Sánchez cree que quienes se oponen a la amnistía la acabarán aceptando como con el divorcio o el matrimonio LGTBI

Admite que esta medida "no era el paso siguiente que quería dar", aunque insiste en que es coherente con su política en Cataluña 
Pedro Sánchez en 'La Hora de la 1'. RTVE
photo_camera Pedro Sánchez en 'La Hora de la 1'. RTVE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado convencido de que quienes se oponen a la ley de amnistía a los implicados en el proceso independentista en Cataluña acabarán aceptándola, del mismo modo que a su juicio ocurrió con la ley del divorcio o la ley de matrimonio homosexual. 

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, Sánchez ha admitido que conceder una amnistía "no era el paso siguiente que quería dar" pero ha destacado que es "coherente y consecuente" con la política "de normalización y estabilización" en Cataluña que, según ha defendido, ha aplicado en Cataluña en los últimos años. 

Sánchez piensa que tanto las personas que se manifiestan en las calles como los partidos que se oponen a la medida, como PP y Vox, terminarán asumiéndola porque "va a ser bueno para el país en términos de convivencia" y además "reincorpora" al sistema a fuerzas políticas que desde 2017 estaban fuera, en referencia a Junts. 

De este modo ha comparado la amnistía con la ley del divorcio y la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo, dos medidas a las que se oponía la derecha en el momento de su aprobación y ahora da por buenas. En ese sentido ha indicado que en el PP incluso hacen "de padrinos de bodas" en enlaces entre personas LGTBI. 

Al ser cuestionado sobre su cambio de posición sobre la amnistía y su constitucionalidad, dado que ahora la defiende y antes de las elecciones sostenía que no era posible dentro de la Carta Magna, ha afirmado que la iniciativa que presentaron los independentistas sobre la amnistía en la pasada legislatura era inconstitucional pero la proposición registrada ahora por el PSOE es "constitucional". 

En todo caso, Sánchez admite que cambió su postura sobre la amnistía a raíz de los resultados electorales del 23 de julio y señala que se formó un parlamento en el que más de 50 diputados "estaban pidiendo" la medida de gracia. 

"En política, como en la vida, hay que optar entre las soluciones ideales o las soluciones posibles", ha señalado el presidente que considera que puede aplicar el 100% del programa electoral si tiene mayoría absoluta, pero tiene que optar por "soluciones posibles" si no tiene los apoyos suficientes. 

Sánchez entiende que haya muchos electores "conservadores e incluso que no son conservadores" "refractarios" y que tienen dudas sobre esta decisión. A todos ellos les ha "garantizado" que va a ser una decisión "buena" para la convivencia y por tanto para España, según ha expresado. 

En esta línea también ha señalado que él ha venido defendiendo que era necesario normalizar y estabilizar la situación política de Cataluña. "Probablemente no era el paso siguiente que quería dar, pero es un paso coherente y consecuente con la política de normalización y de estabilización en Cataluña" que se ha llevado a cabo en los últimos cuatro años.

Defiende al verificador por la "desconfianza" con Junts y ERC 

Pedro Sánchez ha defendido la figura del verificador para salvar la "extraordinaria desconfianza" que hay entre el PSOE y los partidos independentistas y ha asegurado que se conocerá la persona que les va a acompañar en "ese proceso de diálogo tanto con ERC como con Junts".

Sánchez ha advertido de que no puede adelantar el nombre del verificador, cuya presencia cree necesaria al considerar que "es bueno, si dos no se entienden, que haya un tercero que verifique que los acuerdos marchan".

"Si tenemos posiciones muy dispares la buena noticia es que, al menos desde esas posiciones muy disparares y esa extraordinaria desconfianza, nos hemos emplazado a dialogar", ha destacado.
Y ha añadido que "ojalá en el futuro" no sea necesaria la presencia de un verificador, porque "eso significará que hemos avanzado en confianza".

Prórroga de los PGE hasta unos nuevos en el primer trimestre

Sánchez ha afirmado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023 se prorrogarán "para el principio del próximo año", aunque espera tener unos nuevos "para el primer trimestre" de 2024. 

El presidente también se ha referido a la próxima caducidad de las medidas para aliviar a familias y empresas por el alza de los precios. 

Sánchez ha afirmado al respecto que el Gobierno hablará con los sectores afectados, por ejemplo, con los transportistas, así como con los grupos parlamentarios, dada la "minoría parlamentaria" de la coalición, para tratar de atender las necesidades "más urgentes" y adecuarse a la situación de precios actual, que "ya no es la de hace dos años". 

"La inflación estaba al 10%. Hoy, afortunadamente, gracias también a las políticas de protección de rentas que ha puesto en marcha el Gobierno de España, tenemos una inflación de las más bajas de Europa y que nos permite también abordar la revalorización de las pensiones conforme al IPC por encima del 3% para el próximo año", ha asegurado el presidente. 


