El Rey llama a visibilizar a las víctimas del terrorismo para prevenir la radicalización

Apuesta por impulsar su estudio en las aulas ► Sánchez defiende el recuerdo para reforzar el Estado de derecho ►La AVT critica que el Gobierno celebre "un acto para las víctimas sin víctimas; es injusto, indigno y humillante"
Los reyes Felipe VI y Letizia, acompañados por el vicepresidente para la promoción del modo de vida europeo, Margaritis Schinas (d); el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la presidenta del Congreso, Francina Armengol. EFE
photo_camera Los reyes Felipe VI y Letizia, acompañados por el vicepresidente para la promoción del modo de vida europeo, Margaritis Schinas (d); el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la presidenta del Congreso, Francina Armengol. EFE

El rey Felipe VI ha defendido la necesidad de visibilizar a las víctimas del terrorismo, "una referencia ética", estudiar este fenómeno en las aulas y trasladar los testimonios de quienes han sufrido este flagelo como "la mejor pedagogía" contra la radicalización en el 20 aniversario de los atentados del 11-M

Durante la clausura del acto organizado por la Comisión Europea con motivo del Día Europeo en Recuerdo de las Víctimas del Terrorismo, Don Felipe ha subrayado que para prevenir el terrorismo hacen falta "políticas ambiciosas que eviten la radicalización de nuestras sociedades". 

En este sentido, ha reivindicado que "impulsar el estudio de la historia del terrorismo en las aulas y trasladar los testimonios de las víctimas al espacio público es la mejor pedagogía contra dicha radicalización". Sus testimonios "tratan de concienciar" y hacer ver a los más jóvenes "el necesario mensaje de que la violencia nunca, jamás, es la solución", ha agregado. 

Felipe VI ha subrayado que dar "visibilidad" a las víctimas del terrorismo "es una tarea de todos, de las instituciones, de los académicos, de la comunidad educativa" y en definitiva "de cada ciudadano que se interesa por cada historia, por cada vida, por cada lección de vida". 

Asimismo, ha subrayado que las víctimas del terrorismo constituyen "una referencia ética" en las democracias, "simbolizan la permanente necesidad y compromiso de defensa de la libertad y del Estado de derecho". Las víctimas, ha incidido el monarca, "nos recuerdan la exigencia colectiva de esta lucha, así como la vileza y el odio sin escrúpulos al que nos enfrentamos". 

"Con su entereza y dignidad son quienes mejor representan tanto la grandeza de la democracia, su fortaleza, como la determinación por avanzar en la convivencia pacífica", ha valorado Felipe VI, que ha pedido que en todos los países se les garantice "el ejercicio efectivo de sus derechos" y haciendo "lo más eficaz posible esa solidaridad tan generosa entre europeos que cada golpe de terror ha generado". 

Don Felipe ha puesto en valor el "trabajo imprescindible en defensa de los derechos de las víctimas" que realizan las asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo y que están construyendo "un sólido y necesario legado para las futuras generaciones". 

También se ha referido a la "magnífica labor" del Centro Memorial de las Víctimas de Terrorismo en Vitoria tras "seis décadas de sufrimiento a causa de esta lacra, especialmente la de Eta". Este centro, junto a otros como el de Oslo y el que se está poniendo en marcha en París "realizan una actividad indispensable en la salvaguarda del recuerdo de las víctimas". 

"La memoria, junto con la justicia y la verdad, es un compromiso que las sociedades justas contraen con las víctimas del terrorismo para reponer y proteger su dignidad", ha subrayado el Rey, que también ha puesto en valor la solidaridad que han mostrado los europeos cada vez que se ha producido un atentado. 

"Madrid fue un verdadero ejemplo de solidaridad que continuamos admirando 20 años después", ha valorado el monarca. Tras producirse los atentados, "todos tuvimos clara la naturaleza dolorosa y asesina de aquel horror que nos causó al instante un nudo en el estómago" que tardó "mucho tiempo en desaparecer y que, de hecho, pervive al recordarlo". 

