Trece detenidos por compra de votos en un municipio murciano, entre ellos la candidata del PSOE

Los arrestados han quedado en libertad con medidas cautelares
Un operario transporta urnas en los preparativos de las elecciones de este domingo. QUIQUE GARCÍA (Efe)
photo_camera Un operario transporta urnas en los preparativos de las elecciones de este domingo. QUIQUE GARCÍA (Efe)

Las últimas 48 horas de la campaña del 28-M han quedado enfangadas ante la lluvia de denuncias por la compra de votos en diferentes puntos del territorio, donde a la presunta trama de Melilla y Mojácar se han sumado trece detenciones en Albudeite (Murcia) y denuncias en La Gomera, Zamora, Almería, Murcia, Huelva y Alicante.

En Albudeite (Murcia), una nueva operación por presunta compra de votos en las elecciones municipales ha llevado a 13 arrestos, entre ellos la candidata a la alcaldía por el PSOE, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil. 

Además de la candidata del PSOE a la Alcaldía, Isabel Peñalver, en la operación por presunta compra de votos por correo a cambio de dinero también ha sido detenido el número 19 en las listas de los socialistas, Héctor Antonio Martínez. 

Los 13 detenidos y dos investigados en Albudeite, una población de 1.300 habitantes, han quedado en libertad con medidas cautelares tras pasar a disposición judicial por su relación con una presunta trama por compra de votos similar a la desarrollada en Mojácar (Almería), en este caso también con dos candidatos del PSOE arrestados. Estas operaciones se suman a la desarrollada en Melilla, que dejó diez detenidos, entre ellos un consejero de Coalición por Melilla (CPM) implicado en la presunta compra de votos.

El PSOE de la Región de Murcia ha apuntado que, de confirmarse el presunto delito por compra de votos por parte de su candidata procederá a expulsarla de forma "inmediata" del partido y a cesarla de todos los cargos que ocupe. En un comunicado, el partido ha manifestado su deseo de "dejar claro" que no pasará por alto "ningún tipo de falta de ejemplaridad" en la organización. "No nos tiembla el pulso ante cualquier práctica ilegal o fuera de ética", ha indicado. 

Los socialistas esperan que "estos hechos intolerables que están afectando a diferentes organizaciones de nuestro país no sean instrumentalizados por ninguna formación", porque de ser así, "la única perjudicada realmente sería la democracia".