En libertad el imán de Badajoz y otros 5 detenidos acusados de financiar al yihadismo

García Castellón les ha impuesto como medidas cautelares comparecencias quincenales, la prohibición de salir de España y la retirada del pasaporte
Imagen de la mezquita de Badajoz. JERO MORALES (Efe)
photo_camera Imagen de la mezquita de Badajoz. JERO MORALES (Efe)

El juez Manuel García Castellón ha puesto en libertad con medidas cautelares al imán de Badajoz, Adel Najjar, y a otros cinco detenidos el pasado miércoles por presuntamente financiar el terrorismo yihadista en Siria después de que la Fiscalía haya pedido para casi todos ellos fianzas para eludir la prisión.

En concreto, al imán, nacido en Gaza, y a otros cuatro detenidos el magistrado de la Audiencia Nacional les ha impuesto como medidas cautelares comparecencias quincenales, la prohibición de salir de España y la retirada del pasaporte, han informado fuentes jurídicas.

Para un sexto ha decretado la prisión eludible con fianza de 5.000 euros, que ya ha abonado y, por tanto, ha quedado en libertad con las mismas medidas cautelares que los anteriores. Se trata del sirio Ghasoub Alabrash Ghalyoun, para quien la Fiscalía había pedido la mayor fianza, 20.000 euros, y que en su día fue absuelto de integrar una célula de Al Qaeda en España vinculada a los atentados del 11-S, liderada por Imad Eddin Barakat Yarkas, Abu Dahdah.

Además de la detención del imán en Badajoz, la Policía Nacional llevó a cabo el miércoles otros tres arrestos en Madrid, otro en Zaragoza y un último en Valencia por presunta pertenencia a una organización que enviaba supuestamente dinero a la milicia yihadista 'Jaysh al Islam', colaboradora de Al Qaeda en Siria.

Los seis detenidos han comparecido este viernes ante el juez García Castellón, que investiga estos hechos en el marco de la misma causa por la que en 2021 su juzgado envió a prisión al tesorero de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide) por supuesta pertenencia a organización terrorista y financiación del terrorismo desviando ayudas humanitarias destinadas a niños huérfanos de Siria.

En un comunicado, la Policía recuerda la primera parte de esta causa, conocida como Operación Bruder, en la que en marzo de 2021 se detuvo en total a dos personas en Madrid y a otra en Tenerife, acusadas de un delito de financiación del terrorismo.

Tras el interrogatorio, el fiscal Vicente González Mota ha optado por pedir prisión eludible bajo fianza, de 5.000 euros para tres de ellos y de 20.000 para Alabrash, mientras que sus abogados han reclamado su puesta en libertad, según han indicado a EFE fuentes jurídicas.

Entre los detenidos se encuentra también un miembro de la familia Kutayni, de origen sirio, Fady Kutayni Assi, para el que la Fiscalía pedía una fianza de 5.000 euros, y que es hijo del patriarca del clan, Fares Kutayni, que también fue investigado por participar en la recaudación de dinero para enviarlo utilizando como cobertura la ayuda humanitaria a huérfanos de Siria a través de la Organización Humanitaria Al Bashaer.

Los envíos efectuados durante varios años fueron por valor de más de 300.000 euros, según la Policía, que ha constatado que los ahora detenidos no solo pertenecían a una trama desarticulada en 2019, sino que "jugaban un papel muy relevante" en ella.

Además de los arrestos, la Policía practicó siete entradas y registros simultáneos, e intervino documentación relacionada con la investigación y "abundante material informático" que siguen investigando, ha informado la Policía.

Uno de los registros se produjo en la mezquita de Badajoz, y otro en la vivienda de Najjar, presidente del Ucide y también responsable regional en Extremadura de la Comisión Islámica de España. Adel Najjar reside en Badajoz desde hace 36 años, pero nació en Gaza. Su familia fue primero expulsada por el ejército israelí a Rafah en 1948 y tiempo después de allí a Jabalia, también en la Franja de Gaza, cuando él tenía cinco años.

En sus intervenciones públicas siempre se ha mostrado defensor de la convivencia religiosa y convencido de que "la próxima generación será plural y no mirará a la gente por su raza o religión".

Desde el último estallido del conflicto entre Israel y Hamás, el imán de Badajoz, a través de las redes sociales, ha tildado de "genocidio" y "masacre" los ataques llevados a cabo contra los palestinos y se ha mostrado partidario de la intervención de la comunidad internacional para proteger los derechos humanos.

Comentarios