La mitad de los españoles suspende a Pedro Sánchez en su gestión del Covid-19

Margarita Robles, ministra de Defensa, es la mejor valorada del Gobierno, según una encuesta realizada entre el 3 y el 8 de abril
Proc/JFIF/EFE-Calidad:Excelente
photo_camera Pedro Sánchez, tras una reunión del consejo de ministros. EFE

El 51 por ciento de los españoles considera mala o muy mala la gestión de la crisis del coronavirus por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y las Fuerzas Armadas son la institución mejor valorada por los ciudadanos en esta emergencia sanitaria.

Así se desprende de un estudio realizado por Ipsos entre el 3 y el 8 de abril a más de 2.000 ciudadanos de entre 16 y 65 años, que revela que solo un 25 % de los encuestados califica como buena o muy buena la gestión de Sánchez.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, es el miembro peor valorado. Su gestión es considerada mala o muy mala por el 56 % de los encuestados y solo un 20 % opina que es buena o muy buena.

En el lado opuesto se sitúa la ministra de Defensa, Margarita Robles: 1 de cada 3 la califica su gestión de buena o muy buena. Le siguen, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el Rey Felipe VI.

En lo que respecta a la percepción sobre las diferentes instituciones, junto a los sanitarios, los ciudadanos coinciden en que las Fuerzas Armadas y los ayuntamientos (76 % y 43 %, respectivamente) son los órganos más útiles y eficaces.

Contar con al Unidad Militar de Emergencia es la medida sanitaria que los encuestados consideran más efectiva

Por el contrario, más de la mitad (51 %) se muestran especialmente críticos con el papel de la Comisión Europea en la gestión de esta emergencia.

En cuanto a las medidas sanitarias, los encuestados consideran que las más efectivas han sido contar con la Unidad Militar de Emergencia (77 %), construir hospitales de emergencia (71 %), el control del confinamiento de la población (60 %) y la paralización de toda la actividad económica no esencial (57 %). Sin embargo, la entrega de equipos médicos y de protección solo ha sido valorada como efectiva por el 37 %.

En cuanto a las medidas económicas, la más valorada es la destinada a garantizar los servicios esenciales (luz, agua, etc) que apoyan un 79 % de los encuestados, seguida de la flexibilización de las jornadas laborales (70 %).

Como peor valoradas se sitúan las implicaciones en el gasto público y la provisión de avales destinados a la financiación de empresas privadas, con un 58 % y 57 %, respectivamente.