Las víctimas, ha concluido Don Felipe, cuentan con la solidaridad incondicional de los europeos. "Todas ellas cuentan con el máximo respeto, el de España y el de la UE, y sus instituciones" así como "con nuestro compromiso de seguir haciendo todo lo necesario para que se sientan reconocidas, atendidas y protegidas", ha afirmado. "Es nuestra responsabilidad, nuestra respuesta colectiva a su fortaleza y dignidad, en defensa de la democracia y la libertad", ha rematado. 

En el acto, que ha tenido lugar en la Galería de las Colecciones Reales, también han intervenido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, y la comisaria de Interior, Ylva Johannson, así como víctimas y familiares de víctimas del terrorismo. 

Al término del mismo, los presentes han colocado mensajes en un simbólico árbol de olivo. En ellos la palabra más repetida eran "paz" y "unidad". "Por la verdad, memoria, dignidad y justicia por todas las víctimas del terrorismo. Que nuestro Gobierno ponga por delante a las víctimas y no a los terroristas", rezaba uno de ellos. 

También se había colgado un mensaje en recuerdo de las víctimas del atentado del 7 de octubre por parte de Hamás contra Israel, así como otro de un familiar de Maya Villalobo, la española asesinada. "Todo amor, todo alegría, todo felicidad. En los corazones de todos vives", se podía leer. 

Sánchez: ""Hay que recordar por una cuestión de dignidad"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado la necesidad de recordar a las víctimas del terrorismo por su dignidad pero también para defender los Derechos Humanos y reforzar el Estado de derecho con el que quieren acabar los terroristas. 

"Es necesario recordar, pero ese recuerdo debe ser activo, movilizado, debe mantener viva la memoria sobre lo que ocurrió en el pasado" y al mismo tiempo "ha de ser un acicate para el presente y para el futuro, para que no se repita, para que las víctimas, supervivientes, familiares, cuenten siempre con la solidaridad", ha defendido Sánchez en el 20 aniversario del 11-M. 

"Hay que recordar por una cuestión de dignidad", ha subrayado el presidente. "Memoria, verdad, justicia y reparación, estos son los principios de esa dignidad", ha acotado. 

Sánchez ha insistido en que hay que "recordar para defender los Derechos Humanos que niegan los terroristas y para reforzar el Estado de derecho que es su objetivo" pero también la "principal vacuna para impedir que puedan quedar impunes los crímenes terroristas" y "para velar para que nadie pueda verse atraído por las ideas de odio que circulan en las redes sociales". 

Hay que recordar, ha abundado el presidente del Gobierno, "para reivindicar los principios de la convivencia, del respeto, que son el mejor antídoto contra la violencia terrorista y su caldo de cultivo, el fanatismo, la sinrazón, la intolerancia". Ese recuerdo también es necesario "para proteger a Europa, no solo como un espacio físico sino como un ideal de justicia y de libertad, de valores humanistas y civilizatorios", ha agregado. 

El presidente ha reconocido que no se puede mitigar del todo el sufrimiento y "la indignación de quienes han perdido a sus seres queridos o vieron quebradas sus vidas, pero sí podemos y debemos mantener viva su memoria". 

"Debemos trabajar por el respeto a los Derechos Humanos, empezando por los más importantes, el derecho a la vida y el derecho a la libertad", ha añadido, recalcando que "la democracia, el Estado de derecho, los derechos sociales son las señas de identidad de una Europa unida que los fanáticos, sean del signo que sea, nunca podrán destruir". 

Cuando se produjo el 11-M, ha reconocido Sánchez, los españoles "ya teníamos experiencia del terrorismo", una experiencia "muy dura". "Pero nadie puede acostumbrarse a esa violencia ciega. Nadie debe acostumbrarse a convivir con la barbaridad", ha sostenido el presidente, que también ha recordado a otras ciudades como Nueva York, Londres, París, Oslo, Barcelona, Niza o Bruselas que también han sufrido atentados.

Entre los presentes no ha estado el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, quien no ha sido invitado. Fuentes de Moncloa aseguran que las invitaciones las ha cursado la Comisión Europea, que es quien ha organizado el acto que ha tenido como escenario las Galerías de las Colecciones Reales. 

