La Reina y los consortes, de visita a La Granja y posado ante el Guernica

Los consortes de los mandatarios visitaron y posaron ante el Guernica en el Reina Sofía
Los consortes de Estado y de Gobierno que asisten a la cumbre de la OTAN visitan el Museo Reina Sofía. BALLESTEROS
photo_camera Los consortes de Estado y de Gobierno que asisten a la cumbre de la Otan visitan el Museo Reina Sofía. BALLESTEROS

La reina Letizia y el grupo de consortes de los mandatarios que participan en la cumbre de la Otan visitaron este miércoles el Museo Reina Sofía de Madrid, donde han contemplado el Guernica de Picasso, ante el que se hicieron una foto de familia.

Precisamente al Guernica fue a lo que aludió el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, cuando se dirigió al Congreso de los Disputados español. "Estamos en abril de 2022, pero parece Guernica en 1937", dijo en su día.

Tras visitar el Real Sitio de La Granja de San Ildefonso (Segovia), la comitiva viajó en el tren de alta velocidad Ave a Madrid para proseguir su agenda de actividades en la pinacoteca de arte contemporáneo, que permaneció cerrada al público toda la mañana para el desarrollo de la visita.

Del grupo, además de la reina, formaron parte la primera dama estadounidense, Jill Biden, y Begoña Gómez, esposa del jefe de Gobierno, Pedro Sánchez, así como las parejas de una quincena de mandatarios.

Brigitte Macron, la mujer del presidente francés, Emmanuel Macron, no se desplazó a La Granja y aprovechó para visitar en solitario el museo, donde vio el Guernica y otras obras. Luego volvió a pie al museo para incorporarse a la visita con los demás consortes.

El director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, les dio la bienvenida y, a renglón seguido, se dirigieron a la sala donde está el Guernica. Borja-Villel explicó el contexto de la obra maestra del artista malagueño, una de los iconos de la cultura española, que pintó en 1937 como encargo del Gobierno de la II República para el pabellón español de la Exposición Internacional de París.

El cuadro está inspirado en el bombardeo de la localidad de Guernica durante la Guerra Civil por aviones alemanes de la legión Cóndor al servicio de los rebeldes franquistas.

La visita de las consortes al Reina Sofía y la posterior cena de los mandatarios en el Museo del Prado dieron pie a una protesta el pasado lunes ante el Guernica a cargo de una treintena de activistas para condenar que se "mezcle la guerra con el arte" y que se utilicen las pinacotecas para "eventos de una organización militar".

Jill Biden, esposa del presidente de Estados Unidos, ofreció una fiesta en la embajada de Estados Unidos. tras la cena en el Palacio Real celebrada el martes, en la que actuaron artistas como Luz Casal o Carlos Vives.

El pulpo no faltó en el menú

Tras la foto de familia ante la obra maestra de Picasso, el grupo de consortes disfrutó de una comida en el restaurante NuBel del museo, cuyo menú corrió a cargo de Paradores, la cadena hotelera pública española.

El almuerzo consistió en varios aperitivos fríos, que dieron paso a los bocados calientes, entre los que había pulpo a la parrilla y patata gallega en pan de pimentón. De postre, tomaron tarta cremosa de queso de Campo Real con helado de aceite de oliva virgen picual.