Los mossos indagan un posible caso de sumisión por 'pinchazo' en Barcelona

DJ Neska denunció en su cuenta de Instagram que ella y una amiga suya notaron cómo las pinchaban en un local de ocio nocturno barcelonés
Jeringuillas. DP
photo_camera Jeringuillas. DP

Los Mossos d'Esquadra están intentando contactar con una mujer que ha denunciado en redes sociales que sufrió sumisión química mediante un pinchazo con una jeringuilla o un inyectable en una discoteca de Barcelona, "para poder investigar los hechos", han explicado a Efe desde la policía autonómica.

"No nos consta por ahora denuncia más allá de lo que hay en redes y medios de comunicación, pero estamos intentando contactar con la víctima para investigar los hechos", han afirmado.

Se trata de la DJ Neska, que en su cuenta de Instagram ha denunciado que este sábado 23 de julio se encontraba bailando en el club Les Enfants de Barcelona junto a una amiga cuando ocurrieron los hechos.

"Chicas, anoche a mi amiga y a mi nos pincharon en un club de Barcelona. A mi amiga en la pierna y a mi en el brazo. Cuando los sentimos nos lo dijimos y fuimos a la barra a pedir ayuda", explica la joven, que dice que no quiere causar "alarma", pero sí advertir que "están pinchando en las discotecas de Barcelona y hay que saber qué hacer".

Aunque el modus operandi de la burundanga u otros químicos en la bebida es el más habitual de la sumisión, desde hace unos meses se han ido denunciando e identificando intoxicaciones por el método del pinchazo en diversas fiestas populares, festivales o clubes en España.

Aunque a los mossos en Barcelona no les constan más incidentes ni denuncias por el método del pinchazo en la ciudad condal, la policía autonómica en Girona sí ha recibido una denuncia de una chica que habría sufrido este método en un club de Lloret de Mar, según ha adelantado el diario Ara y han confirmado a Efe desde el cuerpo de seguridad.

Los hechos ocurrieron el pasado 10 de julio en el club St. Trop, donde la víctima habría sentido un pinchazo en el brazo, que poco después sintió dormido.

Tras evolucionar a un malestar general al poco rato decidió comunicarlo a su entorno y se decidieron a denunciar después lo ocurrido.