Sí que han acudido tanto la presidenta del Congreso de los Diputados, Francina Armengol, como el presidente del Senado, Pedro Rollán, así como los ministros de Exteriores, José Manuel Albares; de Presidencia, Justicia y Relación con las Cortes, Félix Bolaños; el del Interior, Fernando Grande-Marlaska; y el de Transportes, Óscar Puente. 

192 muertos y 1.807 heridos

En el acto también han tomado la palabra familiares y víctimas. Ana Cristina López, que perdió a su marido el 11-M y que ese día no estaba con él porque le habían cambiado el turno, ha mostrado su pesar porque esta medianoche "habrá prescrito para siempre el delito que dejó 192 muertos y 1.807 heridos". 

"Cada víctima del terrorismo anhela justicia y cada delito que quiera borrarse desnuda de dignidad a la víctima y a su familia", ha advertido. "No veo diferencia alguna en ningún terrorismo, ni intensidades distintas, ni grados de maldad diferentes", ha subrayado López. 

"No conozco a una sola víctima que se haya refugiado en la venganza", ha incidido, al tiempo que ha dejado claro que "perdonar le compete exclusivamente y solo a quienes hemos recibido el daño". "Y a veces siento que hasta eso me quieren quitar", ha lamentado. 

López ha subrayado que además de rendir homenaje a las víctimas debería haber "conductas de rechazo claras" de cada ciudadano. "Si ese ciudadano representa un Estado, siendo Gobierno, debería saber con quién estar, sin dobleces, ni tibiezas y sin excusas". 

Así las cosas, ha pedido a todos los presentes que no dejen "de estar siempre al lado de las víctimas del terrorismo". "Les aseguro que ese es el sitio de la honradez, de la verdad, de la memoria, de la dignidad y de la justicia", ha sostenido, incidiendo en que la maldad del terrorismo solo se puede erradicar dignificando a las víctimas "sin complejos y sin miedos". "Estar a nuestro lado no es tarea fácil, es el lado del valiente. Y ser valiente es duro", ha remachado. 

"La gran amenaza de los extremistas es la fuerza de nuestra democracia"

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Modo de Vida Europeo, Margaritis Schinas, ha dejado claro que los europeos no se van a dejar de defender la democracia frente a los terroristas. 

"En Madrid, al igual que en Barcelona, en París, en Bruselas, Roma, Viena, Niza, o en otros lugares, los terroristas buscaban amedrentarnos, provocando la muerte de inocentes" y también "debilitar nuestras democracias y libertades", ha aseverado. 

"La gran y verdadera amenaza de todos los extremistas y todos los totalitarismos, es la fuerza de nuestra democracia", ha reivindicado Schinas. Estos valores, ha añadido, "son el ADN del modo de vida europeo, la luz que nos ilumina en un mundo cada vez más oscuro, más incierto". "En este mundo nuestra mejor arma y bandera es nuestra democracia, que no dejará de ondear", ha recalcado. 

La AVT: "No conseguirán silenciarnos" 

Mientras en el museo de las Colecciones Reales se pronunciaban esas palabras, al lado del Bosque del Recuerdo el tono era bastante más duro.

"Aunque tengamos cada vez menos altavoces, aunque nos limiten los medios materiales y humanos para seguir trabajando por y para las víctimas del terrorismo y aunque nos encontremos ante un horizonte de lo más oscuro, les aseguro que no van a conseguir silenciarnos", ha advertido en ese acto la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrrorismo (AVT), Maite Araluce.

Mª Ángeles Pedraza, presidenta de Honor de la AVT; la presidenta de la AVT, Maite Araluce; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. EFE
Mª Ángeles Pedraza, presidenta de Honor de la AVT; la presidenta de la AVT, Maite Araluce; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. EFE

"¿Qué tienen mejor que hacer hoy que estar con las víctimas del terrorismo?", ha preguntado Araluce en el inicio de su discurso en relación a la ausencia de Sánchez y Marlaska. 

Según ella, el Gobierno ha decidido "contraprogramar" el acto de la AVT para "hacerse fotos con dirigentes europeos". "Fotos, minutos de silencio y promesas que jamás se cumplen, todo ello en un acto para las víctimas sin víctimas".

