Proponen subir hasta los 20 euros la cajetilla de tabaco

El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo sugiere duplicar el precio de la cajetilla, hasta los 10 euros, e ir aumentándolo progresivamente hasta llegar a los 20
Mónica Pérez Ríos, Andrés Zamorano y José María Labeaga. EUROPA PRESS
photo_camera Mónica Pérez Ríos, Andrés Zamorano y José María Labeaga. EUROPA PRESS

El Día sin Tabaco estuvo marcado por la reivindicación de nuevas medidas para aislar a los fumadores y el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo propuso duplicar el precio de la cajetilla hasta los 10 euros e ir aumentándolo progresivamente hasta los 20 euros, para que España deje de ser "el estanco de Europa". El precio medio final de una cajetilla en España es de 4,53 euros frente a los 9,7 euros de Francia o los 13 de Irlanda.

Así lo ha expuesto el presidente del CNPT, Andrés Zamorano, en una rueda de prensa convocada con motivo del Día Mundial sin Tabaco que se celebra cada 31 de mayo y en la que ha vuelto a urgir al Gobierno a que apruebe "de manera inmediata" el Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2021-2025. "Estamos muy sorprendidos y muy enfadados: pensábamos que hoy era el día tope para hacer coincidir el Día Mundial sin Tabaco y la presentación del plan, que será el germen de la nueva ley antitabaco que el Gobierno se ha comprometido a aprobar esta legislatura, pero esta legislatura acaba el año que viene", ha lamentado.

Un plan que -ha añadido-, además de ampliar los espacios sin humo o introducir el empaquetado neutro, debe incluir un incremento de la fiscalidad de los productos del tabaco y sus derivados, incluyendo los cigarrillos electrónicos.

De esta forma, el CNPT propone duplicar el precio de la cajetilla hasta los 10 euros y después, de forma paulatina, hasta los 20, para que así España, donde más barato resulta acceder al tabaco tras los países del este, Grecia, Chipre, Malta y Portugal, "deje de ser el estanco de Europa".

España ingresó en 2021, entre Iva e impuestos especiales, 9.300 millones por la venta de tabaco, pero los costes asociados al consumo de ese producto se triplicaron hasta casi 30.000 millones, según la organización, que defiende, no obstante, que hay que ser "cuidadosos" con la actualización de la fiscalidad, para evitar la fuga a productos sustitutivos. "Los efectos de sustitución han sido muy visibles entre 2006 y 2017: la venta de cajetillas cayó un 47% pero la picadura de liar aumentó un 171%. Si no coordinamos estas medidas fiscales bien, podrían no ser efectivas", dice.

La organización también llamó a relativizar el "mito" del perjuicio a la industria y a la agricultura. "Hay 35.000 puestos de trabajo relacionados con la producción de tabaco", señala.

1.000 muertes anuales en población no fumadora

Por su parte, Mónica Pérez-Ríos, coordinadora del grupo de trabajo de tabaquismo de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), ha recalcado que, a pesar de la normativa que lo prohibió en 2010, "la prevalencia de exposición al humo ambiental aún sigue siendo un contaminante de interiores".  De hecho, se ha estimado que, en España, la exposición al humo ambiental en lugares cerrados como la casa o el trabajo "provoca 1.000 muertes anuales en población no fumadora". 

"Son riesgos totalmente evitables", ha señalado la profesora de Epidemiología, quien ha urgido a avanzar en la educación de la población sobre los riesgos de exponerse a las sustancias carcinógenas del tabaco porque "el nivel de exposición al humo ambiental seguro no existe. 

Comentarios