Partidos de todas las ideologías exigen a Sánchez explicaciones sobre el Sáhara

PP, BNG, EH Bildu o Cs firman una solicitud de comparecencia al Presidente por un cambio histórico no consensuado
Pedro Sánchez y Emmanuel Macron. EFE
photo_camera Pedro Sánchez y Emmanuel Macron. EFE

Partidos políticos de izquierda y de derecha exigen al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que dé explicaciones en el pleno del Congreso de los Diputados sobre el giro que ha dado el Ejecutivo en su posición frente al Sáhara Occidental y su apoyo a Marruecos.

Hasta 13 partidos de diferente signo político (PP, Cs, ERC, EH Bildu, PNV, JxCAT, PDeCAT, BNG, Cup, Más País, Compromís, Nueva Canarias y Coalición Canaria) solicitaron la comparecencia de Sánchez en el Congreso para que explique un cambio histórico en la política internacional de Estado que no ha sido consensuado con los grupos parlamentarios.

Todos ellos han coincidido en que la comparecencia del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, prevista para el miércoles no es suficiente.

Unidas Podemos es el único grupo parlamentario que no ha registrado todavía ninguna iniciativa vinculada al nuevo respaldo que ha dado el Gobierno español a la propuesta marroquí de autonomía del Sáhara Occidental.

Mientras llegan las comparecencias, el PP y ERC modificaron sendas preguntas para la sesión de control que celebra el Senado este martes con la intención de que Albares ofrezca explicaciones urgentes en sede parlamentaria. "Nos hemos enterado de la política exterior de España a través del Gobierno de Marruecos, se ha roto el consenso de política exterior que España había construido en los últimos 40 años", apuntó Feijóo sobre la crisis del Sáhara.

Al hilo de ello, afirmó que es "muy difícil tomarse en serio" a un Ejecutivo "que no se toma en serio a un país".

Tras una reunión en Bruselas, donde se celebra el acercamiento entre España y Marruecos, Albares explicó que "siempre es un buen momento para alcanzar un acuerdo que garantiza la integridad territorial de España, la prosperidad, la gestión de los flujos migratorios irregulares, los intereses comerciales y la lucha contra el terrorismo".

En una línea similar al titular de Exteriores, Josep Borrell, Alto Representante de la UE para Política Exterior, aseguró que España "no contradice" una solución a la cuestión del Sáhara Occidental basada en el acuerdo mutuo y en el marco de las resoluciones de Naciones Unidas ni la Unión Europea. "La posición de la UE sigue siendo la misma", aclaró.

Desde el gobierno de Francia también afirmaron que el plan de autonomía de Marruecos para el Sáhara Occidental es "una base" a partir de la cual mantener discusiones "serias y creíbles".

VOCES EN CONTRA. A lo largo de la mañana de este lunes, muchos fueron quienes se cuestionaron el cambio de rumbo de España en este asunto. Así la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha acusado al presidente de actuar con "opacidad" e "incoherencia", aunque ha descartado por completo abandonar el Ejecutivo.

El diputado del PSOE por Guipúzcoa en el Congreso, Odón Elorza, admite que le duele que el Gobierno haya "abandonado" la "justa causa" del pueblo saharaui y confiesa que le costará aceptar "de modo sumiso" la "cesión" a las pretensiones de Marruecos con esa región "tras su conocida presión y su juego sucio".

El portavoz del Comité de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, acusó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de haber cambiado el criterio de España para "protegerse " en el 'caso Ghali'.

El presidente de la asamblea argelina ve un "vil chantaje"
El presidente de la Asamblea Nacional argelina, Brahim Bughali, criticó el "vil chantaje" marroquí que propició, en su opinión, el cambio de postura de España con respecto al Sáhara Occidental, que le provocó "estupor". "Los derechos del pueblo saharaui no pueden ser objeto de pactos y menos ante un vil chantaje", afirnó Bughali.

"Espiral de tensión"
El preceso está reconocido por la ONU como descolonización y advirtió de que podría causar una "espiral de tensión". Petición al Congreso Bughali pidió al Congreso rechazar "inaceptables concesiones".

 

Sánchez visita Ceuta y Melilla tras el apoyo de sus gobernantes

Los presidentes de las ciudades autónomas, del grupo mixto y PP, ven "positivo" el giro de España sobre el Sáhara

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se desplazará a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla para realizar una visita institucional.

El presidente estará acompañado de los presidentes autonómicos de Ceuta, Juan Jesús Vivas, y de Melilla, Eduardo de Castro, ambos favorables al acuerdo con Marruecos.

En la tarde del viernes, poco después de que Marruecos hiciese público el contenido de una carta enviada por Sánchez, De Castro —que pertenece al grupo mixto y gobierna en coalición con el PSOE— apoyaba la decisión señalando que "cerrar una crisis siempre es una gran noticia ".

De su lado, Vivas (PP) también valoró "de manera positiva" la nueva etapa en las relaciones con Marruecos y señaló que esperaba con ella se garantizase "la estabilidad, la soberanía, la integridad territorial y la prosperidad " de ambos países.

A este respecto, el PSOE dio por hecho que tras cerrar la crisis diplomática cesarán las ambiciones de Marruecos sobre Ceuta, Canarias y Melilla. La última vez que Sánchez estuvo en las ciudades autónomas fue el pasado 18 de mayo, al día siguiente de la entrada masiva de menores marroquíes en Ceuta. En aquel momento, advirtió a Marruecos de que el Gobierno defendería la integridad territorial de España con los medios que fueran necesarios.

En la citada carta Sánchez manifestó que el plan de autonomía planteado por Marruecos en 2007 es "la base más seria, creíble y realista para la resolución de este diferendo".