"No solo es que no acompañen hoy a las víctimas, más bien es que renieguen de nosotras durante todo el año. Es injusto, indigno y humillante", ha dicho Araluce antes de reprochar que ahora se ensalce a Bildu y se le califique como "la luz que ilumina España" y a las víctimas se las tilde vengativas", "ancladas en el pasado" y "politizadas". 

Fuentes del Gobierno han preferido no responder a las manifestaciones de la AVT, pero han recordado que "los hechos son los hechos".

También como todos los años, la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid, ha albergado otro homenaje para mantener vivo el recuerdo de las víctimas del 11-M, un acto al que ha asistido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

La calle Téllez y las estaciones de Santa Eugenia y de El Pozo de Tío Raimundo también acogen este lunes homenajes a las víctimas. 

Claveles en Atocha para pedir "justicia y verdad" 

Centenares de personas se han dado cita este lunes en la estación de Atocha para rendir un sentido homenaje a las 193 víctimas y casi 2.000 heridos en los atentados del 11-M, con un mensaje de memoria sobre lo que ocurrió y una petición de "verdad, justicia y reparación". 

Convocados por los sindicatos CC OO y UGT, la delegación de Madrid de la Unión de Actores y Actrices y la Asociación 11-M de Afectados del Terrorismo, los presentes se han congregado junto a la estatua de Antonio López en Atocha, muy cerca de donde antes estaba el monumento exterior en homenaje a las víctimas, para guardar un minuto de silencio. 

Acto organizado por UGT y CC OO por el 20 aniversario de los atentados del 11-M. EFE
Acto organizado por UGT y CC OO por el 20 aniversario de los atentados del 11-M. EFE

Entre los presentes, las ministras de Juventud e Infancia, Sira Rego, y de Sanidad, Mónica García, así como la subdelegada del Gobierno, Pilar Trinidad, las portavoces de Más Madrid en la Comunidad, Manuela Bergerot, y en el Ayuntamiento, Rita Maestre, o la portavoz del PSOE en el Consistorio de la capital, Reyes Maroto. 

El acto ha arrancado pasadas las 10.30 horas con una pieza musical interpretada por Olga y Clara Castiblanque, El Cisne, de El Carnaval de los animales, del francés Saint-Saëns. Tras ella, se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de los 192 fallecidos a causa de las diez explosiones en cuatro trenes de Cercanías en Atocha, El Pozo, Santa Eugenia y la calle Téllez, y que ha finalizado con un aplauso. 

Un acto en el que han depositado claveles en recuerdo de las víctimas en el espacio de recogimiento y homenaje que fue inaugurado este domingo en el vestíbulo de la estación de Atocha. Uno a uno, responsables políticos, sindicales, familiares de los fallecidos y supervivientes han ido depositando estas flores en recuerdo y homenaje a los ausentes. 

Claveles en Atocha. EFE
Claveles en Atocha. EFE

Previamente, los organizadores han llamado a no olvidar lo sucedido, la mayor masacre terrorista en suelo europeo de la historia, recordar a los afectados, bajo el sentimiento de que cualquier madrileño podría haber ido en esos trenes, y han denunciado la "instrumentalización" de las víctimas y las "mentiras" y "cadena de bulos" por parte de los políticos en el poder en ese momento, a tres días de las elecciones, con José María Aznar en el Gobierno, en busca de su "propia salvación". 

Las "mentiras" del 11-M aún en la polémica 20 años después 

Antes de todos los actos -este año en mayor número por ser el veinte aniversario- salía a la luz un informe de la Fundación FAES que lamentaba que veinte años después de los atentados primara "la manipulación mendaz sobre la crítica rigurosa" y negaba que el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, mintiera deliberadamente a los ciudadanos por cálculo electoral. 

No ha gustado este informe a los socialistas, que, por boca de su secretario de Área Institucional y Grandes Ciudades y vicepresidente del Congreso, Alfonso Rodríguez Gómez, han exigido al PP que pida perdón por "mentir" a los ciudadanos sobre la autoría del 11-M, un atentado que para la presidenta de la AVT aún no ha quedado resuelto.

También Sumar ha instado al PP a que se disculpara de todas las "mentiras flagrantes" sobre el 11M. 

Los dirigentes populares que han acudido al acto de El Retiro no han hecho declaraciones.