PSC y PPC critican la escucha del CD, entregado por Pujol Ferrusola, en el Parlament

Contiene una supuesta conversación entre la expareja del primogénito de expresident y la líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho. Los socialistas se ausentaron al no querer contribuír a este "circo", aseguran

Los diputados de la comisión de investigación del caso Pujol han escuchado este martes, a puerta cerrada, el CD que entregó Jordi Pujol Ferrusola y que contiene supuestamente parte de la grabación entre su expareja, Victoria Álvarez, y la líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, en el restaurante La Camarga.

El primogénito del expresidente catalán, Jordi Pujol, entregó dicho CD al presidente de la comisión de investigación del Parlament, David Fernández (CUP), al final de su comparecencia en dicha comisión, creada después de que Jordi Pujol confesara haber tenido una fortuna oculta durante décadas en el extranjero.

La audición del CD se ha llevado a cabo finalmente durante el mediodía de este martes en el Parlament, a puerta cerrada, con la oposición y críticas del PPC y PSC. Y si bien en el caso de los populares han decidido asistir "simplemente como testigos", los socialistas han sido el único partido que se ha ausentado al considerar que no quieren contribuir a convertir el Parlament en "un circo".

El portavoz adjunto del PPC en el Parlament, Santi Rodríguez, ha asegurado que su partido está "absolutamente convencido de que esto que se pretende escuchar no es la auténtica grabación de esta famosa comida, ya que hay una única copia que está depositada en el juzgado y el Parlament no la ha pedido".

"No es la original. Qué es, no lo sé. Yo solo vi un disco, que entregó un señor imputado por blanqueo y corrupción, que dijo que era de origen anónimo, que después se llevó el presidente de la comisión a su casa y que al día siguiente otro diputado del mismo grupo que el presidente decía cuál era el contenido. Todo esto es muy impropio de un Parlament. No es serio", ha denunciado Rodríguez.

En cualquier caso, los populares han decidido finalmente acudir como "testigos" para "saber qué es lo que se escucha y de esta manera intentar evitar la indefensión de cualquier persona que pueda ser referenciada en lo que se escuche hoy".

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, ha coincidido en que se trata de una grabación "proporcionada por una persona que está en un proceso judicial, un presunto delincuente, y el Parlament debería asegurarse que la grabación es auténtica, cosa de la que ahora no tiene ahora ninguna garantía".

"Todos los partidos deberíamos reflexionar sobre cómo de poco serios son algunos de los debates que se están produciendo, y la audición de hoy contribuye a crear una sensación de que el Parlament corre riesgo de convertirse en un circo, y los socialistas no queremos contribuir", ha relatado.

Es por ello que ha considerado que, "en lugar de convertir el Parlament en una especie de cine al aire libre", la ocasión para escuchar las explicaciones de los implicados es este viernes próximo, día 10 de abril, cuando se prevé que Sánchez-Camacho, Victoria Álvarez, y el exsecretario de Organización del PSC, José Zaragoza, comparezcan en la comisión de investigación del Parlament.