Los sindicatos no descartan volver a movilizarse si no funciona la mediación

Los cuatro sindicatos que se oponen a la creación de la nueva compañía de bajo coste de Iberia -Sepla, Stavla, CNT y CTA-Tierra- volverán a las movilizaciones si no funciona la mediación del exministro de Trabajo Manuel Pimentel entre el Gobierno, la compañía y el sindicato de pilotos Sepla.

Así aseguró hoy a los periodistas el portavoz del sindicato de tierra CNT, Pascual González, que se concentró con un pequeño grupo de trabajadores de Iberia frente al hotel en el que se presentaba Iberia Express, que operará vuelos de corto y medio recorrido desde este domingo.

González explicó que los sindicatos tienen el compromiso de esperar antes de retomar las movilizaciones y lo harán hasta que vean en qué terminan las negociaciones que calificó de "muy duras".

Aunque no existe un plazo concreto, González precisó que será hasta que no vean claro que las negociaciones no tienen mucha salida. "En cuanto veamos que por esta vía no se avanza, volveremos a las movilizaciones, por lo menos, los cuatro sindicatos que estábamos en esta línea", agregó.

No obstante, el portavoz de CNT no dio más detalles del proceso de negociación, ya que como aclaró "no nos está permitido comentarlo".

En la misma línea se pronunció el consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, quien señaló, durante la presentación de Iberia Express, que mientras dure el proceso de mediación "no vamos a hacer ningún comentario" al respecto.

Respecto de la presentación de Iberia Express, dijo que Iberia vende una idea bonita de hacer una compañía nueva, que creará puestos de trabajo y que funcionará con todos los medios de su matriz, lo que "a lo mejor hasta es verdad" de cara a los clientes, pero no de cara a los trabajadores y a las posibilidades que tenga el grupo en el futuro.

Aunque el equipo directivo de Iberia matiza que Iberia Express no es una low cost al uso, porque van a utilizar parte de estructura de Iberia, en su opinión, los trabajadores sí lo serán, con "sueldos precarios a tope de 800 o 900 euros para la gente de tierra".

González insistió en que con la estrategia de trocear la compañía, Iberia se convertirá, en menos de cinco años, en una low cost de su socia en el consorcio IAG, British Airways (BA).

Aunque en el momento de asociarse Iberia y BA eran dos compañías prácticamente iguales porque aunque la española era un poco más pequeña, económicamente estaba en mejor situación, ahora la británica está prácticamente tomando a Iberia y también el propio aeropuerto de Madrid-Barajas, que es su objetivo porque el londinense de Heathrow no tiene más capacidad de crecimiento.

Asimismo, sugirió que en el futuro Iberia podría fusionar Iberia Express con Vueling, tal y como hizo con su low cost anterior, Clickair.

Comentarios