Pedro Sánchez apoya la autonomía del Sáhara que propone Marruecos

Podemos se desmarca de la postura del PSOE y pide respetar el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui
Reunión entre Pedro Sánchez y Mohamed VI. BALLESTEROS (EFE)
photo_camera Reunión entre Pedro Sánchez y Mohamed VI. BALLESTEROS (EFE)

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, trasladó al rey Mohamed VI que España considera la propuesta de autonomía presentada por Marruecos en 2007 para el Sahara Occidental como "la base más seria, creíble y realista para la resolución de esta disputa", en una misiva difundida por el Gabinete Real marroquí a través de un comunicado.

Según la nota del Gabinete Real, en el mensaje Sánchez subraya que "reconoce la importancia de la cuestión del Sahara para Marruecos" y destaca "los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable" a la disputa entre Marruecos y el Frente Polisario por la excolonia española.

"Nuestro objetivo es el de construir una nueva relación basada en la transparencia y la comunicación permanente, el respeto mutuo y el respeto a los acuerdos firmados por ambas partes, la abstención de toda acción unilateral para estar la altura de la importancia de todo lo que compartimos", afirma Sánchez en la misiva difundida por el Gabinete Real. 

En la carta, el presidente del Gobierno español indica que "los dos países están indisolublemente unidos por afectos, una historia, una geografía, intereses y una amistad compartida" y se muestra convencido de que "los destinos de los dos pueblos también están unidos de la misma forma" y de que "la prosperidad de Marruecos está ligada a la de España, y viceversa".

Siempre según el comunicado del Gabinete Real, Sánchez traslada al soberano marroquí que "España actuará con la absoluta transparencia que corresponde a un gran amigo y aliado". "Le aseguro que España siempre cumplirá sus compromisos y su palabra", añade el presidente español.

En la carta Sánchez se refiere al asunto de la emigración y reitera al monarca su "determinación para afrontar juntos los desafíos comunes, especialmente la cooperación de la gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo y el Atlántico, con espíritu de total cooperación".

"Todas estas acciones se llevarán a cabo con el objetivo de garantizar la estabilidad y la integridad territorial de los dos países", concluye el presidente en el texto difundido por Marruecos.

Este mensaje se produje meses después de la crisis más grave entre Marruecos y España de las últimas dos décadas, que comenzó a finales de abril del pasado año con la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, para ser hospitalizado en la ciudad española de Logroño (norte) y la avalancha de inmigrantes irregulares que entraron a nado en Ceuta en mayo.

Pese a esta crisis sin precedentes, que se materializó en la llamada a consultas de la embajadora de Marruecos en Madrid, los monarcas de los dos países no han dejado de intercambiar mensajes de cortesía y señales de compromiso para mejorar las relaciones bilaterales.

El rey marroquí hizo un gesto de acercamiento a Madrid el pasado agosto, cuando en un discurso expresó su deseo de inaugurar una nueva etapa con España, pero las relaciones entre ambos países no han vuelto a la normalidad.

En la tradicional recepción al cuerpo diplomático el pasado 17 de enero, el rey Felipe VI tendió la mano a Marruecos para "caminar juntos" con España y "empezar a materializar ya" una nueva relación.

Tras sus palabras, el Gobierno marroquí reaccionó pidiendo a España "mucha claridad" y afirmando que sin "lealtad en la causa nacional del Sáhara (Occidental)" las relaciones de Marruecos con otros países no avanzan.

Esa reacción se produjo poco después de que Marruecos restableciera sus relaciones con otro país europeo con el que estaba en crisis, Alemania, después de que su nuevo gobierno, al igual que ahora España, apoyara la propuesta de autonomía del Sahara bajo soberanía marroquí presentada por Rabat en la ONU en 2007. 

El 5 de enero, Marruecos informó de la recepción de un mensaje enviado por el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, al rey Mohamed VI en el que el germano afirmaba que la propuesta de autonomía marroquí era "una buena base" para resolver el conflicto.

Tras esa misiva, el ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita, y su homóloga alemana, Annalena Baerbock, acordaron el pasado 16 de febrero, iniciar un "nuevo diálogo para superar sus malentendidos" y "profundizar en sus relaciones bilaterales".

PODEMOS SE DESMARCA. Podemos se ha desmarcado del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y ha subrayado que la "única solución" para el Sáhara Occidental pasa por implementar el derecho internacional, que pauta un referéndum y "respetar la libre autodeterminación" del pueblo saharaui. 

Así lo ha indicado la eurodiputada y responsable del área internacional de la formación, Idoia Villanueva tras conocer la misiva del Jefe del Ejecutivo en la que traslada al rey Mohamed VI.

"La única solución para lograr acabar con décadas de incumplimiento con el Sáhara Occidental pasa por implementar el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas, que señalan un referéndum y respetar la libre determinación del pueblo saharaui", ha desgranado en Twitter, replicando de esta forma la postura del presidente. 

Fuentes de la formación morada han explicado también que no pueden compartir esta propuesta, dado que el plan autonomista que defiende Rabat supone "abandonar la posición de neutralidad y el consenso de las resoluciones de Naciones Unidas". 

Además, desde la formación han apuntado que se trata de una postura con la que se rechazaría de facto el 'mutuo acuerdo' ya que "ni el Polisario ni Argelia aceptarían" el mencionado plan de autonomía de Rabat. 

Por tanto, la vía para terminar con el conflicto, en la línea marcada por Villanueva, es celebrar un referéndum, como marcan las resoluciones internacionales.