Uno de los niños asesinados en Huétor Tajar falleció de un disparo y otro murió por asfixia

Las autopsias confirman la causa del óbito de los dos menores a los que su abuelo mató en Granada
Efectivos de la Guardia Civil y servicios funerarios, en las inmediaciones del domicilio de Huétor Tajar durante este lunes. EUROPA PRESS
photo_camera Efectivos de la Guardia Civil y servicios funerarios, en las inmediaciones del domicilio de Huétor Tajar durante este lunes. EUROPA PRESS

El informe preliminar de las autopsias practicadas a los hermanos de 10 y 12 años asesinados por su abuelo, que se suicidó después de atrincherarse con ellos durante toda una noche en su casa de Huétor Tájar (Granada), establece que uno de ellos murió por disparo en la espalda o el costado y el otro por asfixia.

Según han informado a Efe fuentes próximas a la investigación, aún falta el informe definitivo y el toxicológico.
La autopsia practicada a los tres cuerpos ha concluido poco después de las 15:00 horas de este lunes.

El resultado preliminar se conoce justo después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Loja haya acordado este martes declarar secreta durante un mes la investigación sobre estos hechos, que ocurrieron este lunes cuando un hombre de 72 años mató en su vivienda de Huétor Tájar a sus dos nietos, de 10 y 12 años, antes de suicidarse con una escopeta de caza tras permanecer toda la noche anterior atrincherado con ellos.

El juzgado declara el secreto de la investigación durante un mes

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Loja ha acordado este martes declarar secreta durante un mes la investigación sobre la muerte de los dos hermanos menores presuntamente asesinados por su abuelo materno.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado del acuerdo del juzgado instructor encargado de la causa, que prorrogará al menos durante un mes el secreto sobre las actuaciones, una decisión tomada este lunes.

Segunda jornada de luto oficial en Huétor Tajar

Este municipio del poniente granadino vive su segunda jornada de luto de los tres días declarados por el Ayuntamiento, que también suspendió el último día de fiestas patronales

En un breve comunicado, el Ayuntamiento de Huétor Tájar ha pedido que se respete la intimidad de la familia de los fallecidos, un "ruego" dirigido a no generar más dolor ante una tragedia que mantiene conmocionado a este municipio de unos 10.000 vecinos.

Tras conocer la muerte de los sus dos hijos, el padre de las víctima tuvo que ser sedado y trasladado a un centro sanitario de Granada en el que este martes continúa recibiendo asistencia

Por otro lado, el funeral de los dos hermanos tendrá lugar previsiblemente este miércoles, el tercer y último día de luto oficial en su municipio.