Tumban el uso del gallego en el Congreso y quitan la palabra a Rego

El PSOE, PP, Vox y Ciudadanos rechazan la utilización generalizada de las lenguas cooficiales en la Cámara baja
El diputado del BNG Néstor Rego durante su intervención en el plano del Congreso. EFE
photo_camera El diputado del BNG Néstor Rego durante su intervención en el plano del Congreso. EFE

El Congreso rechazará una proposición de reforma del reglamento de la Cámara baja, defendida por Podemos y los grupos nacionalistas, para que se permita el uso de las lenguas cooficiales en los plenos y demás órganos de la Cámara baja. PSOE, PP, Vox y Cs se unirán este miércoles para votar 'no'.

El vicepresidente de la Mesa del Congreso, el socialista Alfonso Rodríguez de Celis, retiró la palabra al diputado del BNG, Néstor Rego, por emplear el gallego, y también a otros nacionalistas. "Nunca fue la nuestra lengua de imposición", ha dicho Rego en castellano, parafraseando a Juan Carlos I, al que se ha referido, ya en gallego como "o borbón corrupto e fugado". Tras la tercera llamada al orden, abandonó la tribuna sin protestar. 

El PSOE, el PP, Vox y Ciudadanos han rechazado tramitar una reforma del Reglamento del Congreso para permitir un uso generalizado de las lenguas cooficiales en la Cámara de manera que el catalán, el gallego y el euskera se puedan utilizar tanto en el Pleno como en las comisiones, con la correspondiente traducción simultánea, y que se puedan registrar iniciativas redactadas en esas lenguas. Para la defensa de la iniciativa los aliados parlamentarios del Gobierno y el socio minoritario del Ejecutivo de coalición han utilizado no sólo el catalán, el euskera y el gallego, sino también el asturiano, el aragonés y el valenciano, forzando así al socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, quien presidía la sesión en ausencia de la presidenta, Meritxell Batet, ha llamarles reiteradamente la atención. 

En contra de la admisión a trámite se han escuchado argumentos económicos, como los de Juan José Aizcorbe, de Vox, que ha aludido al "dispendio" que supondría la traducción simultánea. También críticas a la no aplicación de la sentencia que obliga a ofertar al menos del 25% de la enseñanza pública en castellano en Cataluña, que han llegado por boca del diputado de Ciudadanos y del miembro Grupo Mixto, expulsado de UPN Carlos García Adanero. 

Además, el 'popular' Miguel Ángel Jerez, y Espejo Saavedra, han apelado a la no discriminación de las personas que no hablan español, gallego o euskera y a las que también representan como miembros del Congreso, y a los que, han dicho, encima pretenden "hacer pagar las traducciones". "No cuenten con nosotros para hacer de este un Congreso en versión original con subtítulos en castellano ni para balcanizar el orden parlamentario", ha dicho Jerez.

ANTE LA PRENSA, EN CASTELLANO. De su lado, el socialista gallego Guillermo Meijón, ha rechazado que se utilicen las lenguas como arma política, ha destacado que todos los avances en materia lingüística han llevado la firma del PSOE y que incluso se han abierto a reformar el Reglamento del Senado para ampliar allí el uso del catalán, el gallego y el euskera, pero ha considerado equilibrado el método que se aplica ahora en el Congreso. 

Tras el debate, representantes de todos los partidos que han apoyado la toma en consideración han leído, en castellano, una manifiesto en el patio del Congreso en el que dejan claro que se reservan el derecho de volver a usar sus respectivas lenguas cooficiales en el hemiciclo para mantener vivo este debate.