La senadora gitana de Cs, Carlota Santiago, se despide de la Cámara con el mensaje "sastipen thaj mestipen"

En su último discurso, ha pedido apoyo para su pueblo envuelta en una bandera romaní
Carlota Santiago. CONSEJO DE EUROPA
photo_camera Carlota Santiago. CONSEJO DE EUROPA

La única y primera senadora gitana de la Cámara Alta, Carlota Santiago, de Ciudadanos, ha logrado recabar el aplauso casi unánime del hemiciclo al despedirse de los senadores deseándoles, en lengua romaní, "Sastipen thaj mestipen", esto es, salud y libertad, después de pedirles apoyo para el pueblo gitano.

Santiago es senadora autonómica designada por la Asamblea de Madrid, y al no haber obtenido su partido escaño en este parlamento regional no repetirá cuando elija a sus nuevos representantes.

"MUJERES LUCHADORAS". Por ello ha aprovechado su turno en el debate de una moción de su grupo parlamentario a favor del reconocimiento de la cultura gitana y la inclusión de la población gitana para formalizar su despedida y reiterar muy emotivamente un requerimiento de apoyo a los gitanos y, principalmente, a las mujeres.

Ha subido a la tribuna envuelta en la bandera romaní, y ha explicado que la enseña que llevaba sobre los hombros también representa al pueblo español por las muchas aportaciones de los gitanos a su cultura.

Y la ha dedicado además "a todas las mujeres luchadoras que cada día nos levantamos para seguir buscando la igualdad", sin olvidarse de las gitanas, lo que ha arrancado aplausos desde muchos escaños.

LLAMAMIENTO PARA NO SILENCIAR A LOS GITANOS. Carlota Santiago, que ha admitido hablar muy emocionada, sin dejar de agarrar con fuerza la enseña verdiazul de su pueblo, ha hecho un llamamiento a os partidos "para que no silencien la voz de los gitanos y la voz de las mujeres gitanas", un "reto pendiente" que, ha recalcado, les deja sobre la mesa.

Finalmente, ha dicho que para ella ha sido un honor ejercer como senadora y "trabajar codo a codo" con los senadores, ha asegurado que se lleva "lo mejor" de la Cámara Alta y se ha despedido en romaní al desearles "Sastipen thaj mestipen", que quiere decir "salud y libertad".

La mayoría de los parlamentarios ha correspondido a sus palabras con un aplauso que se ha prolongado mientras muchos se ponían en pie, gesto que la parlamentaria ha agradecido desde la tribuna llevándose la mano al corazón.

"Le deseamos lo mejor en el futuro a usted y a todo el pueblo gitano", le ha deseado por su parte el vicepresidente segundo, Pío García Escudero, que ejercía las funciones de la Presidencia.