domingo. 25.10.2020 |
El tiempo
domingo. 25.10.2020
El tiempo

Miles de vecinos protestan contra las restricciones a la movilidad en Madrid

Manifestación de vecinos del barrio madrileño de Usera contra las medidas de confinamiento impuestas. FERNANDO VILLAR (EFE)
Manifestación de vecinos del barrio madrileño de Usera contra las medidas de confinamiento impuestas. FERNANDO VILLAR (EFE)
No habrá multas en las primeras 48 horas con las nuevas normas anticovid en la comunidad

Miles de vecinos de los barrios madrileños afectados por las restricciones de movilidad que entran en vigor el lunes se echaron a la calle este domingo para protestar contra estas nuevas medidas del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que consideran "segregatorias".

A partir de este lunes, los alrededor de 850.000 habitantes de las 37 áreas sanitarias sujetas a las nuevas restricciones no podrán salir de dichas zonas salvo para actividades imprescindibles, como ir a trabajar.

Esas 37 zonas básicas de salud se reparten por seis distritos del sur de la capital (Carabanchel, Ciudad Lineal, Puente de Vallecas, Usera, Villaverde y Villa de Vallecas) y otros siete municipios, la mayoría del sur de la comunidad (Alcobendas, Fuenlabrada, Getafe, Humanes de Madrid, Moraleja de Enmedio, Parla y San Sebastián de los Reyes).

En Villa de Vallecas, cientos de personas se congregaron en la mañana de este domingo ante la Junta Municipal de Distrito, coreando al ritmo de palmas y tambores consignas como "Ayuso dimisión" o "Sanidad pública". Algunos asistentes también llevaban pancartas con lemas como "+ sanidad, - segregar" o "Aguado, los ciudadanos virus sois vosotros".

"Son medidas que llegan mal y tarde, como siempre, y que no son suficientes", señalaba a Efe Alejandro, vecino de la zona afectada al igual que Mónica, quien opina que "si se hubieran tomado unas medidas antes, creo que en todo Madrid estaríamos mejor".

A juicio de esta vecina vallecana, "si sigues cogiendo el Metro para ir a trabajar y vas apretado como en una lata de sardinas, entonces los contagios no se van a parar", y subrayaba: "Tenemos que remar hacia el mismo punto y no por barrios, sino todos juntos".

"Para ir a trabajar y servirles en el bar sí vale, pero después tienes que volver por la noche y estar confinados aquí mientras que en otro sitio hacen lo que quieren", protestaba Mariano, que vive justo en el límite de la ZBS de Villa de Vallecas y aún no sabe hasta qué punto le afectarán las restricciones.

Su mujer, Mery, lamenta que no se haya hecho un mayor esfuerzo en reforzar el personal sanitario, y advierte del "señalamiento" que puede producirse contra las personas que viven en las áreas aisladas.

"Para ir a trabajar y servirles en el bar sí vale, pero después tienes que volver por la noche y estar confinados aquí", censura un vecino 

"Lo que tendrían que haber hecho es aumentar la sanidad y aumentar el transporte público", se quejaba otra vecina, Sara, mientras que su amiga Irene añadía: "Las medidas se tendrían que haber tomado antes, no las han pensado hasta que la situación les ha superado, y la sanidad lleva desbordada todo el verano y no se ha contratado personal".

En Puente de Vallecas, el distrito de Madrid con mayor incidencia del coronavirus y el de más zonas aisladas (nueve), también hubo una concurrida concentración, en su caso a las puertas de la Asamblea de Madrid.

Ahí acudió una representación de Unidas Podemos, cuya portavoz en la Asamblea, Isa Serra, pidió la dimisión de la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, y acusó al PP de orquestar confinamientos "segregadores, injustos e ineficaces" al tiempo que "se niega a reforzar los servicios públicos aunque de eso dependan vidas".

Su portavoz adjunta, Sol Sánchez, añadió: "Este confinamiento no es selectivo, es clasista, y ni siquiera atiende a criterios puramente sanitarios. Esto es absolutamente inútil".

Las protestas se reprodujo en casi todos los puntos afectados por las restricciones e incluso en áreas colindantes a las confinadas.

Las nuevas normas se estrena sin multas en las primeras 48 horas
La policía comienza este lunes a hacer controles aleatorios en el perímetro de las 37 zonas afectadas en Madrid por las nuevas medidas de restricción de movilidad, pero no será hasta 48 horas después cuando multe a los infractores de la norma.

Los controles aleatorios y puntuales se realizarán en las calles o salidas de metro de estas áreas con una alta incidencia de contagios y que concentran a más de 855.000 habitantes, quienes no podrán salir más que para cuestiones imprescindibles, como ir a trabajar, acudir la universidad o cuidar a un mayor.

Además, la Comunidad proporcionará formularios en su página web para que los ciudadanos afectados puedan justificar sus movimientos y también podrán hacer declaraciones juradas (ellos mismos se autorresponsabilizan de que van a hacer determinada gestión).

Este domingo se reunió el Plan Territorial de Protección Civil (Platercam) para coordinar la aplicación de las nuevas órdenes sanitarias, en un encuentro al que asistieron, entre otros, los consejeros de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y de Justicia, Enrique López, respectivamente; el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, la delegada del área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, y responsables de los ayuntamientos afectados por las medidas aprobadas por el Gobierno regional.

En la ciudad de Madrid, más de 200 policías locales se moverán por sesenta puntos aleatorios para garantizar el cumplimiento de la norma, según la portavoz municipal y delegada de Seguridad del Consistorio madrileño, Inmaculada Sanz. 

Miles de vecinos protestan contra las restricciones a la movilidad...
Comentarios