Torres-Dulce vuelve a su plaza de fiscal del Supremo

El ex fiscal general del Estado Eduardo Torres-Dulce, que dimitió de su cargo el pasado día 18 de diciembre por "razones personales" tras sus desencuentros con el Ministerio de Justicia, ha vuelto a su plaza de fiscal de sala del Tribunal Supremo, han informado hoy a Efe fuentes fiscales.

En el comunicado en el que anunció su dimisión, Torres-Dulce expresó su deseo de ir al Tribunal Constitucional, pero oficialmente ha reingresado en la plaza de fiscal de sala adscrito al Supremo que desempeñaba cuando fue nombrado fiscal general del Estado en 2012.

Aunque el reingreso al servicio activo en la carrera fiscal de Torres-Dulce se ha publicado el sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la orden del Ministerio de Justicia especifica que el fiscal se reincorpora a la Fiscalía con efectos del 22 de diciembre tras cesar en su situación de servicios especiales como fiscal general.

La orden del BOE no fue firmada por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, sino que por delegación lo hizo el 23 de diciembre el director general de Relaciones con la Administración de Justicia, Ricardo Gonzalo Conde Díez.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, dimitió en diciembre por "razones personales" tras sus "desencuentros" con el Ministerio de Justicia en defensa de la independencia de la actuación de la Fiscalía, que ha mantenido durante su mandato en casos de máxima trascendencia política.

Precisamente su sucesora, Consuelo Madrigal, comparecerá el jueves día 8 ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados para recibir el visto bueno de las Cortes a su nombramiento.

Comentarios