Asegura que en España se han instrumentalizado instituciones

Sánchez ha asegurado que en España se han dado casos de lawfare o instrumentalización de la justicia y ha puesto como ejemplo el uso de la policía por parte del PP en el caso Kitchen. 

Ha señalado que "definitivamente" se han instrumentalizado instituciones públicas para perseguir a adversarios políticos y ocultar pruebas en causas judiciales "que afectaban al Partido Popular". "Eso es la Operación Kitchen", ha indicado. 

De este modo ha defendido que el PSOE aceptase incluir el término lawfare, que hace referencia a la guerra judicial contra adversarios políticos, en el acuerdo firmado con Junts a cambio de los votos para su investidura. 

Además, respecto a la comisiones de investigación en el Congreso, pactadas en ese mismo acuerdo, ha remarcado que "no vinculan sentencias judiciales" pero sí pueden ser objeto de informe a la Fiscalía "para que las tenga en consideración". 

En ese sentido ha recordado el caso "del lino" que partió de una comisión parlamentaria y las conclusiones fueron requeridas por la Fiscalía Anticorrupción para investigar ese asunto. "A eso nos estamos refiriendo", ha rematado. 
 

Relación con Israel: "Los amigos tienen que decirse las cosas"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha calificado este jueves de "correcta" la relación con Israel, pero ha reiterado sus "francas dudas" sobre el cumplimiento del derecho internacional por el presidente israelí, Bejamin Netanyahu, en su guerra en Gaza con Hamas.

"Los países amigos también tenemos que decirnos las cosas de verdad", ha defendido tras reiterar su condena a los atentados de Hamas en Israel del 7 del pasado 7 octubre.

Ha denunciado que fue "absolutamente deleznable" y "execrable" lo ocurrido ese día, como así pudo comprobar en su reciente encuentro con Netanyahu, quien le mostró un vídeo de 20 minutos con imágenes de los crímenes de Hamás.

"Les puedo garantizar que fue muy triste, muy duro ver esas imágenes", ha confesado Sánchez, quien ha vuelto a pedir la puesta en libertad de los rehenes en Gaza "sin ningún tipo de condiciones y de manera inmediata".

Pero ha añadido que "con la misma convicción", hay que decirle a Israel que tiene que sostener sus acciones en base al derecho internacional humanitario.

"Con las imágenes que estamos viendo y el número creciente, sobre todo de niños y niñas, que están muriendo, tengo francas dudas de que estén cumpliendo con ese derecho internacional humanitario", ha subrayado.

Apuesta por más inversión contra la violencia machista 

Sánchez ha apostado por "volcar más recursos económicos" en la prevención de la violencia machista y la atención social a las víctimas en una semana en la que han sido asesinadas tres mujeres y una niña de 5 años.

"La violencia machista es una de las principales lacras de la sociedad española que nos avergüenza a todos, particularmente a los hombres, a aquellos que apoyamos la causa feminista", ha asegurado.

A su juicio, es necesario más inversión económica y que todos los estamentos implicados cumplan su función, desde el poder judicial a las fuerzas y cuerpos de seguridad. "Me consta que lo están haciendo", ha añadido.

En el contexto de la política, ha considerado además necesario "señalar a aquellos que banalizan, cuando no niegan, la violencia machista".

Se desvincula de la salida de Montero: "Yo he pactado con Sumar"

Sánchez se ha desvinculado de la salida de Irene Montero del Ejecutivo al señalar que él es "profundamente respetuoso" con las organizaciones con las que pacta y, en este caso, pactó con Sumar "y Podemos se presentó bajo las siglas de Sumar" en las pasadas elecciones.

En el traspaso de la cartera del Ministerio de Igualdad al PSOE, Irene Montero acusó a Sánchez de echar a Podemos del Ejecutivo por haber hecho lo que dijeron que harían.

El también líder del PSOE ha asegurado que ha tenido una "buena relación" con la exministra de Igualdad, de Podemos, a la que ha deseado "toda la suerte del mundo" y ha transmitido su "respeto y cariño".

Admite que le "costará" prescindir de Calviño si se va al BEI 

Por otro lado, ha confirmado que si la actual ministra de Economía y vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, es nombrada presidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI) habrá un reemplazo en el Ejecutivo para ocupar su lugar aunque no será "inmediato", sino cuestión de "unas semanas", y no ha querido desvelar el nombre del sustituto aunque tiene "alguna idea".

Asimismo, ha dicho que la presidencia del BEI es "un puesto muy importante para España", pero ha reconocido que prescindir de Calviño en el Gobierno le va a "costar" a nivel personal porque "ha sido una estrecha colaboradora en momentos muy difíciles y uno de los mejores ministros y ministras de Economía que ha tenido la democracia española"

Comentarios