El alijo de Algeciras, el mayor hallado en un contenedor, es de socios de gallegos

La operación deja seis detenidos y 9 toneladas incautadas

Zoido, con el alijo incautado en Algeciras. EFE
photo_camera Zoido, con el alijo incautado en Algeciras. EFE

La Policía Nacional completó en las últimas horas la mayor aprehensión de cocaína oculta en un contenedor de la historia. Los 9.000 kilos decomisados en el puerto de Algeciras suponen el mayor alijo jamás incautado a través de este sistema en suelo europeo. 

El operativo se cerró con seis detenciones, todos ellos españoles afincados en el sur de la Península, presuntos receptores de las sustancias. La investigación determinó que la organización controlaba el envío de principio a fin, con empresas relacionadas con los criminales en los puntos de partida y de destino. 

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, desgranó este miércoles el operativo en la dársena gaditana en un acto coordinado por el jefe de la Brigada Central de Estupefacientes, Antonio Duarte, melillense residente en Pontevedra. 

Las primeras hipótesis apuntan a que la mercancía era propiedad del Clan del Golfo, el mayor cártel de la actualidad y el principal suministrador de cocaína de los clanes gallegos. Se da la circunstancia de que en apenas diez días comenzará un juicio en la Audiencia de Pontevedra en el que comparecerán como acusados dos integrantes del citado clan que estaban afincados en Vilagarcía para coordinar las entradas de droga por las Rías Baixas al lado de Rafael Bugallo, O Mulo. 

El hallazgo es un claro ejemplo de que las organizaciones dedicadas al tráfico de cocaína entre Colombia y España están en pleno apogeo.

Zoido explica el operativo
Seis personas, entre ellas dos empresarios y un guardia civil, han sido detenidas por su relación con el alijo de casi nueve toneladas de cocaína incautadas en un contenedor de plátanos en el puerto de Algeciras. 

Zoido explicó que los investigadores seguían una "expedición sospechosa" de tres contenedores cargados de plátanos que viajaban en un barco, el Lucie Schulte, procedente de Colombia.

El ministro ha explicado que en el marco de las competencias de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria se venían controlando las operaciones de una empresa expedidora de mercancía en Colombia y de una empresa importadora en España.

Fruto de las investigaciones conjuntas y a través de la colaboración internacional se tuvo conocimiento de un envío sospechoso que podía transportar sustancias estupefacientes con destino al puerto de Algeciras.

Al llegar al puerto de Algeciras, los tres contenedores fueron revisados de manera discreta el domingo 22 de abril, en las dependencias portuarias.

La actuación se realizó por funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Regional de Andalucía y del Cuerpo Nacional de Policía, y como resultado de la misma se aprehendieron en un contenedor 8.740 kilogramos de cocaína ocultos entre plátanos.

Tras encontrar la droga, los investigadores, con autorización de la Fiscalía Antidroga, dejaron partir el cargamento para averiguar su destino con un seguimiento vigilado, a efectos de identificar a los responsables de la operación.

Fue así como el cargamento llegó a una nave industrial de Málaga en la que fueron detenidas tres personas relacionadas con la empresa importadora, identificadas como Aurelio F.M., José Carlos F.A. y Juan José C.H; dos empresarios, Willian Fracois R.I. y Roberto R.H. que habían huido a Francia, fueron detenidos por la policía francesa en Lyon y han sido extraditados a España, y el otro arrestado es un agente de la Guardia Civil, arrestado en Algeciras.

Las investigaciones han sido coordinadas por la Fiscalía Especial Antidroga y el Juzgado de Instrucción número 14 de Málaga.