Trashorras, el minero que facilitó los explosivos del 11-M, pide la eutanasia

El avilesino, condenado a más de 34.000 años, denuncia la "falta de tratamiento médico y psicológico" en la prisión
El exminero asturiano José Emilio Suárez Trashorras. EFE
photo_camera El exminero asturiano José Emilio Suárez Trashorras. EFE

José Emilio Suárez Trashorras, el exminero condenado en los atentados del 11-M por haber sido el facilitador de los explosivos empleados, ha solicitado este viernes en prisión acogerse a la ley de eutanasia como protesta por "la falta de tratamiento médico y psicológico" que recibe en el Centro Penitenciario de Asturias. 

Según ha informado El Comercio, el avilesino de 47 años ha argumento en su solicitud de "morir dignamente" también su larga pena de prisión, condenado a más de 34.000 años -de los que al menos deberá cumplir 40- por actuar como cooperador del atentado. 

La Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo, en vigor desde el 25 de junio de 2021, solo permite dar esta prestación a las personas mayores de edad "con un sufrimiento intolerable a causa de una enfermedad en fase terminal, o por una enfermedad irreversible con limitaciones en su autonomía física podrán pedir una eutanasia a su médico". 

Este gesto de Suárez Trashorras, según el citado periódico, es "una manera de protestar" porque no recibe "la debida atención médica ni psicológica pese a que padece una enfermedad mental diagnosticada". Como médico de la prestación, Suárez Trashorras refiere al psiquiatra Julio Bobes, quien le ha atendido en numerosas ocasiones. 

Desde prisión, Trashorras ha formulado "decenas de instancias solicitando" permisos carcelarios y otros beneficios pero no le han sido concedidos. 

Algunas de las razones que argumenta el Ministerio del Interior, para rechazar sus reclamaciones, según han destacado, son "la gravedad y repercusión" de los hechos protagonizados por él y la necesidad de evitar la revictimización de las personas dañadas por su actuación delictiva.