, la ausencia de Lambán no modificó el resultado previsto, ya que el pleno del Senado aprobó gracias a la mayoría absoluta del PP en la Cámara Alta el veto a la proposición de ley de amnistía, que deberá volver al Congreso para recibir la luz verde definitiva y entrar en vigor. 

Lambán comentó en la carta remitida a Espadas que no acudió al pleno para evitar dar su apoyo "por activa o por pasiva" a algo que "honradamente" cree que "está agravando el problema de convivencia en el resto del país y perjudicando la salud de la democracia".

En el Congreso de los Diputados, la dirección del grupo socialista sancionó en la anterior legislatura con 600 euros a Carmen Calvo por romper la disciplina de voto con su abstención en la ley trans, y también a Odón Elorza por su disconformidad con la elección de Enrique Arnaldo como uno de los magistrados del Tribunal Constitucional pactados por el PSOE y el PP.