miércoles. 16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo

Sánchez confía en un acuerdo migratorio en la UE tras su estreno en Bruselas

Pedro Sánchez en Bruselas. EFE
Pedro Sánchez en Bruselas. EFE

"Hemos encontrado más puntos de unión que de discrepancia", resaltó el presidente español

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, confía en que la UE logre un acuerdo para afrontar de forma conjunta el problema de las migraciones al considerar "esperanzador" y "un buen paso adelante" el debate que hubo en la primera cumbre europea a la que asiste en Bruselas.

Sánchez participó en la capital belga en una reunión convocada por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, a la que acudió alineado con el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, en defensa de una propuesta para hacer frente al problema de la inmigración.

En concreto, Sánchez, Macron y Merkel defienden la creación de centros de desembarco controlados de inmigrantes en suelo de la UE desde los que se gestione su situación para ser repartidos luego a los diversos países comunitarios.

Sánchez hizo hincapié en que el problema de la migración afecta de lleno a España al ser país fronterizo y en la necesidad de que haya apoyo del resto de países europeos

Al término de la reunión, Sánchez consideró que el debate de este domingo en Bruselas avanzó hacia una solución común a un problema que dijo que también es común.

"Hemos encontrado más puntos de unión que de discrepancia", resaltó antes de precisar que de la cumbre de este domingo no sale una conclusión y queda mucho trabajo por hacer, pero reiterar a la vez su confianza en que sea posible una solución.

Así, insistió en que es positiva su sensación porque hubo una conversación franca y se compartieron trabajo, experiencias, estrategias y "presión que se tiene por parte de las distintas opiniones públicas".

En respuesta a los periodistas, alguna de ellas en inglés, insistió en que, al final, el acuerdo que se adopte tiene que tener una visión europea con responsabilidades comunes ante desafíos que también lo son.

Asimismo, ante las propuestas planteadas en la reunión por el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, entre las que se encuentra crear centros en los países de tránsito en los que se decida quién tiene derecho al asilo en Europa, Sánchez dijo que fueron escuchadas y serán estudiadas.

En cuanto a la propuesta que comparte con Francia y Alemania para crear centros controlados en países de la UE, señaló que está muy ligada al sistema que ya existe en España.

En ese sentido explicó que, cuando los inmigrantes llegan a España, se les presta atención humanitaria en primera instancia y posteriormente se procede a gestionar el asilo para los que tengan derecho a ello, mientras que el resto va a los centros de internamiento temporal y, a partir de ahí, lo importante son los retornos.

Para el presidente del Gobierno la "gran novedad" respecto a lo que ocurre en España sería, si prospera esa propuesta, que Europa se incorporaría a la gestión y financiación de ese sistema.

A su llegada a la cumbre, Sánchez había calificado la iniciativa que defiende España de "un punto de partida" para buscar el acuerdo.

Lo que garantizó en su primera cita en Bruselas y ante el Consejo Europeo de la próxima semana es que su Gobierno va a mantener una posición "constructiva e integradora" para facilitar el consenso.

"La actitud será la de aportar soluciones y compartir experiencias, porque la sociedad y el conjunto de las instituciones españolas pueden aportar, y mucho, a cómo gestionar de manera eficaz la realidad migratoria", añadió.

Asimismo, apeló ante este asunto a los valores europeos, entre ellos la solidaridad entre los estados miembros, el respeto a los derechos humanos y la respuesta común a un desafío global.

Sánchez hizo hincapié en que el problema de la migración afecta de lleno a España al ser país fronterizo y en la necesidad de que haya apoyo del resto de países europeos para controlar los flujos migratorios que está habiendo en el Mediterráneo occidental.

La reunión de Bruselas sirvió para que el presidente del Gobierno mantuviera primeros contactos en persona con algunos de los líderes asistentes a la misma.

Entre ellos Merkel, con quien se saludó inicialmente en los pasillos del edificio de la Comisión Europea (lugar en el que se desarrolló la cumbre) y con quien asistió en asientos contiguos a la reunión.

Esa circunstancia y el hecho de que también se colocaran juntos para posar en la foto de familia propició que se les viera conversando en varias ocasiones de forma distendida.

Ambos se verán de nuevo el martes en Berlín para mantener una reunión dos días antes del inicio del Consejo Europeo que volverá a debatir el problema migratorio. 

Sánchez confía en un acuerdo migratorio en la UE tras su estreno en...
Comentarios