Mueren dos candidatos a alcalde a falta de cinco días para las elecciones

La campaña electoral se ha teñido de luto por la muerte anoche de dos candidatos, uno del PP y otro del Partido Andalucista (PA), que concurrían en estos comicios a la Alcaldía de Gorliz (Vizcaya) y a la de Alcaucín (Málaga), respectivamente.

Se trata de la candidata del PP a la Alcaldía de la localidad vizcaína de Gorliz, María Rosario Arrúe, de 75 años, y del alcalde de Alcaucín y del Partido Andalucista (PA), Guillermo Pérez, de 48 años.

A estos dos casos hay que añadirle la muerte el pasado fin de semana, en un atropello, de un candidato a concejal por el PP en Robledillo de Gata (Cáceres).

Arrúe, viuda con tres hijos y natural de Bilbao, desempeñó cargos públicos por el PP durante los últimos 12 años, primero como concejal en la localidad guipuzcoana de Aretxabaleta y en la última legislatura como edil en Gorliz.

En concreto, formaba parte del equipo de gobierno de ese ayuntamiento, en el que se encargaba del área de Servicios sociales, junto con un grupo independiente y EA, según han explicado fuentes de su partido.

Guillermo Pérez, quien también falleció anoche de cáncer de pulmón, accedió a la Alcaldía de Alcaucín en marzo de 2009, tras la detención del anterior regidor, José Manuel Martín, en la operación Arcos contra la corrupción urbanística.

A pesar de su enfermedad, Pérez comunicó al PA su intención de optar a la reelección como alcalde y encabezaba la lista andalucista.

Tras su muerte, el PA ha solicitado a la Junta Electoral que sea la hasta ahora número 2 de la candidatura, María Antonia Guerrero, la cabeza de lista y candidata a la Alcaldía.

Comentarios