PSOE y Podemos cierran un acuerdo en Aragón para la investidura de Lambán

El trato se fundamenta en el decálogo que Podemos elaboró para la negociación

El PSOE y Podemos en Aragón han cerrado hoy un acuerdo "única y exclusivamente" para la investidura del socialista Javier Lambán como presidente de la comunidad, que ahora la formación morada someterá a la opinión de sus bases y que se fundamenta en el decálogo que Podemos elaboró para la negociación. Tras dos semanas de reuniones, con altibajos y acelerones y con amenazas de bloqueo, los equipos negociadores de ambos partidos han redactado de forma conjunta un texto con diez puntos "fundamentales para el cambio político" y que posibilitará la investidura de Lambán, siempre que el PSOE consiga ahora el apoyo de los dos diputados de CHA, que son necesarios para la mayoría absoluta.

La reunión de hoy, de poco más de dos horas de duración y que en esta ocasión no ha estado abierta a los medios de comunicación ni se ha retransmitido por internet como las anteriores, ha servido para cerrar un "acuerdo político" que según ambos partidos responde a las demandas que lanzaron los aragoneses en las urnas el 24 de mayo.

Por el PSOE, Pilar Alegría ha dicho que los socialistas quieren "empezar a hablar ya" con CHA y con IU, negociaciones que podrían tener lugar entre mañana y el sábado para que a principios de la próxima semana se pueda cerrar también un acuerdo con ellos. El acuerdo alcanzado hoy es "básico, de mínimos", según González, quien ha insistido, al igual que Alegría, en que éste se ciñe "a la investidura". "No va más allá", ha enfatizado, aunque la representante socialista ha recordado que existe el compromiso de Podemos de apoyar leyes y modificaciones presupuestarias que será necesarias llevar a cabo para cumplir algunos de los puntos del decálogo, como la implantación del llamado plan de emergencia ciudadana.

Aunque ayer el secretario general de Podemos Aragón, Pablo Echenique, reconoció que había discrepancias, hoy González ha explicado que para facilitar el acuerdo se han retirado algunos matices de los diez puntos del texto. Así, en uno de los puntos conflictivos, el relacionado con la gestión de la televisión pública aragonesa, se ha decidido que se constituirá un Consejo Asesor, que canalizará la participación social en el ente, y que tendrá un representante en el Consejo de Administración de la Corporación Aragonesa de Radio Televisión. Además, se ha pactado que en el primer tramo de la legislatura se realizará un estudio independiente sobre el coste de recuperar la producción de los servicios informativos, ahora externalizada.

El PSOE, por su parte, se ha atribuido la inclusión en el documento de "ciertas dosis de realismo", por ejemplo en lo referido a la pobreza energética, ya que no se pueden prohibir cortes de suministros por ley, como ha quedado demostrado con el recurso presentado contra una ley catalana similar, que ha sido suspendida. Por eso, Alegría ha explicado que se ha optado por incluir un punto que incita a llegar a acuerdos con las empresas suministradoras para dar soluciones a esta cuestión "lo más rápido posible".

González, respecto a la posibilidad de que los inscritos en Podemos no den el visto bueno ahora al acuerdo, se ha mostrado "tranquilo" porque el decálogo que está en la base del documento cerrado hoy es un texto "muy apoyado popularmente". Pero, ha advertido, la votación es "libre" y si el resultado fuera "diferente" del que esperan, Podemos lo acataría y respetaría.