El PNV resiste el ascenso de Bildu, que le iguala en escaños en una lid encarnizada

Gobernabilidad: Los resultados permitirán a la formación jeltzale reeditar el pacto de gobierno con los socialistas
Descalabro: Podemos queda sin escaños, el PSE llega a 12, el PP gana un diputado (7) y Sumar y Vox logran 1
Así quedaron las elecciones vascas. EP DATA
photo_camera Así quedaron las elecciones vascas. EP DATA

El PNV ha ganado por la mínima, con cerca de 29.000 votos, a EH Bildu, con el que, sin embargo, ha empatado a 27 escaños en una encarnizada contienda entre ambas formaciones por la hegemonía en Euskadi.

Estos resultados permitirán a la formación jeltzale reeditar la actual fórmula de gobierno con un PSE-EE al alza, que ha logrado 12 escaños, dos más que en 2020, lo que les permite sumar 39, uno más que la mayoría absoluta en la Cámara vasca.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, destacó que tras haber ganado en votos en las elecciones vascas de este domingo, aunque empatado en escaños con EH Bildu, su partido "asume la responsabilidad" de conformar el próximo Gobierno vasco, que será, prometió, "plural".

Imanol Pradales saluda a sus seguidores acompañado de Andoni Ortuzar (izquierda). LUIS TEJIDO (EFE)
Imanol Pradales saluda a sus seguidores acompañado de Andoni Ortuzar (izquierda). LUIS TEJIDO (EFE)

El PNV ha conseguido más de 366.000 votos y 27 escaños en los comicios del 21 de abril –cuatro menos que hace cuatro años–, con el 99% del voto escrutado, con EH Bildu como segunda fuerza, con el mismo número de escaños y casi tres puntos menos de votos.

En estos comicios, el PNV ha mantenido su hegemonía en su feudo principal, Bizkaia, mientras que EH Bildu le arrebata la primera posición en Gipuzkoa y en Álava.

"El PNV ha ganado estas elecciones", subrayó Ortuzar en una comparecencia en la sede del PNV en Bilbao acompañado por el candidato de este partido a lendakari, Imanol Pradales, y el jefe en funciones del Ejecutivo, Iñigo Urkullu, junto a otros dirigentes. Pradales, que este domingo celebró también su 49 cumpleaños, destacó: "Daré todo por Euskadi, todos los días".

Los resultados parecen respaldar la reedición de la fórmula de Gobierno que sustentan jeltzales y socialistas, y que funciona también en las principales instituciones vascas, diputaciones y ayuntamientos de las tres capitales.

Aunque los números para la mayoría absoluta dan con la suma de PNV y EH Bildu (54) y la de EH Bildu más PSE (39), los candidatos socialista y jeltzale ya descartaron en campaña posible pactos con la coalición que lidera Arnaldo Otegi.

El candidato del PSE-EE a lendakari, Eneko Andueza, valoró haber obtenido "un extraordinario resultado" en las elecciones vascas con 12 parlamentarios, dos más que la pasada legislatura.

Tras conocer los datos definitivos del escrutinio, Eneko Andueza anunció que con los escaños obtenidos los socialistas vascos decidirán "con responsabilidad" para "responder a la mayoría de la sociedad vasca que quiere una política que se olvide de mitos y de aventuras".

El PSE-EE tendrá 12 representantes y repetirá como tercera fuerza en número de parlamentarios, de manera que, si sumara sus escaños a los 27 que ha sacado el PNV –el partido más votado este 21 de abril–, juntos alcanzarían los 39 escaños y volverían a superar la mayoría absoluta en la Cámara.

"Resultados históricos" para Bildu

Pello Otxandiano, secundado por Arnaldo Otegi, celebra el resultado de las elecciones. MIGUEL TOÑA (EFE)
Pello Otxandiano, secundado por Arnaldo Otegi, celebra el resultado de las elecciones. MIGUEL TOÑA (EFE)

Mientras, el candidato a lendakari por EH Bildu, Pello Otxandiano, señaló que tras los resultados "históricos" logrados por su formación en las elecciones vascas, "el cambio está en marcha y es imparable".

La formación de Otxandiano ha empatado a 27 escaños con el PNV, aunque este último partido ha ganado las elecciones en votos. Tras ganar seis escaños respecto a los comicios de 2020, EH Bildu ha conseguido casi 350.000 votos, nunca conseguidos por la coalición abertzale en unas elecciones vascas.

Entre gritos de "Jo ta ke irabazi arte" (darle hasta ganar) y en favor de la independencia, Otxandiano compareció ante las decenas de militantes que se citaron en el mercado del Ensanche de Bilbao, donde la coalición ha seguido la noche electoral, junto con el coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi. Este dio las gracias a los que depositaron su confianza en esta formación: "Hemos ganado en Vitoria, en Álava, hemos cumplido todos los retos. Esto es la fuerza de la izquierda independentista", exclamó.

"El trabajo que hemos hecho ha dado sus frutos, estamos orgullosos, y mañana al tajo. Las siguientes son las elecciones europeas, para ser la primera fuerza en Euskadi y Navarra", manifestó.

La cuarta fuerza política ha sido el PP vasco, por lo que Javier de Andrés consideró que los populares han conseguido su "principal propósito", que era crecer en porcentaje, votos y escaños.

El PP ha conseguido siete escaños en el Parlamento vasco, uno más que en las pasadas elecciones, pero con la diferencia de que hace cuatro años se presentó en coalición con Ciudadanos, y el reparto era de cuatro populares y dos de Ciudadanos. Ahora, en solitario, los siete son todos del PP.

Y es que los siete escaños en solitario se han dado gracias a una fuerte subida en votos: el PP ha llegado a los 96.700 sufragios, lo que supone casi 36.000 más que hace cuatro años.

El mejor resultado lo ha conseguido en Álava, de donde es Javier de Andrés, con cuatro escaños, por otros dos en Bizkaia y uno en Gipuzkoa. Precisamente De Andrés ha calificado como "espectacular" el resultado en Álava, donde ha sumado 24.300 votos, 10.000 más que hace cuatro años. Es el territorio en el que los populares han conseguido uno de sus objetivos, recuperar votantes que se habían ido al PNV.

El "duro golpe" a Podemos

Por el contrario, Elkarrekin Podemos dejará de tener presencia en el Parlamento vasco, al no obtener el respaldo suficiente. El divorcio político con Sumar ha pasado factura a este espacio que llegó a ser primera fuerza en Euskadi en las elecciones generales de 2016 y que en los comicios autonómicos de 2020, bajo la denominación Elkarrekin Podemos-IU, obtuvo seis parlamentarios.

La coordinadora general de Elkarrekin Podemos, Pilar Garrido, reconoció los malos resultados e indicó que la formación "asume este duro golpe" porque cree que su proyecto es "muy necesario para el futuro de Euskadi".

Sumar, por su parte, entra por primera vez en el Parlamento vasco, con un asiento por Álava. La candidata a lendakari por Sumar, Alba García, se mostró satisfecha con los resultados en las elecciones vascas, unos comicios "muy complicados y polarizados" y ha garantizado a quienes han votado "a todas las fuerzas progresistas" que trabajarán para conseguir un giro a la izquierda.

Con casi el 100% de los votos escrutados, Sumar ha conseguido 34.950 votos, un 3,34%, y un escaño por Álava que ocupará Jon Hernández.

Mientras, Vox sigue en la Cámara con una representante por Álava –Amaia Martínez–, donde la formación ha conseguido 5.623 votos, 889 más que en 2020.