La reforma de la ley del solo sí es sí: las posturas de PSOE, Podemos y PP

UP cree que nada va a frenar las revisiones de condenas y propone medidas de protección a las víctimas como alternativa ► Feijóo ofrece a Sánchez los votos de su formación para acabar con este "bochornoso disparate" 
Protesta del PP en Ferrol contra la ley del solo sí es sí. KIKO DELGADO
photo_camera Protesta del PP en Ferrol contra la ley del solo sí es sí. KIKO DELGADO

La ministra de Educación y portavoz del PSOE, Pilar Alegría, ha asegurado que desde su partido están trabajando para que la propuesta de reforma de la ley del solo sí es sí, que ha derivado en un choque con Unidas Podemos, sea una propuesta del Gobierno de coalición.

En declaraciones a Antena 3 Televisión, Alegría respondía así al ser preguntada sobre si el PSOE va a llevar al Congreso la proposición de ley para reformar esa norma a pesar de que Podemos se abstenga o se niegue a aprobarla y si, en ese caso, contarían con el apoyo del PP. Sobre esto último, la ministra ha considerado que "la fiabilidad del PP en materia de igualdad es más bien escasita por no decir nula" y ha señalado que si cuando se plantee la reforma este partido "la considera positiva, como cualquier grupo parlamentario, puede votar lo que desee".

Fuentes de la parte socialista del Gobierno incidieron en que la intención es presentar la reforma en un plazo "muy inmediato" y explicaron que la base sobre la que están trabajando es la propuesta que prepara el Ministerio de Justicia, al ser "la fórmula más rápida" y tratarse de un departamento que cuenta con "buenos penalistas".

La también ministra de Educación explicó que el debate de la reforma se está abordando en el seno del Gobierno entre los dos partidos y que, como en otras leyes, la aspiración es alcanzar un acuerdo. Además, remarcó que el objetivo de la reforma es "retocar y corregir los efectos indeseados" de la ley ante las rebajas de condena y algunas excarcelaciones desde que comenzó a aplicarse el pasado octubre y que, según Alegría, han causado "una preocupación social que el PSOE y el Gobierno comprende y entiende".

Según la portavoz del PSOE, la modificación de la norma "no tiene nada que ver con efectos electorales" y responde a la necesidad de "cerrar los efectos indeseados (de la ley) de cara al futuro".

La ministra explicó que dan este paso ahora tras haber analizado las sentencias conocidas tras la puesta en marcha de la nueva ley y constatar que ha generado un «efecto indeseado» pero evitó hablar de asumir responsabilidades o de hacer autocrítica.

El Ministerio de Igualdad avisa 

El Ministerio de Igualdad no está de acuerdo y asegura que ninguna reforma penal de la ley "puede frenar las revisiones", y advierte de que volver al modelo anterior supone hacer pasar a las víctimas por "un calvario probatorio" para poder demostrar las violencias sexuales ejercidas contra ellas.

Fuentes de Igualdad responden así a la intención de la parte socialista del Ejecutivo de reformar la ley. Frente a esta postura, el departamento que dirige Irene Montero propuso un plan de medidas urgentes para proteger a las víctimas e implementar de forma eficaz la ley.

Proponen doblar los juzgados exclusivos de violencia sobre la mujer ampliando sus competencias a los delitos contra la libertad sexual; reforzar la Fiscalía de violencia sobre la mujer; garantizar la asistencia jurídica gratuita a las víctimas; incluir a las víctimas de violencia sexual en el Servicio Telefónico de Atención y Protección a las víctimas de la violencia de género; el refuerzo de las unidades de valoración forense integral; la formación especializada a todo el personal de la Administración de Justicia e Interior; crear el servicio de atención psicológica y psiquiátrica especializada; o aumentar el número de agentes que el Ministerio del Interior indica que dedica de forma exclusiva a la protección de las mujeres.

El PP la apoyará

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, criticó que PSOE y Podemos sigan "radiando sus discrepancias" y ofreció de nuevo al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, los votos del Grupo Popular para cambiar esa norma. Feijóo señaló que la "división" dentro del Gobierno "se vuelve especialmente dolorosa" sobre qué hacer ante el "disparate" que supone la ley del solo sí es sí. "Ha causado ya tanto bochorno esta ley, no solo bochorno nacional, sino bochorno internacional y tanto daño a las víctimas, que es inaceptable que el Gobierno siga radiando sus discrepancias en tiempo real", manifestó.

Feijóo recalcó que, ante un "error de esta magnitud no caben más discusiones ni caben negociaciones", sino que "lo único que cabe es una modificación inmediata. Si el señor Sánchez no encuentra para eso a su socio de Gobierno, encontrará a la alternativa que representamos".

Por su parte, el diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, considera que "no pasa absolutamente nada" si hay que "retocar" la ley para "corregir las consecuencias que no van en el sentido que pretendía" la norma. Ciudadanos apunta, de su lado, que Montero está "inhabilitada" para participar en la reforma. 

Ya son 338 reos los beneficiados

El número de condenados por delitos sexuales que se ha visto beneficiado por el nuevo marco de penas asciende al menos a 338, entre revisiones de condena a la baja y sentencias posteriores en aplicación de la norma. Desde el 7 de octubre, cuando entró en vigor la reforma del Código Penal, se ha ordenado la excarcelación de 23 personas. Las últimas 60 rebajas de pena que han trascendido este lunes se han producido en Andalucía, Comunidad Valenciana, Canarias, País Vasco y Navarra.

30 en Galicia

Hasta ahora constan 64 en Andalucía, 46 en País Vasco, 46 en Comunidad Valenciana, 42 en Madrid, 30 en Galicia, 21 en Castilla y León, 18 en Baleares, 14 en Canarias, 13 en Asturias, 11 en Cataluña, 9 en el Supremo, 8 en Extremadura, 7 en Cantabria, 2 en Murcia, 2 en La Rioja, 2 en Aragón, 2 en Navarra y 1 en Castilla-La Mancha. De las 23 excarcelaciones, dos fueron en Galicia. 

En los 338 casos, los magistrados explican que estas revisiones se hacen porque el propio Código Penal establece que siempre deberá aplicarse la ley "más favorable" al reo.

La ley del solo sí es sí ha provocado que el delito de agresión sexual absorba al de abuso sexual, lo que significa que un delito que hasta ahora recogía una conducta más grave incorpore una de menor gravedad, por lo que la horquilla penal también se ha ampliado para abarcar todo el abanico de comportamientos penados ahora como agresión sexual.